Ofrecido por

GurusBlog

A falta de eurobonos, Europa opta por el maquillaje

 maquillaje

Con todo apuntando a que Merkel volverá a gobernar en alemania y alejándose la posibilidad de que se emitan Eurobonos para colectivizar la deuda de los países de la eurozona, parece que nuestros amados líderes europeos han decidio tirar por el camino del medio. A falta de Eurobonos que mitigen los problemas de solvencia de los países de la perifería europa, nada mejor que una buena capa de maquillaje del grueso, para que el déficit no parezca tan feo.

La Unión Europea prepara un cambio en el método de cálculo del déficit que beneficia especialmente a España, ya que podría traducirse en una relajación del esfuerzo de ajuste exigido por Bruselas.

La modificación tendrá un “impacto positivo” para España.

La cuestión ha sido discutida esta semana a nivel técnico y será abordada de nuevo la semana que viene por el comité de política económica, que incluye a representantes de los 28. Si ningún Estado miembro presenta objeciones, se aprobaría, aunque el acuerdo final también puede retrasarse o someterse a los ministros en el Ecofin.

El cambio afecta a la forma de calcular el denominado ‘déficit estructural’, es decir, el desfase presupuestario de un país en condiciones neutras, sin tener en cuenta el impacto de la crisis económica.

La UE fija para cada Estado miembro unos objetivos de déficit nominal (en el caso de España, 6,5% para este año). Pero desde el principio de la crisis, a la hora de evaluar en el marco de un procedimiento por déficit excesivo si un país ha cumplido, presta especial atención al esfuerzo de corrección del déficit estructural.

El actual método de cálculo del Ejecutivo comunitario da como resultado que buena parte del déficit en los países en crisis como España se considera como estructural y no como cíclico. Ello se traduce en que se exige a estos Estados miembros un esfuerzo de ajuste mayor.

Así por ejemplo, con el método vigente, el nivel de paro estructural en España, incluso cuando la economía funciona a su máximo potencial, estaría en el 23%, según ha publicado el ‘Wall Street Journal’. La nueva metodología reducirá la estimación de paro estructural y con ella la de déficit estructural, lo que exigirá hacer menos esfuerzos de ajuste.

Si se aprueba la semana que viene, el nuevo método podría utilizarse ya, según la prensa europea, para las previsiones económicas de otoño de la Comisión, que se publicarán el 5 de noviembre. Estas previsiones servirán para evaluar si España y el resto de Estados miembros están cumpliendo el ajuste exigido por la UE para este año.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

2 comentarios

  1.    Responder

    Como de costumbre juegan con las palabras para alejar la realidad del conocimiento: Estructural: de la estructura. En este caso sería el deficit que genera la estructura del estado y el conjunto de prestaciones que este da. Es decir, excluyendo los intereses de la deuda (y suponiendo que esta se vaya renovando)
    También podríamos admitir los gastos derivados de una catástrofe o situación grave, puntual y, en principio, imprevista como un terremoto o una guerra.
    Pero excluir las prestaciones por desempleo, aumentadas por consecuencia de la crisis (que entiendo que es a lo que se refieren) lleva a presuponer que esta es algo puntual y pasajero, como derivada de una situación catastrófica como las mencionadas. Como lo de “puntual y pasajero” es un brindis al sol, hemos de pensar que estamos ante un nuevo ejemplo de como nuestros dirigentes, incapaces de transformar la realidad, optan por transformar las palabras.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR