GurusBlog

Cuando las políticas del Gobierno dejan a los ciudadanos sin pan

pan argentina

La economía es sin duda una ciencia relativamente compleja, sobretodo, porque la toma de decisiones a corto plazo por parte de los gobiernos o entes centrales, suele acabar teniendo efectos contrarios a los buscados con las medidas tomadas a medio y largo plazo. Un buen ejemplo de ello lo tenemos en la Venezuela Bolivariana, un país que nada en petróleo pero que sin embargo tiene enormes dificultades en poder proveer  productos básicos como el papel higiénico a sus ciudadanos .

Otro país que parece que sigue irremediablemente el mismo camino es Argentina, en donde un bien básico e imprescindible en la mesa de todos los argentinos como es el pan, se está convirtiendo en un bien de lujo gracias a la intervención del Estado.

Argentina, era uno de los graneros del mundo, entre 1996 y 2005 venía produciendo de media cerca de 15 millones de toneladas de trigo al año. Las cosas empezaron a cambiar en 2006. Ese año, a alguien en el Gobierno  Argentino se le ocurrió la brillante idea de restringir las exportaciones de este cereal para garantizar la oferta interna del país. Hasta ese entonces de las 15 millones de toneladas, 9-10 millones se iban a la exportación y 5-6 millones se destinaban al consumo interno.

Resultado inmediato de la medida tomada por el gobierno al no poder vender los productores de trigo su producto al extranjero… sobre oferta de trigo en el mercado interno y caída en un 40% del precio del trigo. A corto plazo el Gobierno había conseguido su meta… trigo barato y abundante para todos los Argentinos. Pero como se suele decir, no era más que otra política populista del pan para hoy hambre para mañana.

Ante  el derrumbe del precio del trigo y la sobre oferta de trigo en el mercado, si no se querían arruinar los productores tenían que cambiar de producto, así que empezaron a cambiar su producción de trigo por la de otros cerales como la cebada (que no tenía limitadas las exportaciones) o la soja.

Resultado, en 7 años la producción de trigo en Argentina pasó de los 15 millones de toneladas a los 9 millones. Así que en pocos años, en un país que era uno de los graneros del mundo, la política intervencionista del Gobierno, logró que en Argentina el precio del tigo pasase a ser más caro que la soja o que el precio del mismo trigo llegue a costar el doble en Argentina de lo que cuesta en el mercado internacional.

Indirectamente, con su política de prohibir las exportaciones de trigo, el Gobierno Argentino estaba dando un potente incentivo para que los productores de este cereal reducieran su producción, bueno más bien les obligó a reducir la producción si no se querían arruinar y lo que a corto plazo permitió reducir el precio interno del trigo en Argentina beneficiando a todos los ciudadanos.

En realidad lo que se consiguió a medio plazo, es que entre 2006 y hoy el precio de la barra de pan pasara de unos US$0,80 al cambio de ese momento a los US$3,4, sin dejar de lado que se cargó a toda una industria que era un exportador de éxito para el país.

vía @luisbenguerel

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies