Ofrecido por

GurusBlog

De Colombia a México: Las autodefensas y la Hidra.

autodefensas

Sin conocer de cerca la realidad que se vive actualmente en México, si empiezo a ver con preocupación en la noticias como grupos de civiles armados se constituyen en grupos de autodefensas para defenderse y luchar en Michoacán contra el cartel de los Caballeros Templarios que domina la región.

Vaya por delante, que entiendo y comparto que ante la ausencia de las fuerzas de seguridad del Estado los ciudadanos tienen derecho a defender sus posesiones y sus vidas, pero la situación que se está creando en México, donde en las imágenes se ve a civiles de las denominadas autodefensas equipados con armas automáticas, empieza a resultarme por desgracia demasiado familiar con la situación por la que atravesó Colombia hace dos décadas y en donde los grupos de autodefensas acabaron simplemente transformándose en una cabeza más de la misma Hidra.

Las AutoDefensas en Colombia:

Entre 1994 y 1997, ante la fuerte presión y violencia que ejercía la guerrilla en Colombia el Gobierno del País autorizó la creación de los grupos de auto defensa y vigilancia en aquellas zonas del país fuertemente golpeadas por la guerrilla y en donde el Estado casi no tenía presencia. Estos servicios especiales de seguridad privada fueron denominados Convivir. Esa era la versión “oficial” del movimiento de autodefensas que llegó a aglutinar más de 15 mil hombres armados repartidos por todo el país.

Sin embargo, en paralelo o incluso antes en Colombia las autodefensas fueron mutando a la velocidad del rayo.

El principal problema que enfrenta todo movimiento de autodefensa es el de la financiación. Mantener a 15 mil hombres con armas automáticas no es algo precisamente barato. A falta de Estado, la financiación de las autodefensas tiene que provenir de fuentes privadas, en Colombia básicamente, fueron empresarios, multinacionales y sobre todo narcotraficantes.

A medida que este ejército “ciudadano” privado va creciendo las necesidades de mantener un flujo de dinero constante aumentan en paralelo. Si tienes las armas, el control del un territorio y no existe una presencia fuerte del Estado, lo fácil es empezar a extender el cobro de cuotas de mantenimento de las autodefensas que pasan de ser voluntarias a ser obligatorias. Es decir el primer paso es la extorsión.

Además a medida que las autodefensas se van haciendo fuertes y va ganando territorios a los que son sus enemigos, ya sea guerrilla ya sean narcotraficantes, se dan cuenta que una vez conquistado el territorio de tu enemigo heredas los negocios que este tenía, básicamente el lucrativo negocio de la droga.

Igualmente, como empiezas a ser una fuerza de choque importante que goza de cierta “legitimidad” y el apoyo indirecto o directo de las autoridades, es fácil que tus tropas vayan siendo contratadas a golpe de millones por narcos que quieren deshacerse de otros narcos.

En Colombia, el grupo más terrible de las autodefensas las AUC, acabaron siendo una de las puntas de lanza para acabar vía guerra sucia con el denostado y temible  Pablo Escobar. Financiadas por el Cartel de Cali, apoyadas por las autoridades, las AUC se encargaron de luchas contra Pablo Escobar con las mismas armas que las del capo, es decir con terror y por lo criminal.

A medida que iban limpiando el territorio de enemigos, las AUC, emergieron como una nueva cabeza de la Hidra del terror y la violencia en Colombia. Cada vez más fuertes, cada vez más poderosas y cada vez con un mayor control sobre el negocio del trafico de drogas, las AUC pasaron de ser, si alguna vez realmente lo fueron, de un movimiento ciudadano de autodefensa, a ser una especie de franquicia del terror y el narcotráfico en Colombia.

No se cómo evolucionarán las autodefensas ciudadanas en México. Pero ver a teóricos civiles armados con armas automáticas francamente de un poco de mala espina. Un ciudadano normal no tiene una AK47 en casa. Alguien tiene que pagar y financiar este tipo de armamento, alguien tiene que pagar esos hombres. Y aunque sea un movimiento realmente cívico, una vez hayan conseguido destruir y hacerse con el territorio de los Caballeros Templarios no es difícil adivinar, queriendo o sin querer,  quien será el grupo que va a controlar al negocio de la droga en esa zona de México.

Demasiado dinero sobre la mesa, las autodefensas corren el peligro de lograr cortarle una cabeza a la Hidra, pero mientras el dinero del narcotráfico siga fluyendo corren el peligro de convertirse rápidamente ellos mismos en una de las cabezas más terroríficas de esa Hidra que es el negocio de la droga.

Por cierto, las autodefensas en Colombia se desmovilizaron en 2003, por aquel entonces contaban con unos 25 mil hombres, autores de algunas de las peores masacres del país. A pesar de la desmovilización y de que alguno de sus líderes han acabado pudriéndose en alguna prisión de EEUU, lo cierto es que la hidra siguió mutando de cabeza. Al final todo se reduce a controlar un territorio, y los que estaban en manos de las autodefensas mutaron para acabar en manos de lo que ahora se denominan Bacrim o Bandas Criminales.

 



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

4 comentarios

  1.    Responder

    el “ejercicio” el poder es antifragil?

  2.    Responder

    ¿Cómo van a terminar? Exactamente igual que las AUC. Lamentablemente, siempre ha sido así y lo seguirá siendo. Y en el negocio del narcotráfico hay demasiado dinero como para pensar que, en este caso, la situación vaya a terminar de otra manera. Lamentable.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR