Vaya forma de empezar la semana, la verdad es que en pocos días estamos asistiendo a uno de los mayores redimensionamientos de la banca de inversión desde el gran crack del 29. En un fin de semana hemos visto como desaparecían del mapa dos de los bancos de inversión más reputados del mundo, Lehman Brothers y Merril Lynch (incluso esta última se comentaba que durante el fin de semana era de los candidatos a acudir al rescate de Lehman y han acabado entregando su compañía a Bank of America).

De los 5  grandes bancos  de inversión que existían hace un año, sólo quedan dos, Goldman Sachs y Morgan Stanley.

No quiero ni pensar la escena de las reuniones de este fin de semana entre Henry Paulson (Secretario del Tesoro) y varias firmas financieras para salvar Lehman:

Paulson: Bueno a ver quien me hecha una mano para rescatar a Lehman Brothers….. A ver los de Merril a vosotros es una adquisición que os encaja a las mil maravillas.

Responsable de Merril: …ejem ejem, bueno es que nosotros hemos vendido a la reunión para aprovechar y deciros que también estamos en quiebra a ver si alguien nos puede dar una mano y nos compran antes de que os gastéis el dinero salvando a Lehman.

Pero buen, vayamos al tema del post…. AIG, principal grupo asegurador norteamericano, con activos por más de 1 billón (billon a la europea) de dólares. El viernes se desplomaba cerca de un 30% en bolsa, hoy en la parte que cotiza en la bolsa alemana se desploma otro 30%.  Ha solicitado a la FED que le conceda un préstamo de 40 mil millones de dólares. De momento parece que la aseguradora ha puesto a la venta varias unidades de negocios con el objetivo de levantar cash y a entablado conversaciones con varias firmas de private equity (JC Flowers y KKR) para que inyecten capital o compren la compañía.

Por cierto la quiebra de Lehman, tiene cierto paralelismo con la quiebra en 1990 de Drexel Burnham Lambert Inc, el banco de inversión del mítico Michael Milken que a medidados de los ochenta fue el rey de los bonos basura para financiar las adquisiciones de empresas. Sin embargo parece que la situación actual es un mix entre la de finales de los ochenta y el crack del 29, tenemos un poco de las dos crisis. Por cierto, “Al Loro” con el impacto que pueda tener el cierre de Lehman sobre otras entidades.

Por cierto dos apuntes rápidos. ¿Habéis notado que a pesar de nadar en cash Warren Buffet no ha aparecido al rescate de ninguna entidad? y reflexión para el medio plazo… en el caso de que Goldman Sachs y Morgan Stanley sobrevivan a la quema no puede ser mala opción pensar en comprar acciones de estas compañías…. no a todo el mundo en un mercado en el que existen 5 competidores te desaparecen 3 en menos de 1 año….. pero bueno esta es una opción para darle vueltas de aquí unos meses.

  1. Por lo visto un verdadero tsunami barre con las bolsas a nivel mundial, alguien sabe si esta crisis tiene paralelismos con el crack del 29? porque digo yo que si Lehman, un banco que soporto dicho crack y varias gruerras no aguanta esta crisis crediticia entonces quiere decir que esta es la madre de todas las crisis. La tristemente célebre “tormenta perfecta”.

  2. En nuestra modesta opinión esto es muy superior al crack de 1.929, ya que ataca a la base del crecimiento económico, que es el crédito, o la capacidad para devolver las cantidades prestadas.
    El crédito es el acelerante, el engrasante y el combustible de la economía. Sin el crédito la economía se contraería hasta estratos casi decimonónicos, cuando el capitalismo se encontraba en sus albores.
    En la actualidad se ha extendido el SIFA (Síndrome de Inmunodeficiencia Financiera Adquirida – AIFS) y este virus económico está liquidando organismos financieros gigantescos, sin posibilidad de tratamiento. Casi todas las estructuras empresariales están contagiadas en mayor o menor grado, y toca descubrir tratamientos eficaces con urgencia. Gracias.

  3. Warren Buffet es el hombre tranquilo. Está esperando a que llegue el suelo de la crisis para comprar a precio de saldo. Un suelo que todavía se observa muy lejano.

  4. no fiarse de las buenas palabas que dan,a la hora de tener que pagar al asegurado todo son pegas y al final no te pagan lo digo por propia experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.