¿Por qué cae el precio del petróleo?

Sobre todo por una mayor oferta de EEUU hasta 4 millones de barriles diarios desde 2009. Aunque todavía están prohibidas la mayoría de las exportaciones de crudo, las importaciones estadounidenses han caído en picado, lo que contribuye a un exceso de oferta en los mercados mundiales. Y otros productores han decidido no tratar de frenar su producción.

¿Por qué?

La OPEP está dominada por los productores del Golfo, especialmente Arabia Saudita. Tienen enormes reservas para amortiguar el impacto de los precios bajos. También esperan que la crisis finalmente acabe con la producción de alto coste, estrechando el mercado de nuevo.

¿Tienen razón para pensar eso?

Probablemente no. El auge de la producción de esquisto de EEUU se basa en nuevas técnicas (fracking y perforación horizontal) y a diferencia del “gran petróleo” involucra a pequeñas empresas y pequeños proyectos. Estos son flexibles, lo que significa que van a responder rápidamente a cualquier subida de precios. Y son innovadores: las enormes ganancias de productividad aún están por llegar.

¿Qué pasa con los demás productores?

Nigeria y Venezuela se están perjudicando gravemente. Pero en la OPEP la solidaridad llega hasta cierto punto. Rusia intentó y no pudo conseguir el apoyo de la OPEP para una reducción de la producción, y ahora está aumentando gradualmente su producción, con la esperanza de proteger los ingresos petroleros.

¿Continuarán los precios bajos?

Eso parece. Parte de la producción de alto coste se está cerrando, pero una vez que se perforan pozos, por lo general tiene sentido mantener el bombeo, incluso con pérdidas. Es mejor hacer un poco de dinero que nada. Y la revolución de esquisto está en marcha.

¿Hasta dónde puede bajar el precio?

Mucho menos de 40 dólares aumentará considerablemente las quiebras, y la presión sobre la OPEP para reducir la producción. La energía barata también conduce a una mayor demanda.

¿Qué pasa después?

El debate sobre el levantamiento de la prohibición de EEUU a las exportaciones de crudo está creciendo. Los lobbies petroquímicos y siderúrgicos están luchando contra las grandes petroleras. El crudo nacional de EEUU (ligero y dulce) es inadecuado para las refinerías de la nación (configurado para la importación de petróleo agrio y pesado), pero generaría exportaciones lucrativas.

¿Quién se beneficia de los bajos precios?

Los ganadores superan necesariamente a los perdedores (imaginemos un mundo con energía gratis). Los consumidores tienen más dinero disponible; la industria goza de menores costes de energía, obtiene mayores ganancias, y paga más impuestos. Y es un buen momento para que las empresas con fuertes balances hagan adquisiciones.

¿Y quién sufre?

La reacción inmediata de la industria petrolera es exprimir los costes de su cadena de suministro. Así que los salarios y los márgenes están cayendo rápidamente. Las empresas altamente endeudadas están colapsando, con efectos en cadena sobre los inversores. Pero menores costes ayudan a la industria a adaptarse y a aumentar la eficiencia.

Vía The Economist

Gustavo Rivero

Linkedin.com/in/griverog

  1. Afirmas que; “Las empresas altamente endeudadas están colapsando, con efectos en cadena sobre los inversores” . ¿Por que esas pequeñas empresas, y esos inversores que están perdiendo hasta la camisa van a volver a invertir en un negocio tan peligroso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…