Al estilo de un hit-parade musical Coattail Investors ha elaborado la lista de los mejores inversores del siglo XX:

1. Warren Buffet. Merecido primer lugar y seguramente con bastante diferencia para el oráculo de Omaha y que muy probablemente también ocuparí­a la primera posición en el ránking de filantropí­a. Si en 1964 hubieses invertido 10.000 dólares con el ahora tendrías más de 50 millones de dólares.

2. John Bogle. Fundador de los fondos de inversión Vanguard y padre de los fondos indexados.

3. Peter Lynch. Gestor del fondo Magellan de Fidelity, Lynch un auténtico camaleón de la gestión y todo un mito en Wall Street, batió con holgura durante 13 años consecutivos al í­ndice S&P500, incluso con el crack de 1987 de por medio, y pasó de gestionar, con igual maestrí­a, un fondo inversión que pasó de los 20 millones de dólares en sus inicios hasta los 14.000 millones de dólares cuando se retiró en el momento cumbre de su carrera.

4. Julian Robertson. Presidente de Tiger Management Corp, como gestor de un hedge fund convirtió 8 millones de dólares a principios de los años 80, en cerca de 8.000 millones a finales de los 90.

5. Michael Steinhardt. Gestor de hedge Funds y Fundador de Steinhardt Partners.

6. George Soros. Famoso por su acoso y derribo especulador contra la libra esterlina. Su principal mantra era que no era importante si te habí­as equivocado o acertado en tu decisión, sino cuanto dinero ganas en los aciertos y cuanto pierdes cuando fallas.

[tags] Warren Buffet, Peter Lynch, John Bogle, Julian Robertson, George Soros, Fidelity, Vanguard[/tags]
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Se inicia una debacle inmobiliaria global o solo estamos ante una pausa en el Boom?

Con los tipos de interés a niveles ridículamente bajos y los inversores…

¿Merece la pena mantener una inversión mejorable a cambio de seguir difiriendo las plusvalías acumuladas?

La respuesta simple y llana es NO. Y para argumentarlo os explicaremos a…