Ofrecido por

GurusBlog

Banco Madrid: El corralito temerario

Banco Madrid es el primer banco que el Estado y sus reguladores dejan caer en esta crisis de deuda galopante. De hecho técnicamente no se le ha dejado caer, es decir que no se ha caído por la ausencia de un rescate con fondos del Estado, como se ha venido rescatando en los últimos años a las demás entidades insolventes, sino que se han tomado medidas contundentes para liquidarlo por su -aún- presunto blanqueo de capitales. Lo paradójico es por tanto que el motivo de la intervención y liquidación fulminante de la entidad no se debe, al menos originalmente, a la temida insolvencia sino a prácticas delictivas de gran calado.

No obstante, no faltan conjeturas que apuntan hacia otras motivaciones de índole menos financieras o políticas, como apunta este artículo de ElConfidencial o este otro de lasfinanzascambian.com. De hecho resulta cuando menos extraño que el informe del Sepblac permaneciera en un cajón del Ministro De Guindos desde el pasado mes de Junio de 2014 hasta hace menos de un mes, cuando los hechos se precipitaron con la denuncia procedente de los EE.UU. Sobre todo teniendo en cuenta que dicho informe ya advertía de indicios de varios delitos de blanqueo ante la Fiscalía Anticorrupción, que no ha sido tramitado hasta que los EE.UU. han reclamado que se actúe. No estamos pues ante unos delitos o malas praxis que hayan pasado desapercibidas hasta hoy, sino de una sospecha e indicios que los organismos competentes detectaron ya en Junio del pasado año, pero que sorprendentemente obviaron hasta que la policía financiera norteamericana ha dado un golpe sobre la mesa.

Síntoma de que la solicitud del concurso de acreedores obedece más a una decisión tomada por Gobierno y reguladores que a una urgencia financiera, es que el propio juez instructor ha decretado la suspensión de dicho proceso concursal hasta que el FROB se pronuncie sobre si decide rescatar el banco (como se ha venido haciendo hasta ahora ante las insolvencias), liquidarlo o, quien sabe, inhibirse. En cualquier caso el banco está desahuciado, bien por insolvencia o bien por delincuencia (o por ambas cosas a la vez), pero resultan sorprendentes las cifras que aparentemente tenía la entidad. Desde luego, o éstas eran falsas o los clientes bloqueados tienen muchas probabilidades de recuperar todos sus ahorros más allá de los 100.000 euros garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos/Estado.

Sea cual fuere la responsabilidad de banqueros, políticos y reguladores, la realidad es que se debe cortar de raíz cualquier sospecha delictiva, sobre todo en temas de blanqueo de capitales, puesto que siendo culpables, cómplices o sencillamente mirando hacia otro lado, el daño que se hace es incalculable. Ahora veremos si los reguladores demuestran su diligencia en la clarificación de los hechos y en el desbloqueo de los activos de la entidad, hermética a día de hoy. Tan hermética que todavía no se han podido traspasar ni siquiera los fondos de terceros o valores como acciones, bonos etc depositados en la entidad, a pesar de que como de todos es sabido, éstos gozan del derecho de separación del balance del banco y Banco Madrid sólo ejerce sobre ellos el papel de mero custodio. Esperemos pues que los reguladores actúen de manera diligente y ágil, porque si el corralito se prolonga más de lo legal/necesario y/o el Fondo de Garantía de Depósitos titubea, tendremos entre manos una hoguera en medio de un bosque seco, muy seco. No está el horno para bollos, como se suele decir, o sea no están los balances del sector bancario como para generar más dudas entre los depositantes. No olvidemos que este corralito, de momento localizado, se ha producido en un banco de inversión, es decir sin apenas créditos ni hipotecas y con un balance auditado y presuntamente saneado. Si a un banco (presuntamente)solvente se le (presuntamente)tumba en 48h por una ola de reembolsos ¿qué no puede suceder en otras entidades mucho menos solventes, a pesar de que no hayan blanqueado ni un euro?

Desde luego, la fragilidad de la banca actual ante cualquier incidencia que genere desconfianza por parte de los clientes, es escalofriante. Ya tuvimos el claro ejemplo de lo ocurrido en Chipre, donde sólo los activos como fondos de inversión depositados en sus bancos se salvaron del colapso. Hoy vemos también como sólo los clientes de Banco Madrid con fondos y valores de terceros depositados en esa entidad podrán recuperarlos sin mayor preocupación que el bloqueo inicial. Por su parte los partícipes en fondos y sicavs gestionadas por la gestora de BMadrid tendrán que hacer cola a la espera de que dicha gestora vuelva a ser operativa -vendida a un tercero probablemente- y liquide con cierto orden los activos para atender los reembolsos masivos. Y por último, los tenedores de depósitos y demás productos del banco tendrán que pedir tanda en la cola de los acreedores del banco para cantidades que excedan los 100.000 euros, que son los que garantiza el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Aquí hay que recordar el post de Gurusblog en el que advierte que las cuentas publicadas de dicho FGD arrojaban un patrimonio neto negativo de -1.637 millones de € en el ejercicio de 2013. O sea insolvencia bancaria acompañada a la vez de insolvencia de su fondo de garantías, como venimos temiendo y advirtiendo desde hace algunos años. Desde dicho organismo se han apresurado a decir que en el ejercicio 2014 se realizaron importantes provisiones y que no habrá problema para hacer frente a las garantías de los depositantes de Banco Madrid. Además el Estado es también responsable subsidiario, por lo que no hay duda de que se resarcirán hasta los 100.000 euros de los depositantes de Banco Madrid en las próximas semanas. La pregunta que se deben hacer todos aquellos que siguen confiando sus ahorros en depósitos y productos bancarios es qué ocurriría se produjera una segunda insolvencia o cierre delictivo de otra entidad de mayor tamaño y/o menos solvente? Y una tercera?…

No nos cansaremos de repetir las advertencias respecto a la peligrosidad de prestar nuestro dinero a los bancos, porque eso es lo que hacemos cuando dejamos un dinero en cuenta corriente, en depósitos o demás productos que tan amablemente nos vende el director de turno. Siempre debemos estar invertidos en los mejores fondos de inversión de gestoras independientes, alejados del riesgo bancario y soberano de países sobreendeudados como España o el resto de periféricos europeos. Nuestro dinero debe estar fuera de los balances del banco, porque como podemos ver hoy mismo, el riesgo de corralito puede acontecer en cualquier momento y bajo cualquier motivo. El equilibrio bancario es tan frágil que sólo debemos utilizar a los bancos como meros intermediarios y custodios de nuestras inversiones. Nuestro dinero debe estar en los mejores fondos internacionales de gestoras independientes y con estrategias alejadas del riesgo que tiene hoy en día la renta fija. Y si además invertimos desde plazas y bancos como los de Luxemburgo podemos conseguir que el universo de inversión al que tengamos acceso se multiplique por 10, como explicamos en diversos artículos anteriormente.

En fin, esperemos que lo de Banco Madrid no sea más que un accidente aislado en el sector bancario español y no un choque en cadena. Y para evitarlo los reguladores y políticos (cada vez cuesta más distinguirlos) deben actuar rápido, normalizar la situación y restablecer la confianza en los bancos urgentemente.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

7 comentarios

  1.    Responder

    En un razonamiento similar al planteado en el artículo con los bancos podríamos llegar a la conclusión de que como se producen accidentes de aviones comerciales lo más seguro es viajar en helicóptero o en jet privado que hay menos accidentes.

    1.    Responder

      Giorginho, lo ocurrido con las Cajas, Bankia y demás zombies bancarios no me parecen accidentes aislados… Recuerda que el dinero de todos esos depositantes y accionistas se ha preservado sólo a costa de todos, con más endeudamiento del Estado. Que entre todos los contribuyentes hayamos impedido que se caiga la banca española no me parece que se pueda entender como que dicha banca sea solvente ni segura.
      Saludos!

  2.    Responder

    Es cierto que actualmente el sistema bancario español tiene bastante riesgo, pero no hay que olvidar que el fondo de inversión de Madoff también provocó la pérdida de dinero de sus clientes (aunque fuera por estafa no deja de ser una pérdida). Lo que quiero decir es que estar invertido en un fondo de inversión no te exime de riesgo pese a que tenga muy buena reputación. Sólo es necesario un gestor que roce la psicopatía para cargárselo.Por otra parte y sin entrar a analizar rentabilidades, de la misma manera que se puede diversificar en fondos de inversión también se puede diversificar en depósitos. Un saludo.

    1.    Responder

      Desde luego que hay riesgo de estafa en fondos de inversión. Pero también lo hay por parte de los empleados de banca, y a ese riesgo hay que sumarle la insolvencia galopante de la mayoría de las entidades bancarias de la periferia. Tan sólo es necesario que la confianza de los depositarios se deteriore un poco para que se tambaleen sus balances. En mi opinión una buena selección de fondos y gestores minimiza (que no elimina) el riesgo de estafa, mientras que nuestra banca actual pende de un hilo de confianza.
      Saludos.

  3.    Responder

    “…si el corralito se prolonga … y/o el Fondo de
    Garantía de Depósitos titubea, tendremos entre manos una hoguera en
    medio de un bosque seco, muy seco. No está el horno para bollos, como se suele decir, o sea no están los
    balances del sector bancario como para generar más dudas entre los
    depositantes”

    Toda la razón, el problema es que el bosque está también muy seco para andar rescatando a bancos y banqueros. Believe me.

    1.    Responder

      Tienes toda la razón, además está tan seco también a causa de haber apagado ya muchos fuegos bancarios. Desde luego la praxis de no dejar caer las manzanas podridas es algo insano y que acaba explotando en la cara.
      Saludos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR