Según publican en Invertia, en el 2004 el patrimonio gestionado por las gestoras de fondos de inversión ascendió a los 219.730 millones de euros. La ganancia patrimonial de los inversores ascendió a 9.769 millones de euro ( un rendimiento del 4,45% ) y las comisiones cobradas totalizaron cerca de 2.449 millones de euros, lo que dejo el rendimiento después de la mordida en el 3,3%.

Sin querer entrar en cuestionar las rentabilidades obtenidas ( en gran parte dependen de la preferencia de los inversores por la renta fija y productos grantizados… bueno preferencia o asesoramiento dirigido, sobretodo en el caso de los garantizados). Parece a todas luces excesivo que cerca del 25% del teórico valor añadido que aportas a un cliente te lo lleve la compañía. Y dijo teérico valor añadido, ya que el valor añadido real, sería aquel que permitiera obtener al inversor un rendimiento superior al del mercado, en el caso de que este decidiese invertir en un índice y permanecer pasivo a su evolución. Parece que las condiciones del sector, reúnen las características necesarias para que un nuevo entrante lo dinamite, ( falta de transparencia, tarifas altas, y poca predisposición al cambio) ya que mi experiencia me indica que realmente hay pocos clientes satisfechos en la forma en la que se están llevando su patrimonios.

Sin querer ser muy ambicioso, igual sería muy interesante la aparición definitiva de un asesor patrimonial individual, alguién parecido al medico de cabecera, que asesorará a los clientes en que productos colocar sus ahorros de forma realmente independiente. Para ello, este asesor no debería cobrar ningún tipo de comisión de las entidades financieras y agencias de valores para colocar sus productos. Simplemente cobraría una tarifa de 30, 60 0 90 euros por asesorar y recomendar a un cliente los vehículos de inversón más adecuados para él y obviamente en ningún momento “tocaría” el dinero del cliente.

Por ejemplo tenemos al Sr.Azul, que en su entidad bancaria le han recomendado que coloque 200.000 en un producto garantizado, que le dará un 2,2% anual al cabo de dos años ( con una comisión de gestión del 0,65% y otra del 2% por reembolso anticipado. Antes de poner el dinero en el fondo propuesto, el Sr.Azul va a visitar al asesor personal, paga los 30 o 60 euros de la visita, pero el asesor le comenta que quizás sería más interesante comprar un bono del tesoro, que le dará la misma rentabilidad pero sin las comisiones en cuestión. Ahorro para el SR.Azul, cerca de 2.600 euros, menos los 30 o 60 pagados al asesor. Podría ser un buen comienzo, para empezar a poner la industria en su sitio.

  1. Pero lo más triste es cuando llega el tío IRPF con la rebajas. Entonces esa mísera rentabilidad si que no cubre ni la mitad de la inflación real. Y es que el billete de metro para ir a ver a tu asesor se cotiza a 1,10€ európolis. No desgravables por supuesto.

  2. Buen comentario…y eso que existe la percepción general de que los capitalistas que tienen algún dinerillo ahorrado, ganan un montón de dinero y a duras penas pueden evitar ser un poco más “pobres” cada año. Pues nada a subir los impuestos que al final los que lo pagan son la clase “media” con un 3,3% de rentabilidad.

  3. Mi opinión personal es que en los fondos que ofrece una entidad financiera mete los valores que no le interesan. Mejor que venderlos en el mercado, lo cual no debe ser muy beneficioso, le colocan esos marrones a unos incautos… Entonces esos valores chungos lógicamente tienen un comportamiento muy pobre y así le dan la justificación al cliente: vaya, “ha habido mala suerte”. Mientras, ellos se quedan con las joyitas y qué casualidad que en esas joyitas no hay “mala suerte”…
    Le comenté a un amigo que había un juego en el que diversas entidades escogían unos valores y competían a ver quien obtenía una mayor rentabilidad en un año. Miró una entidad en concreto que era aquella a la que él le había contratado un fondo y se asombró la gran rentabilidad que había conseguido en el juego y que, sin embargo, su fondo había tenido muy muy malos resultados.

  4. Yo creo (vamos, sé) que los bancarios (=personal de oficina de entidades financieras) no es que engañen a nadie, es que no tienen ni puñetera idea. Les llegan instrucciones centralizadas de “hay que vender tantos fondos, o cuántas acciones de Perra”, con unas mínimas especificaciones de qué son el producto. Comienzan entonces a vender, con la presión de las campañas y los objetivos, a diestro y siniestro. No digo que no tengan culpa, pero si aplican su “ética profesional” (y no le venden un fondo de renta variable a una viejecita, por ejemplo), les cae una bronca del copón. Y luego, además, son los que tienen que dar la cara ante el cliente si el producto sale mal.

  5. Os debemos pedir mil disculpas…no se si es que es la llegada de la primavera, pero es que en nuestros respectivos trabajos estamos de M… hasta el cuello. La verdad es que nos da rábia porque en estos días han pasado varias cosas que nos llamaban la atención.

    Esperamos ir recuperando la normalidad en poco tiempo.

  6. Corsaria, a ver si poco a poco podemos ir recuperando un poco de ritmo…Últimamente estamos muy liados…y con bastantes novedades laborales, que aún hacen todo un poco más difícil…pero comentarios como el tuyo, nos animan a hacer el pequeño esfuerzo diario 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

¿Qué países europeos son los más arrogantes?

Interesante encuesta elaborada por el Pew Research Center survey  entre 56 mil personas…

Solución al conflicto en Cataluña. El Referéndum del referéndum

Tenemos una horquilla en las encuestas de entre el 41,7% y el 47% de los españoles a favor de que Cataluña celebre un referéndum de independencia.

Y el perdedor de las elecciones andaluzas es… Tezanos y su CIS

Tezanos daba una cómoda victoria a Susana Díaz con 47 escaños, repitiendo el resultado de 2015,  la realidad la ha dejado con 33 escaños. Trece escaños menos, una diferencia nunca vista.