mario draghi

El BCE ha anunciado hoy lanzará desde finales de octubre su programa de compra de deuda privada, titulizaciones y bonos garantizados, que durará al menos dos años e incluirá valores de todos los países de la eurozona, incluidos los de aquellos, que como Grecia o Chipre, no alcancen el mínimo de una calificación ‘BBB-‘ exigida habitualmente por la institución, informó la entidad. Es decir el BCE enchufa la aspiradora en su balance y empezará a tragarse deuda con rating de bono basura, una nueva vuelta de tuerca para sacar activos problemáticos en los balances de la banca y meterlos en el balance del BCE, ya más parecido al balance de un hedge fund que en el de un Banco Central.

Ya sabéis que con la excusa de intentar reactivar el crédito todo vale.

En concreto, el instituto emisor de la zona euro comenzará en el cuarto trimestre del año las compras de valores respaldados por activos (ABS) o titulizaciones, mientras que las compras de bonos garantizados se iniciarán en la segunda mitad de octubre.

En su habitual rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que decidió mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,05%, el presidente de la entidad, Mario Draghi, apuntó que el principal objetivo de este programa es lograr el mayor alcance posible, por lo que se aceptaría a países cuyos ABS cuenten con una nota inferior a ‘BBB-‘.

“El BCE quiere que el programa sea lo más inclusivo posible y se incluirá a países con ABS calificados por debajo de BBB-“, dijo Draghi, quien subrayó que en estos casos se aplicará una serie de salvedades para mitigar el riesgo de las compras y que el riesgo soportado sea equivalente al de las compras procedentes de otros lugares.

En este sentido, el BCE indicó que el objetivo de este programa es mejorar la transmisión de la política monetaria, así como la provisión de crédito a la economía de la zona euro y, como resultado, lograr una mayor acomodación de la política monetaria en la región.

“Estas medidas tendrán un impacto considerable en el balance del Eurosistema y contribuirán al retorno de la inflación hasta niveles próximos al 2%”, indicó el presidente de la entidad.

POTENCIAL DE COMPRAS DE UN BILLÓN DE EUROS.

El banquero italiano declinó ofrecer un cálculo aproximado sobre el volumen de las compras que llevará a cabo la institución, limitándose a señalar que el conjunto de medidas de la institución tendrá “un impacto significativo” en el balance del banco central.

No obstante, Draghi apuntó que el “universo potencial de compras de titulizaciones y cédulas es de un billón de euros, pero eso no significa que vayamos a comprarlas todas”.

Por otro lado, el banquero italiano apuntó la unanimidad existente en el seno del Consejo del BCE para adoptar medidas no convencionales y señaló que la institución está dispuesta a adoptar acciones adicionales.

omentarios
  1. No es que me gusten las medidas que adopte Draghi, pero hasta la fecha siempre ha conseguido lo que quiso.

    Si los gobiernos aprovechasen el tiempo que les da Draghi, tal vez la cosa se puede salvar. Con su *T*LTRO la menos a conseguido y reconocido que el dinero ya no deba verterse sobre el sector inmobiliario; algo es algo.

    Insisto: No me gusta lo que hace Draghi, pero hay que reconocer que hasta la fecha ha tenido una cierta eificiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…