Ofrecido por

GurusBlog

Ayudas Públicas. Nunca tan pocos debieron tanto a tantos

ayudas publicas

 

En agosto de 1940 Wiston Churchill pronunció  una de sus frases más famosas y que ha pasado a la historia: “Nunca en el ámbito del conflicto humano tantos debieron tanto a tan pocos”. Se refería a los pilotos de la RAF qe combatían en la denominada batalla de Inglaterra contra la Luftwaffe sobre los cielos de la isla británica.

Ha pasado una cuantas décadas y respecto a los últimos 7 años, y hoy le podemos dar la vuelta a la frase de Churchill y afirmar  que nunca tan pocos debieron tanto a tantos. Al menos lo podemos afirmar a tenor de las cifras de las ayudas públicas concedidas por el Gobierno español a cuenta de sus ciudadanos a sus bancos y cajas de ahorros.

Alguna vez os hemos escrito algún post sobre nuestra estimación de a cuanto ha ascendido la factura del rescate financiero en España. Nuestro último cálculo nos daba una cifra de ayudas a la banca de  a unos €224 mil millones ( aproximadamente el 23% de nuestro PIB).

Hoy la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) publica su informe sobre ayudas públicas. Rápidos no son, ya que dan las cifras actualizadas hasta sólo 2012, pero a tenor de las cifras que dan y que os adjuntamos en el cuadro, creo que la cifra que damos de €224 mil millones destinados a rescatar al sistema financiero español hasta mediados de 2014 no irá nada desencaminada, entre otras cosas porque a la CNMC aún le falta por computar 2013 año en el que produjo una parte importante del rescate.

Lo más sangrante sin embargo no es la cifra total comprometida en ayudas públicas al sector financiero. Lo más sangrante es ver que representan las ayudas públicas a la banca sobre el total de ayudas públicas y es en este dato donde palidecemos. En 2012, en el peor momento de la crisis,  el 97% de las ayudas públicas se destinaron a salvar a los bancos.

Sangrante es además ver que mientras se destinaban cifras estratosféricas y sin limite a salvar a los bancos, las ayudas por otros conceptos eran recortadas sin piedad. Así por ejemplo las ayudas al I+D+I caían del €913 millones en 2008 a €764 millones. Las ayudas públicas a Pymes de €185 a €94 millones, ayudas a empleo y formación de €68 a €25 y curiosamente la única partida que ha aumentado son las ayudas públicas al Medio Ambiente y Energía que pasaban de €524 a 942 millones. Dedicamos más ayudas públicas a Medio Ambiente y Energía que a I+D+I, Pymes y Formación juntas. Esto se llama hacer política económica aunque no atino a saber muy bien que objetivo se persigue.

Mientras la banca recibía cientos de miles de millones de euros, en España el resto de sectores eran dejados a su suerte, el cambio de modelo económico quedaba sólo en palabras, los deshaucios y los parados no dejaban de aumentar año tras año y aquí paz y después gloria.

Vistas las cifras, me quedan unas cuantas preguntas rondando por la cabeza.

¿Cuántas Pymes,  y cuántos empleos se podrían haber salvado si el Estado les hubiera destinado el mismo importe que ha destinado a la banca en ayudas públicas?

¿Cuántas Pymes no habrían cerrado sus puertas y el Estado les hubiera concedido un programa de avales por €70 mil millones para que pudieran tener financiación?

¿Cuántas provisiones se hubiera ahorrado la banca si el desempleo no se hubiera disparado por encima de los 5 millones y no hubieran cerrado sus puertas miles de compañías?

¿Cuánto talento no hubiera huido de España si hubiéramos destinado €25 mil millones al I+D+I?

¿Estaría hoy nuestra economía mucho mejor preparada para aprovechar una posible recuperación económica de forma mucho más vigorosa?

Si entre 2000 y 2007 enteramos 300 mil millones en el ladrillo y entre 2007 y 2014 hemos enterrado más de €200 mil millones en el sistema financiero ¿Cuando empezaremos a invertir para empezar a tener un sistema empresarial y económico competitivo y productivo?

Hemos salvado a los bancos. Y cuando se recupere la economía volverán a dar crédito pero… ¿A quién le van a volver a dar crédito? ¿Otra vez al sector inmobiliario?

La crisis económica es un gran drama, es un gran desafío pero también nos ponía sobre la mesa una gran oportunidad. ¿La hemos aprovechado? ¿o hemos vuelto otra vez a tirar el dinero?

Pagarán algún día nuestros “amados” líderes políticos, no sólo ya por la corrupción, sino por ser unos absolutos ineptos cortos de miras que con sus decisiones hipotecan nuestro futuro.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR