GurusBlog

Bancarrota de Toys “R” Us. La verdadera causa de su caída

Hoy anunciaba la presentación del Chapter 11, suspensión de pagos norteamericana la icónica cadena de juguetes Toys “R” Us. Cómo suele ser habitual en los últimos días, se apunta a Amazon cómo culpable de la caída en desgracia del sector retail en los EEUU y de Toys “R” Us en particular pero probablemente sean otros factores los causantes de la caída de la cadena de tiendas de juguetes.

Antes que nada vale la pena recordar que en 2005 un consorcio de prestigiosas firmas de Private Equity (Kohlberg Kravis Roberts, Bain Capital and Vornado Realty Trust) lanzó una OPA para comprar Toys “R” Us y sacarla de cotizar en Bolsa y se impuso en la subasta por la empresa a Cerberus Capital. Pagaron 6.600 millones de dólares, una prima del 63% del precio de la acción al que cotizaba antes de anunciarse la transacción. El precio pagado fue de 9,4 veces el Ebitda.

La operación era la típica de manual en una época de abundancia de dinero. Empresa de retail, sector con fondo de maniobra negativo y por lo tanto alto generador de caja, en cadena de tiendas con activos inmobiliarios en propiedad, marca conocida. Es decir fácil de apalancar y recuperar rápidamente lo invertido endeudando la compañía y vendiendo activos inmobiliarios.

Seguramente la compañía no ha tenido la evolución que el private equity esperaba, las subidas y caídas en ingresos se han ido combinando a lo largo de estos últimos 12 años pero en 2016 la compañía generó un Ebitda de casi 800 millones por los 660 millones que generaba en 2005. La diferencia es que actualmente la empresa estaba endeudada en casi 7x Ebitda, algo difícilmente sostenible en un entorno competitivo duro, donde han cambiado  hábitos de consumos de los niños y han aparecido competidores formidables en el modelo de tienda de no proximdad o convenencia, entre ellos WalMart, Amazon o Target.

Más que recuperada seguramente su inversión en el proceso de apalancar y vender activos, visto fallida su intento de vender la compañía con una salida a Bolsa que fracasó en 2010 y viendo cómo todo el valor de la compañía de lo come su endeudamiento, los KKR y compañía habrán llegado a la conclusión que ya no pueden sacarle más valor a su inversión por lo que en este caso lo financieramente más acertado es meterla en suspensión de pagos y o bien renegociar una reducción de deuda con los acreedores o bien entregársela cómo regalo de navidad a la banca y tenedores de bonos.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

3 comentarios

  1.    Responder

    Gracias por tu buena explicación del caso en este articulo.

  2.    Responder

    Y como pueden ganar los inversores dinero en el proceso de apalancar y vender activos de la empresa de forma honesta? No sera que lo que han hecho es un saque puro y duro?

    1.    Responder

      ¿que diferencia hay?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies