Ofrecido por

GurusBlog

Algo va terriblemente mal en la Unión Europea

Union europea

Cuando la regulación para vender coles en la Unión Europea llega casi a las 27 mil palabras creo que una señal más que evidente que intentar hacer negocios en esa zona económica es todo menos fácil. Poco a poco parece que los Europeos estamos creando un monstruo, lento, gordo, poco flexible y tremendamente burocrático, que ya va por los 750 euro parlamentarios, más de 55 mil euro funcionarios, que nos cuesta €293 euros a cada ciudadano europeo y que en 2013 tenía un presupuesto de €150 mil millones y acabó con un déficit de €40 mil millones (ríete del déficit de España) mientras exige buena gestión y austeridad a los países de la periferia europea. Todo un festival del despilfarro. Estamos sin lugar a dudas ante la élite de la élite, un organismo que ya tiene vida propia totalmente fuera de control.

Nota: La cifra de 26.911 palabras para la regulación de las coles no es correcta y tiene bastante de hoax. Revisando la legislación de la UE que hemos encontrado sobre el tema, la de coles que también incluye coles de Bruselas y espinacas tiene unas 5.000 palabras. La regulación para todos los vegetales, sin contar enmiendas, estaría sobre unas 36 mil palabras.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

7 comentarios

  1.    Responder

    Me gustaría conocer cuál es la comparativa / tasa de encuadramiento de personal español en las instituciones de la UE (número de funcionarios o similar por países miembros). ¿Hay mucha desproporción?, ¿Se está haciendo algo para corregirla? o les toca a nuestros hijos ser los camareros en Alicante y aledaños de estos medios ricos.

  2.    Responder

    Enlace a la regulación de coles? No me acabo de creer esa cifra.

    Sobre la Unión Europea, el gran problema no es la “vida propia” de la Unión Europea, de hecho esa vida propia suele producir cosas buenas como por ejemplo el Reglamento sobre Procedimientos de Insolvencia, que con todos sus defectos, es un avance en dirección a una mayor eficiencia, mejor desde luego que no tener nada.

    El problema es el provincianismo nacional, el no reconocer que como estados individuales los europeos estamos condenados a ser una mierdecilla geopolítica y que solo una integración incondicional nos permitirá mantener un mínimo de relevancia geopolítica. Y para eso todos tendremos que renunciar a diferentes elementos de nuestra organizión social, económica y a la parte asociada de nuestra traducción jurídica.

    1.    Responder

      jetkom tienes razón ahora mirándolo bien tiene algo de hoax, la regulación sobre coles que también incluye coles de bruselas y espinacas tiene mas o menos unas 5.000 palabras, que no está mal tampoco.

      http://www.fao.org/ag/agn/fv/files/332_CONSOLCABBAGEENGLISH.PDF

      1.    Responder

        Echándole un vistazo por encima… es una regulación muy sencillita además. Que la col tiene que estar: “Intact, fresh in appearance, clean, practically free of any visible foreign matter, not frozen, free of insects and/or other parasites, free of abnormal external moisture, free of foreignsmell and/or taste.” Es casi de sentido común… mi abuela esto ya lo sabía mucho antes de existir la Unión Europea. Como estudiante de derecho, desapruebo totalmente esta forma de legislar, poco material para ganarme la vida en un futuro veo aquí.

        Por cierto, la directiva sobre Gestores de fondos de inversión alternativos sí que tiene cierto volúmen: 60 000 palabras. Pero ojo, su transposición alemana: 121 000!

        1.    Responder

          Y además hay que tener en cuenta que las palabras alemanas serán muuucho más largas

  3.    Responder

    Aquí diciendo que debemos reducir políticos y burocracia, mientra que se crea en bruselas, ¡¡Pues que bien!!


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR