GurusBlog

Draghi presidente del BCE Hedge Fund se niega a considerar una reestructuración de la deuda Griega

mario draghi

Lo ha dejado muy claro hoy Mario Draghi, presidente del mayor hedge fund especializado en la compra de bonos de la zona Euro, en su comparecencia de hoy  ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

Aunque le deuda pública Griega, que ya supera el 175% del PIB y es imposible que sea pagada, una posible reestructuración de la deuda griega ni es adecuada, ni es necesaria ni debería mencionarse. Normal, después de que el BCE, el FMI y la Comisión Europea se quedarán con el grueso de la deuda pública griega en substitución de bancos y otros inversores, una quita o reestructuración llevaría al BCE a tener que asumir unas pérdidas que dilapidarían no solo sus fondos propios sino también su credibilidad, así que aunque una deuda insolvente no deje de nunca se ser insolvente no se nota tanto si le das patada para adelante y sigues financiando al deudor quebrado.

Sobre el resto de su discurso, más de lo mismo. Hará todo lo que sea necesario para mantener el Euro y tiene preparadas un montón de nuevas medidas no convencionales aunque según él las que ha aplicado hasta ahora han dado un buen resultado aunque no se sabe muy bien donde si no ha sido en la cuenta de resultados de la banca y en la bajada de la prima de riesgo de la deuda soberana.

Draghi, ha insistido este lunes en que el BCE está preparado para adoptar nuevas medidas no convencionales si es necesario para combatir el riesgo de baja inflación. Pero ha avisado de que la política monetaria “no puede hacerlo todo”, y ha reclamado a los Gobiernos y a las instituciones de la UE una “estrategia común” para reactivar la economía que incluya reformas estructurales, política presupuestaria e inversión.

“2015 debe ser el año en el que todos los actores de la eurozona, Gobiernos e instituciones europeas al mismo tiempo, desplieguen una estrategia común coherente para reactivar nuestras economías”, ha defendido Draghi en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara.

“Hay una necesidad urgente de llegar a un acuerdo sobre compromisos concretos a corto plazo en materia de reformas estructurales en los Estados miembros, sobre una aplicación coherente del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, sobre la posición fiscal agregada para la eurozona, sobre una estrategia de inversión y para lanzar el trabajo sobre una visión a largo plazo para compartir todavía más la soberanía y garantizar el funcionamiento sostenible y sin problemas de la unión monetaria”, ha reclamado.

Draghi ha avisado de que “el impulso de crecimiento de la eurozona se ha debilitado durante los meses del verano y las previsiones más recientes se han revisado a la baja”. “Al mismo tiempo, nuestra expectativa de una recuperación moderada en 2015 y 2016 se mantiene”, ha agregado.

No obstante, el presidente del BCE ha resaltado que persisten los riesgos “a la baja”. “En particular, el debilitamiento en el impulso de crecimiento de la eurozona, junto con un aumento de los riesgos geopolíticos, podría afectar a la confianza y, en particular a la inversión privada”, ha alertado. El alto paro y los progresos insuficientes en las reformas estructurales son otros de los riesgos que ha identificado en su discurso.

Frente a ello, el BCE se mantiene “alerta” y vigila continuamente la situación para evaluar si su política monetaria es la adecuada. “Si es necesario para hacer frente a los riesgos de un periodo demasiado prolongado de baja inflación, el Consejo de Gobierno es unánime en su compromiso de utilizar instrumentos no convencionales adicionales dentro de su mandato”, ha dicho Draghi, que ha agregado que “estas medidas podrían incluir cambios adicionales en el tamaño y la composición del balance del eurosistema”.

En todo caso, el presidente del BCE ha vuelto a insistir en que “la política monetaria en solitario no puede superar la fragmentación financiera en la eurozona” y se necesitan sobre todo reformas estructurales por parte de los Estados miembros.

Continúa la compra de Bonos

El Banco Central Europeo (BCE) ha invertido 3.077 millones de euros durante la cuarta semana de funcionamiento de su nuevo programa de compra de bonos garantizados– cédulas — con el que pretende estimular el crédito a empresas y hogares de la zona euro y que alcanza así un total de 10.485 millones desde su lanzamiento.

De este modo, la entidad presidida por Mario Draghi ha elevado así el volumen de sus compras, después de que la tercera semana se saldara con la compra de 2.29 millones y 3.075 millones en la segunda, mientras que en su primera semana en vigor se invirtieron 1.704 millones.

Se trata del tercer programa dirigido a la compra de bonos garantizados y la institución presidida por Mario Draghi indicó que su duración será al menos de dos años.

En paralelo a este programa, se espera que el BCE comience a lo largo del presente mes de noviembre a comprar titulizaciones (ABS). A este respecto, el BCE ha contratado a las gestoras Amundi & Amundi Intermédiation; Deutsche Asset & Wealth Management International; ING Investment Management, y State Street Global Advisors.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies