japon-compressor

Ya tenemos un Banco Central más que se apunta el club de los tipos de interés negativos. El Consejo de Política Monetaria del Banco de Japón (BoJ) decidió este viernes por un estrecho margen de cinco votos a favor por cuatro en contra reducir el tipo de interés aplicado al dinero que las entidades depositan en la institución, que pasará a ser del -0,1% en el caso de las nuevas reservas generadas por la banca.

La decisión coincide con una sensible revisión a la baja de las previsiones de inflación por parte del instituto emisor japonés, que espera concluir 2016 con una tasa de inflación de referencia, que no incluye los alimentos frescos, pero sí la energía, del 0,8%, frente al 1,4% previsto el pasado mes de octubre.

De este modo, el instituto emisor nipón seguirá aplicando un interés del 0,1% a las reservas bancarias existentes, mientras que la tasa será del 0% para el exceso de reservas generado dentro de las exigencias del programa para estimular el crédito y sólo se cobrará un 0,1% a los bancos por el exceso de liquidez depositado que supere la suma de los dos casos anteriores.

El Banco de Japón indicó en un comunicado que la decisión de introducir un tipo de interés negativo pretende facilitar el cumplimiento del objetivo de inflación del 2% a la mayor brevedad posible y subrayó que “rebajará aún más el tipo de interés si lo considera necesario”.

“Se examinarán los riesgos para la actividad económica y los precios y se tomarán medidas adicionales en tres niveles, cualitativo, cuantitativo y de tipos de interés, si fuera necesario para alcanzar el objetivo de estabilidad de precios”, indicó la institución.

Asimismo, el BoJ confirmó que seguirá haciendo uso de todas las herramientas a su disposición, por lo que decidió por una mayoría de ocho votos a favor y uno en contra seguir bonos del Tesoro y otros valores con el objetivo de incrementar la base monetaria a un ritmo anual de unos 80 billones de yenes (593.402 millones de euros).

RECORTA SUS PREVISIONES DE INFLACIÓN.

La decisión de introducir un tipo de interés negativo ha coincidido con una revisión a la baja de las previsiones de inflación del Banco de Japón, que espera que el indicador de precios de referencia, que excluye los alimentos frescos, pero sí tiene en cuenta la energía, cierre 2016 en el 0,8%, frente al 1,4% anticipado el pasado mes de octubre.

Asimismo, de cara a 2017, la entidad prevé que la inflación de referencia en Japón alcanzará el 2,8%, frente al 3,1% anticipado en octubre. Sin tener en cuenta el impacto de la subida del IVA, la institución espera que la inflación llegará al 1,8% el próximo año.

El Banco de Japón explicó que este indicador de precios probablemente seguirá cerca del 0% durante algún tiempo como consecuencia del efecto de la bajada del petróleo, aunque expresó su confianza en que una moderada subida de los precios del crudo contribuirá a reducir gradualmente el impacto bajista del petróleo, que seguirá siendo negativo hasta finales de 2016.

“En función de esta previsión, el objetivo de estabilidad de precios del 2% se espera que pueda alcanzarse en la primera mitad de 2017, a partir de cuando el IPC probablemente rondará el 2% de media”, apuntó la entidad.

En cuanto a las perspectivas de crecimiento de Japón, el instituto emisor ha mejorado una décima su previsión para 2016, cuando espera un incremento del PIB del 1,5%, frente al 1,4% estimado en octubre, mientras que mantiene su previsión de crecimiento del 0,3% para 2017.

“La economía de Japón ha mantenido su recuperación moderada, aunque las exportaciones y la producción se han visto afectadas por la desaceleración de las economías emergentes”, apuntó el banco central nipón

LA INFLACIÓN SE SITUÓ EN EL 0,1% EN DICIEMBRE.

Por otro lado, la tasa de inflación de referencia de Japón se situó el pasado mes de diciembre en el 0,1%, según ha informado la agencia estadística nipona.

Por su parte, el dato de IPC correspondiente al último mes del año pasado fue del 0,2%, mientras que la referencia sin alimentos frescos ni energía registró un repunte del 0,8%.

Resumiendo, siguen los Bancos Centrales insistiendo en solucionar el problema de la baja inflación con más QE y tipos más bajos o ya negativos y cómo no funciona en lugar de pensar que están errando en la solución deciden doblar la dosis.

Por cierto hablando de Japón os dejamos una noticia que en España suena a encuentros en la tercera fase:

El ministro de Economía nipón, Akira Amari, presentó hoy su dimisión tras admitir que uno de sus colaboradores cercanos gestionó de manera inapropiada dinero recibido de una empresa constructora.

omentarios
  1. Está claro que los bancos centrales
    a) no tienen ni idea de lo que están haciendo
    b)saben exactamente lo que están haciendo y les importa poco, mientras generan beneficios y plusvalías en bolsas ficticias, en un”toma el dinero y corre”
    Ya no sé qué pensar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…