rating bancos españa

Así es como quedan el rating de la banca española tras la última rebaja de Standard & Poor’s. Lejos quedan ya los tiempos en los que supuestamente nuestra banca era la mejor y más sólida del mundo o nuestro país estaba en a Champions.

La última rebaja de rating deja al grueso de nuestra banca colocada en la posición de bono basura. Sólo Bancos Santander, Banesto, BBVA y CaixaBank se mantienen con algunos escalones de margen sobre la categoría de bono basura.

Para acabarlo de arreglar S&P mantiene en perspectiva negativaa las calificaciones de Santander y sus subsidiarias, BBVA, Popular, Sabadell, Kutxabank y Bankinter refleje la posibilidad de nuevas rebajas de rating si se percibe una creciente presión sobre la fortaleza financiera de los bancos en unas “débiles condiciones” de la economía española. En el caso de Santander y BBVA, la perspectiva ‘negativa’ también se debe a que esa es que ostenta la deuda soberana de España.

Preferentes, convertibles y otros bichos raros de capital híbrido

Si la rebaja anterior hace referencia al rating de la deuda senior de los bancos, más dura aún ha sido la rebaja de rating referida a varios instrumentos de capital híbrido emitida por la banca española, entre ellos preferentes, subordinadas o convertibles.

Según S&P el riesgo que ese tipo de instrumentos de financiación, colocados alegramente entre inversores, no paguen los dividendos o las remuneraciones acordadas se ha incrementado de forma considerable. S&P sólo deja en la categoría de grado de inversión las preferentes y subordinadas emitidas por Banco Santander y Banesto y atención porque mete en el saco de bono basura al resto de instrumentos de capital híbrido emitidos por el resto de entidades financieras españolas y que van del BB+ otorgado a BBVA y Caixabank al CCC- por los instrumentos de capital híbridos emitidos por BFA.

A todo esto supongo que no faltará el político que vuelva a cargar contra las agencias de rating como culpables de la situación de nuestra banca. Francamente, creo que están siendo bastante benevolentes. Y si alguna crítica se les puede hacer a las agencias de rating durante esta crisis es que sus calificaciones siempre han ido bastante por detrás en el tiempo a la realidad, y sino podemos ir repasando el rating que tenía Bankia, CAM, y un largo etc justo en el momento en el que fueron intervenidas por el Estado, en todos los casos tenían un rating muy superior al de la situación real en la que se encontraban.



		
  1. El problema de las agencias de rating es que se usan, junto con la publicidad de sus calificaciones cuando conviene, para influenciar la opinión y la realidad, de ahí que vayan retrasadas por ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…