fusión antena 3 la sexta paralizada

fusión antena 3 la sexta paralizada

Una de las mayores operaciones en el panorama audiovisual de nuestro país parece que se ha paralizado, de momento, debido a la baja fiabilidad de las previsiones publicitarias para este año.

Aunque los meses de enero y febrero de 2010 la publicidad en ambas cadenas, ha mejorado más de lo esperado (-4%/0% en Antena Tres/ La Sexta, respectivamente vs. consenso año: -4/-5%), la cadena veinteañera cree que es pronto aún para dar una estimación fiable para todo el año, aunque esperan, al menos, comportarse en línea con el mercado (en 2009 mejoraron).

El consumo de  televisión, generalista, ha crecido y aunque el impacto de eliminar publicidad de TVE ha sido positivo en precios no lo ha sido en la audiencia para Antena. Los ingresos por publicidad muestran un claro +11% por cambios en el mix de sus GRPs, ahora bien, la audiencia en Enero en favor de TVE, por eliminar sus anuncios, y no ha mejorado en febrero (problemas en la franja de la tarde); lo que indica que esa subida podría verse compensada con la pérdida de cuota de pantalla.

Todo esto, entre otras cosas, podría ser lo que al parecer fomenta que la fusión con La Sexta se aleja.

Cada vez más, Antena 3, parece estar lejos de un acuerdo de fusión con La Sexta, pero sí podría pactar la venta conjunta de publicidad (tal como han hecho con Veo TV). Algo que parece insuciente para competir con los ya fusionados Cuatro + Telecinco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

No hay segunda oportunidad para la primera impresión

Gustavo Rivero. El título del presente artículo es una célebre frase de…

Quien te enfada te domina

Cuando tratamos de entender a alguien que no conocemos bien, el cerebro nos engaña para que asumamos que esta persona se comportará como otras previamente