GurusBlog

Acuerdo Repsol con Argentina: Malo para todos bueno para nadie

Parece que hemos escrito un nuevo culebrón en el episodio de la expropición de YPF por parte del Gobierno Argentino. En este punto de la película sólo podemos afirmar una cosa, la idea de la expropición ha sido mala para las dos partes y nadie sale beneficiado.

Kicillof

Empecemos por los argentinos. En plena euforia en el momento de la expropiación el flamante nuevo ministro de economía Axel Kicillof llegó a afirmar:

[quote]Kicillof dice que Argentina no debe pagar un centavo a Repsol por la expropiación[/quote]

Kicillof fue la mente que estuvo detrás de la expropiación de YPF a Repsol, su calculadora indicaba que YPF valía cero y por lo tanto no había que pagar indemnización. Ahora como ministro de Economía el mismo Kicillof es el que acaba de cerrar el acuerdo con Repsol. Contando intereses, la broma de la expropiación les puede costar a los Argentinos por cerca de 9.000 millones de dólares.

Con el Banco Central agotando sus reservas en dólares, el Gobierno Argentino va a necesitar igualmente el apoyo de empresas extranjeras para poder invertir y sacar adelante los yacimientos de YPF, de momento parece Chevron (la petrolera norteamericana) va a ser el nuevo socio de YPF. A por cierto en los 9 primeros meses del 2013, el flujo de caja libre de YPF (flujo de caja operativo – flujo de caja de inversiones) ha sido negativo en unos dos mil millones de dólares.

antonio brufau

Continuemos con Repsol: Cuanto te expropian el principal activo de tu compañía, quizás es que algo como Presidente de la compañía has hecho mal. Esta es una de las principales funciones de un presidente de una multinacional, marcar la estrategia (que con Brufau al frente de la Repsol durante muchos años ha sido errática) y mantener buenas relaciones con todos los stakeholders de la compañía. Las relaciones de Antonio Brufau con el Gobierno Argentino han sido un desastre. Después de perder YPF, el principal activo de Repsol lo normal es que Brufau hubiese sido cesado. No ha sido así. Repsol ha perdido YPF y a cambio del petróleo se queda con una serie de papelitos en su balance, una cartera de  bonos del Gobierno Argentino que ningún inversor quisiera tener cerrando un acuerdo complejo.

El acuerdo estipula que el Gobierno argentino entregará a Repsol títulos de deuda pública en dólares, cuya composición es la siguiente:

1) Un paquete fijo, por un valor nominal de 5.000 millones de dólares, compuesto por:

Bonar X: 500 millones de dólares

Discount 33: 1.250 millones de dólares

Bonar 2024: 3.250 millones de dólares

2)Un paquete complementario, por un importe máximo de 1.000 millones de dólares, compuesto por:

Boden 2015: 400 millones de dólares.

Bonar X: 300 millones de dólares.

Bonar 2024: 300 millones de dólares.

La entrega de este segundo paquete de bonos se ajustará de manera que el valor de mercado de todos los bonos argentinos entregados a Repsol ascienda, al menos, a 4.670 millones de dólares, con un máximo de 6.000 millones de dólares de valor nominal. El valor de mercado se calculará tomando como referencia las cotizaciones recibidas de entidades financieras internacionales. El orden de entrega de los bonos complementarios será el antes citado, de manera que Repsol recibiría primero los bonos de vencimiento más próximo, hasta los límites indicados para cada uno de ellos.

El cierre de la transacción se producirá con la entrega de los bonos a favor de Repsol con plenas garantías de su depósito en una entidad internacional de compensación y liquidación de valores financieros.

Repsol, libremente, puede decidir enajenar dichos bonos. Si de esta enajenación se obtuviera un importe superior a los 5.000 millones de dólares (descontados gastos e intereses), el exceso se devolvería a la República Argentina.

Garantías

Los títulos públicos, se entregan a Repsol “pro solvendo” es decir la deuda de la República Argentina frente a Repsol se dará por saldada con el cobro total de la misma, ya sea con la enajenación de los bonos o con el cobro regular de la deuda a sus respectivos vencimientos. Como garantía adicional, la República Argentina reconoce que en caso de reestructuración, o de incumplimiento del pago de los títulos, Repsol tiene derecho a acelerar la deuda, y reclamar en arbitraje internacional sujeto a UNCITRAL (Reglamento de Arbitraje de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional) las cantidades pendientes de pago hasta alcanzar los 5.000 millones de dólares

El acuerdo de compensación estará protegido por el Acuerdo de Promoción y Protección de Inversiones entre España y Argentina.(Si supongo que también lo estaba la inversión en YPF).

Es decir a día de hoy lo único que tiene Repsol es un reconocimiento de deuda, y unos papelitos que en los que pone… pagaré… pero que os puedo decir, viendo como las Reservas en dólares en el Banco Central Argentino van mermando cada día la probabilidad de impago de los papelitos entregados a Repsol son altas. Y ya se sabe en caso de impago, vuelta a empezar la negociaciones. No es muy buena idea aceptar papelitos de un cuasi insolvente. Cuando alguién te ha timado ya una vez, con la entrega de papelitos lo normal es que te acabe timando una segunda.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    Nadie sale ganando? Es una visión de miope. Saludos


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies