Ofrecido por

GurusBlog

Tras casi un lustro, la banca sigue igual

banca BBVA

Acabo de mirar un periódico de economía y no he podido por menos que ‘echarme a llorar’. Las tres primeras noticias que he visto han sido:

Pero vamos a ver. O bien la justicia en este planeta es muy lenta o bien es que no hemos aprendido nada de las malas prácticas bancarias que nos han conducido a la crisis y estamos obsesionados con repetirlas. Pero yo creo que estas tres noticias seguidas no es ni medio normal a no ser que estemos haciendo lo mismo que antaño y nos dé exactamente igual todo.

Casi cinco años perdidos por completo para ver como las cosas ni se han encaminado por el lado correcto  ni intención de ello que hay.

Don Dinero es muy ‘goloso’ y sobre todo tiene un poder de atracción irresistible que hace que quien lo tiene y lo mueve no lo quiera soltar. Y como Don Dinero compra todo, porque por desgracia en esta vida todo tiene su precio, es quien manda a cualquier nivel.

La sociedad somos personas por muchos quieran ver números, cuentas bancarias o cifras de beneficios. El día que esto sea asimilado por la banca puede que algo empiece a cambiar.

Las personas tenemos necesidades fisiológicas, mentales y, como no, financieras, que debemos de satisfacer. Y esto debería de ser lo que hiciesen los bancos, ayudar a cubrir las necesidades de sus clientes, pero no a generarle necesidades ficticias, explotarlos, engañarlos y, si son descubiertos, el caballero Don Dinero lo tapa todo.

La sociedad no comprende cómo a estas entidades que hemos mencionado en estas noticias y a otras muchas, por algo que han hecho mal se les ayuda, mientras que una familia que se queda con todos los miembros en el paro para su desgracia se ve abocada al desahucio y a la indigencia. Las personas tienen necesidades que deben de ser cubiertas y las entidades financieras también. Entonces ¿por qué solo se ayuda a una de las partes en detrimento de la otra?

Aquello de que ‘tiempos pasados siempre fueron mejores’ parece que es un reflejo de la evolución del sector financiero en las últimas décadas. No sé yo si serían mejores, pero lo que sí está claro es que las malas prácticas no abundaban como ahora. Puede ser que es porque los clientes no teníamos cultura financiera y vivíamos más tranquilos desconociendo los entresijos de las entidades financieras, pero al fin y al cabo ¡¡bendita ignorancia!!

Ya creo que hemos llegado a un nivel tal de escándalos financieros que estamos curados de espanto y no nos sorprende lo más mínimo noticias como la arriba indicadas. ¿Nos estaremos haciendo inmunes a este tipo de comportamientos financieros y lo inusual será el encontrarnos con entidades financieras que actúen de forma correcta?

Se ha abandonado la banca de los clientes (personas) por la banca de los productos: lo importante es colocar este o aquel producto en esta o aquella cantidad, da igual a quién, lo importante era colocarlo sin preocuparnos lo más mínimo de las necesidades de nuestros sus clientes.

Ni las entidades financieras ni sus supervisores se preocuparon de esto. Pero lo que es peor, tampoco los clientes se preocuparon de estos y se abandonaron a las directrices que las entidades financieras imponían, de ahí que ahora haya más disgustos que alegrías e las relaciones entre entidades y clientes. Bajamos la guardia un poco y la banca nos ha dado un ‘gancho’ que nos ha dejado KO.

José Luis del Campo Villares, iAhorro



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

18 comentarios

  1.    Responder

    No nos hagamos. Todo se debe a que nos gobierna una cleptocracia.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR