Ofrecido por

GurusBlog

Analizamos rentabilidad, riesgo y liquidez.¿Pero por qué pagar por prestar?

 

prestar

Está pregunta se la hacen muchas personas y no dejan de tener razón cuando dicen que ellos no prestan para perder capital. Mejor lo meten debajo del colchón o en una caja fuerte.

La explicación de que hay y se espera deflación y se puede obtener un rendimiento real positivo tampoco lo entiende un particular ya que obtendría aún más sin prestarlo.

Evidentemente este hecho sólo tiene sentido entre empresas financieras y muy especialmente en fondos de inversión de renta fija, planes de pensiones y en la propia banca que se ve obligada a comprar deuda pública.

Cuando uno decide realizar una inversión, tiene que analizar tres aspectos de la misma: su rentabilidad en términos reales, su liquidez y su riesgo de impago.

Evidentemente, cuando se compra deuda pública a tipos negativos es que se valoran los otros aspectos de la inversión(liquidez y riesgo de impago) o hay cuestiones legales que hay que tener en cuenta.
El caso es que la liquidez del propio dinero es mayor a la de la deuda pública, lo cual nos puede hacer pensar que el motivo de comprar deuda pública es la seguridad.

¿Es más segura la caja del Estado que nuestra propia caja fuerte o nuestro banco?
¿Estamos dispuestos a pagar por guardarnos el dinero?

Fíjense que he dicho que esta compra de deuda pública no es de particulares sino de empresas financieras, las cuales tienen que tener buenas medidas de seguridad.

La conclusión que podemos sacar es que se compra deuda a tipos nominales negativos por varios motivos:

-Posibilidad de especular revendiendo el título para conseguir una plusvalía: esto tiene sentido en títulos de deuda de más de un año y con tipos de rendimiento nominal actuales positivos. Ejemplo bonos a 10 años.
Si se espera que sigan cayendo los tipos de interés, hay posibilidad de conseguir un plusvalía vendiendo en el mercado secundario en un futuro próximo a un precio mayor al que compramos.

-Existencia de una obligación legal que nos obligue a comprar deuda pública: muchos fondos de inversión y planes de pensiones tienen reglada su política de inversión, lo cual les hace compradores automáticos de deuda pública a precio de mercado.
Si tenemos en cuenta que el BCE cobra un 0,2% por aceptar depósitos y a pesar de todo se deposita dinero, no es de extrañar que los bancos lo puedan prestar al Estado a cambio de un interés negativo de un 0,1% a vencimiento si además tienen la posibilidad de obtener una plusvalía si lo vende en el mercado secundario antes de que espire su vida. Pero si además a la banca para pedir prestado al BCE la exigen garantías que las puede cubrir con la propia deuda pública, entonces podemos entender que exista una demanda importante de deuda pública incluso a tipos de rendimiento nominal negativo.

Conclusión: no es racional prestar a tipos de interés nominales negativos si no existe la posibilidad de obtener una ganancia extra vía plusvalía vendiendo el título ante que espire su vida, o si no existe costes por depositar en el BCE, o si la propia deuda pública no fuese aceptada como garantía para pedir prestado al BCE, o si no existiesen políticas de inversión en fondos de inversión y planes de pensiones que obligan a comprar deuda pública de forma casi automática.
La razón de la existencia de deuda pública que rinda a tipos nominales negativos tampoco es la deflación actual ni la expectativa de deflación futura.

La razón de que se dé esta paradoja es la legislación financiera.

No piensen que el Estado ha alcanzado una solvencia máxima.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

2 comentarios

  1.    Responder

    Muy interesante! Me preguntaba eso mismo ayer con la noticia de los bonos alemanes. Gracias!

  2.    Responder

    ¿Tienen los bancos realmente la opción de meter el dinero en su “caja fuerte”? Lo digo porque hay comentaristas que dicen que la compra de bonos es la única salida que tienen para su liquidez, si no quieren conceder préstamos, y el BCE les cobra por los depósitos. Sería razonable que los bancos tuvieran limitada la liquidez que pueden tener…


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR