El parlamento catalán ha aprobado hoy la nueva ley de horarios comerciales.

“..La normativa catalana, que entrará en vigor el 1 de enero de 2005, establece un máximo de 12 horas diarias de apertura y un total semanal en día laborable de 72 horas. Limita la apertura en domingo o festivo a un máximo de 8 anuales (antes eran 12) y fija el cierre obligatorio de todos los establecimientos comerciales entre las 22.00 y las 7.00 horas.

La principal novedad es la excepción al horario general para las tiendas de alimentación de “formato autoservicio”, término que designa implí­citamente aquellos locales de menos de 120 metros cuadrados, para los que, sin embargo, la apertura en domingo y festivo se limita a entre las 7.00 y las 15.00 horas…” Fuente: Europa Press

Parece que los polí­ticos de Catalunya siguen empeñados en dar apoyo y proteger a los pequeños comerciantes, en detrimento de la mayorí­a de los consumidores, restringiendo la libre competencia y la libertad de horarios. Da igual que esta medida nos reduzca las posibilidades de elección de todos los consumidores. No se preocupen, Papá Gobierno, tiene la gentileza de indicarnos cuales son las horas correctas para ir de compras….lástima que a veces colisionen ligeramente con nuestros horarios de trabajo. Igual lo hacen para fomentar el uso de internet y las compras virtuales, aunque mucho me temo que cuando esta opción empiece a tener éxito igual también limitaran el horario de uso de Internet, y es que habrá que proteger al pequeño comercio que no tiene capacidad para vender por este nuevo canal.

No entiendo estas acciones legislativas que limitan la libre competencia, la libertad de elección y protege un modelo de negocio limitando lo que deberí­a ser su principal ventaja frente a las grandes superficies, el servicio y la atención al cliente, la proximidad y la flexibilidad para detectar y satisfacer con rapidez los gustos y necesidades de los consumidores, puntos que el pequeño comercio puede adaptar mucho más rápidamente que las grandes superficies.

Obviamente el pequeño comercio como lo entendí­amos, o lo entienden, es un modelo en crisis. Sin embargo, existen numerosos ejemplos de pequeños comercios que se están adaptando con éxito a los nuevos tiempos, y no pretenden competir esperando que los clientes acudan a su tienda porque no tienen ninguna otra opción. Por ejemplo, en ningún caso comprarí­a en una gran superficie los productos que encuentro en la charcuterí­a de al lado de mi casa…. no me importa pagar más, porque la calidad y variedad de su productos , el trato personalizado, su simpatí­a y la flexibilidad de horarios que me ofrecen no lo puede superar ninguna gran superficie.

Mientras tanto, en Catalunya ,desde hace ya bastantes años seguimos teniendo unos niveles de inflación superiores al resto de España – ¿Será por la menor competencia?-. Lo peor de todo es que estas medidas al final no creo que solucionen nada. Sólo permiten dar una especie de bonus o tiempo extra a los pequeños comercios que no ofrecen una propuesta de valor a sus clientes. Igual veremos medidas más drásticas en un futuro próximo. Yo les sugiero, que puestos a legislar, podrí­an limitar las compras que hagamos en un radio de 500 metros alrededor de nuestras casas. – Además es una medida muy ecolgica ya que limitarí­a transportes innecesarios -. …¡Quizás mejor que no les de ideas!

  1. Gurús, no veas que proclama neoliberal te ha salido del alma. Tienes gran parte de razón que no te niego, pero no todo es tan claro, ni olvides la otra parte de la balanza, y tal vez yo que vengo de padres comerciantes, con tienda propia, te podría explicar muchas cosas, que tal vez tú por tus circunstancias familiares ni puedes ni sabrás entender. Me gusta este post, pues es muy difícil conseguir un equilibrio en este tema…

  2. Ay, Gurus !

    Cómo se te nota que sólo conoces el comercio desde la parte del escaparate que da a la calle !

    Cómo se te nota que crees que TU comodidad es lo único que debería importar en la sociedad.

    Cómo se te nota que tienes la suerte de tener una vida fàcil.

    Cómo se te nota que tus prismáticos tienen las lentes algo turbias.

    Por cierto. Hace unos años en mi zona, andando, podía solucionar la inmensa mayoría de necesidades comerciales y de servicios en general, ahora por nada tengo que coger el coche e ir a la gran superficie que se comió a los pequeños, con los comercios fueron desapareciendo muchos puestos de trabajo y con ellos los demás servicios empezaron a tener menos demanda, ahora es su turno, también van cerrando. Maravilloso ¿ No ?

    Eso sí, puedo ir a comprar a las 21,30. Que monada tan cara!

  3. Yo creo que todos tienen derecho a descansar. Incluidos los que trabajan los domingos y/o festivos en las grandes superficies. Lo que no puede ser es que para que algunos tengamos “derecho” a comprar cualquier dia a cualquier hora, otros no puedan hacerlo porque están trabajando. 😉

    ¿A quien le gusta trabajar cuando los demas descansan? A mi, personalmente no, y eso que lo tengo que hacer muchas veces.
    Y si es para comprar… anda que no hay dias ni horas para
    comprar. jeje.

  4. Como puse en mi anterior comentario, este es un tema de debate y que hiere sensibilidades. Antonio y Corsaria, como podéis ver en mi comentario de antes frente al del otro “Gurús”, yo si que he vivido lo que es estar al otro lado del escaparate. Y es muy duro, y además lo he vivido en una época de transición de mis padres, donde todos los cambios les han cogido ya en edad avanzada, que hace más difícil cualquier cambio. Está claro lo que decís de horarios y sobretodo en el pequeño comercio. Eso si, lo que me pone a mi personalmente muy nervioso, es que grandes empresas con recursos y muchos beneficios, como cajas y bancos, sólo abran por la mañana, cuando la mayoría de nosotros trabajamos, y ya no os digo nada de los funcionarios!!! Tela, tela, tela, para cualquier trámite, tienes que volverte loco y además perdiendo días de vacaciones, para que unos señores trabjaen de 8 a 14h. Esto si que no me parece bien…en este país hay dos velocidades, y privilegios o penurias laborales en función de donde trabajes: los que buscan su primer trabajo o son jóvenes puteados, los que trabajan en grandes empresas estabilizados y con sus buenos horarios, los que trabajan en el sector público como reyes, los de las pimes sufriendo, la economía sumergida e inmigrantes ni te digo, los pequeños comerciantes con más horas que un reloj, etc…

    Saludos

  5. Vamos a ver si aclaro un poquito el espíritu del post que he escrito sobre el tema, en el que simplemente queria exponer que no estoy de acuerdo con ciertas medidas proteccionistas , que considero que al final a largo plazo acaban perjudicando a lo que se pretende proteger. Por ejemplo, mi familia tiene un negocio familiar, desde los años 30. Sin embargo a partir de los años 90, las condiciones de mercado cambiaron sustancialmente y entre una situación competitiva mucho más agresiva y una gestión poco profesional nos quedamos totalmente fuera del mercado y dejaron al negocio en una situación bastante complicada. Francamente, considero que cualquier medida legislativa tomada para limitar la competencia en el sector nos hubiese dado un poco de vidilla, sin embargo considero que sólo hubiese servido para alargar nuestra agonia y perjudicar a los clientes, ya que hubiésemos seguido sin adaptarnos a las necesidades de los clientes. Os puedo asegurar que el empresario que os diga que ama la competencia, miente como un cosaco, el empresario adora que su competencia sea limitada, recibir ayudas estatales y conseguir obtener un cuasi monopolio, para poder vivir tranquilo y maximizar los beneficios. Y quien no.

    Ahora bien, si a la mayoría de la población no le importa sacrificar su libertad de elección y la posibilidad de ir a comprar a la hora que se quiera para que el pequeño comercio pueda descansar y defenderse de la gran superficie, lo acepto y no tengo ningún tipo de problema. Simplemente reflexionar que creo que se estará limitando fuertemente la adaptación del pequeño comercio a las necesidades de los consumidores. Por ejemplo, puede que algun comerciante emprendedor haya detectado que le conviene más abrir a las 12 del mediodia y cerrar a las 12 de la noche, porque sus clientes se lo demandan, sobretodo los que tenemos una vida “fácil” y acabamos de trabajar a las 10 de la noche, ahora con la nueva ley este potencial cliente del pequeño comercio no tendrá ninguna opción de poder ir de compras por mi barrio durante la semana, y le compense el coñazo de concentrar todas sus compras el sábado por la mañana en una gran superficie, o porque no realizar las compras por internet cuando llegue cansado a las 10 de la noche, ¿o esto también es ser egoista y tengo que ser solidario y destinar una parte de mis compras al pequeño comercio, aunque estén cerrados cuando quiera ir, aunque tengan menos a elegir productos que en una gran superficie, aunque tenga que hacer cola en 6 tiendas diferentes para comprar todo lo que me quiero comprar y aunque tenga que pagar los productos más caros que en la gran superficie….más que ser o no egoísta creo que es ser un poco masoquista.

    Pero no os preocupeís, hay unos 350.000 pequeños comercios en Catalunya, pero los 6 millones de consumidores restantes, no seremos egoístas, acudiremos alegres y contentos al pequeño comercio, felices de seguir viendo como nuestra inflación y el coste de nuestras vidas sigue aumentando indefinidamente por encima de la media española, mientras nos suben el sueldo según la evolución del IPC nacional. ( ….es que desde la entrada del Euro la vida está carisima… ¿y quién se ha aprovechado más del redondeo?). Viva las medidas proteccionistas de los modelos de negocio en declive…. SGAE, pequeño comercio, agricultores, Izar…etc… que acabamos pagando con la infinita solidaridad de nuestros impuestos, mientras nuestros gobiernos no son capaces de destinar ni el 0,7% del PIB al tercer mundo. Sin duda nuestros Izares, SGAE’s, o agricultores, lo necesitan mucho más que ese gente que vive ( malvive) ahí tan lejos en el tercer mundo. Además no nos organizan manifestaciones cortando las carreteras ni votan a nuestros políticos….bueno últimamente les esta dando por aparecerse por las costas en unas barquitas, ¿porqué será?

    ( Por cierto, no entiendo cómo alguién tiene la capacidad extrasensorial para interpretar sólo a través de lo que se escribe en un post que uno tiene una vida fácil. Yo no tengo esos poderes, pero vaya, me alegro estar transmitiendo esa sensación de alegria y desenfreno en mis posts.)Pues nada, quizás también es egosita el pensar que la mayor parte de del presupuesto de la Unión Europea se destine a subvencionar al 1% de nuestra población que trabaja en la agricultura, impidiendo que los países del tercer mundo puedan competir con nosotros en aquello en lo que realmente podrían ganarse la vida. Por eso me “encantan” las medidas proteccionistas, porque o estan muy bien pensadas y diseñadas o pueden resultar terriblemente perversas.

  6. Para mi el problema principal es que estas medidas no motivan ni incentivan al pequeño comercio. Esto perjudica la renovación del pequeño comercio,la innovación y creatividad en general.

  7. Bien, blc_glz, comparto plenamente tu observación, de hecho este es el núcleo central de mi crítica a la ley del comercio, que no sirve para arreglar el problema de fondo. Vaya una especie de cortina de humo.

  8. Por partes, a mi me parecería estupendo que se abriesen mas horas. Si, pero con una condición, que esas horas se pagasen consecuentemente al que las realiza. Esto es, si son en horario nocturno, plus de nocturnidad, si son en festivo el plus correspondiente. Pero ¿qué pequeño comerciante puede permitirse esos lujos? Pocos o ninguno. Lo tienen extremadamente difícil para contratar. Y cuando lo hacen es con sueldos miserables o en condiciones precarias (sin seguro y sin SS). ¿Quien sale perjudicado? Nosotros.

    Todas las medidas que se hacen para favorecer la competencia atacan a los mismos. Los pequeños comerciantes, porque o imponen el sistema chino (osease tiendas de 20 duros) donde curran muchísimas horas, incluidos domingos y consiguen productos baratisimos.

    La competencia favorece a los grandes superficios. Razones: economías de escala, subvenciones estatales, mayor poder de maniobra a la hora de contratar, mayor poder a la hora de exigir precios tirados a los proveedores, etc etc.

    El único resquicio que les falta a esas grandes superficies para reventar el mercado es poder abrir mas horas. Si logran eso, las tiendas pequeñas pueden ir cerrando, de hecho estan cerrando. En cuanto se abre una gran superficie, las tiendas que estan cerca tienen que cerrar.

    ¿Puede el pequeño comercio competir contra eso? No. Ni aunque abra las 24 horas. Esta claro que nunca podrá competir. Abrir mas horas es entrar en el juego de las grandes, y a mi modo de ver, en ese terreno nunca las pueden ganar. Las pueden ganar en especialización, calidad del servicio, etc. Pero en horas, complicado. A no ser que contrate empleados por sueldos muy bajos. Y un empleado con sueldo bajo es un empleado poco motivado, a la larga no es rentable.

    La libre competencia sería que se diesen las mismas facilidades a unas y a otras. Y eso, no se hace. Si yo tengo una tienda pequeña y contrato a alguien no recibo la misma subvencion que si quien lo hace es un cortingles. Es mas al cortingles le salen gratis los cursos de capacitación de sus empleados.

    Saludos. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

¿Qué países europeos son los más arrogantes?

Interesante encuesta elaborada por el Pew Research Center survey  entre 56 mil personas…

Solución al conflicto en Cataluña. El Referéndum del referéndum

Tenemos una horquilla en las encuestas de entre el 41,7% y el 47% de los españoles a favor de que Cataluña celebre un referéndum de independencia.

Y el perdedor de las elecciones andaluzas es… Tezanos y su CIS

Tezanos daba una cómoda victoria a Susana Díaz con 47 escaños, repitiendo el resultado de 2015,  la realidad la ha dejado con 33 escaños. Trece escaños menos, una diferencia nunca vista.