BCE

Los bancos españoles serían los más afectados, sólo por detrás de los italianos y los alemanes, en el caso de que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera limitar al 25% la exposición directa de las entidades a la deuda soberana, según advierte la agencia de calificación Fitch.

Según los datos desvelados a través de las recientes pruebas realizadas por el BCE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA), las entidades españolas contaban con una exposición soberana agregada de 282.000 millones de euros, por lo que de aplicarse el límite del 25% deberían recolocar unos 206.000 millones de euros actualmente invertidos en deuda pública, principalmente española.

En este sentido, Fitch advierte de que este hipotético proceso de reequilibrio podría afectar a la rentabilidad de la deuda soberana, ya que en el caso de España la deuda que debería ajustarse equivaldría a más del 20% del volumen de deuda pública de España.

En su análisis, Fitch advierte de que los bancos mantienen en sus balances grandes cantidades de deuda soberana de sus respectivos países, “especialmente los bancos medianos de los países del sur de Europa.

De hecho, la agencia subraya que en la banca mediana de España e Italia este sesgo hacia sus respectivas deudas soberanas es “particularmente fuerte” y prácticamente representa toda la exposición a bonos soberanos.

Por otro lado, Fitch plantea que los bancos del Sur de la zona euro podrían verse movidos a adquirir deuda de mayor calidad, que ofrece una rentabiliad menor, lo que, por contra, podría dañar sus ingresos, ya de por sí débiles.

“Un descenso de la rentabilidad media de 50 puntos básicos en las carteras de deuda doméstica implicaría una reducción media del beneficio operativo antes de impagos del 4,2% para los bancos de estos países“, señala la calificadora de riesgos.

MÁS DE UN BILLÓN DE EUROS AFECTADOS.

La hipótesis de que el BCE imponga una limitación del 25% a la exposición de los bancos a la deuda soberana implicaría la necesidad de recolocar 1,1 billones de euros del total de 1,7 billones invertidos én este tipo de activos.

Con este umbral, contemplado en las recomendaciones de Basilea, los bancos alemanes deberían recolocar 330.000 millones de su cartera de deuda soberana, que asciende a 435.000 millones, mientras que la banca italiana se vería forzada a recolocar 243.000 millones de un total de 357.000 millones.

No obstante, la agencia subraya que, a pesar de que limitar la concentración de riesgo soberano por las entidades “tiene sentido prudencial” al debilitar el nexo entre bancos y Estado, su aplicación en la práctica podría ser difícil y no está claro que pudiera alcanzarse el necesario consenso.

Por otro lado, la agencia plantea que, ante los recientes comentarios del presidente del BCE, Mario Draghi, los partícipes del mercado podrían especular con la posibilidad de que el banco central pueda convertirse en el comprador de esta deuda soberana si fuera necesario a través de medidas no convencionales.

Comentario Gurús:

¿Y quién absorberá los 206 mil millones de euros en bonos que sobran de los balances de la banca española? Pues yo solo veo un posible comprador. El Hedge Fund presidido por Draghi y llamado BCE es el único que puede quedarse todo el papel sin provocar una hecatombe en los mercados. Comprada a mínimos históricos, la banca se anotará importantes beneficios y los bonos quedarán enterrados bajo la alfombra del BCE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.