grecia-alemania-compressor

Sigue el laberinto Griego a la espera de la llegada de algún de algún Teseo que acabe con el Minotauro y salga de laberinto. Con el próximo 5 de junio cada vez más cerca, fecha en la que varios responsables del gobierno griego ya han anunciado que no procederán a abonar el préstamo que vence del FMI metiendo al país Heleno en default de su deuda y probablemente en un “corralito” al estilo del de Chipre, los días van avanzando y no hay progresos a la vista sino posiciones negociadoras enrocadas.

Hoy el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, asegura que la institución mantiene una posición “flexible” sobre las medidas que debe adoptar Grecia, pero recalca que hasta el momento son insuficientes para lograr superávit presupuestario este ejercicio.

De hecho, el economista jefe del Fondo reconoce que el objetivo de lograr este año un superávit presupuestario del 3% es “probablemente irreal por cuestiones económicas y políticas”.

En este sentido, apunta que rebajar este objetivo es posible, pero implicará la necesidad de nueva ayuda económica de sus socios económicos. “Sin embargo, esto sólo funcionara si, a cambio, existe un programa coherente”, insiste Blanchard.

A este respecto, subraya que, según las últimas estimaciones, son necesarias “medidas creíbles” para que el déficit registrado se convierta en superávit y que este se mantenga. “Visto lo que se ha propuesto hasta el momento, estamos aún bastante lejos”, agrega.

Preguntado por las medidas que debe adoptar Grecia, subraya que es evidente que el sistema de pensiones es “a menudo” demasiado generoso y que existen “demasiados funcionarios”. En su opinión, esto implica estudiar qué medidas estructurales son esenciales para garantizar un crecimiento sostenido en el medio plazo. Es decir un choque directo con lo prometido por Syriza y eso que el FMI es el que está haciendo de poli bueno en la Troika.

Los mercados vuelven a estar nerviosos

La Bolsa de Atenas ha cerrado la sesión del lunes con un descenso superior al 3% ante el renovado temor de que Grecia no logre llegar a un acuerdo con sus acreedores y comience a impagar su deuda en las próximas semanas.

En concreto, el índice de referencia de la Bolsa griega ha cerrado la jornada en los 814,06 puntos, lo que supone un 3,11% menos que los 840,22 enteros en los que cerró el viernes, cuando el mercado heleno se dejó un 0,65%.

El sector bancario heleno ha comenzado la semana también en negativo, ya que las acciones de Piraeus Bank han bajado un 6,13%, las de Alpha Bank un 4,46%, las de Eurobank Ergas un 4,32% y las National Bank of Greece un 4,1%. Sin embargo, la mayor caída ha sido la del gestor de activos Marfin Investment Group, cuyos títulos han bajado un 7,5%.

En el mercado secundario, la prima de riesgo de Grecia ha llegado a tocar un máximo de 1.107,3 puntos básicos. Sin embargo, a cierre de los mercados europeos se situaba en los 1.091 puntos básicos, por encima de los 1.087 enteros de la apertura.

El estratega de mercados de IG Daniel Pingarron destacó que el repunte del miedo por el futuro de Grecia es la principal causa de las fuertes caídas del lunes de las bolsas europeas, ya que durante el fin de semana se ha acrecentado la sensación de que Grecia impagará su deuda en dos semanas.

El ministro del Interior de Grecia, Nikos Voutsis, ha hecho saber este domingo que el país se ha quedado sin dinero para devolver al Fondo Monetario Internacional (FMI) el plazo correspondiente al mes que viene.

“Los cuatro pagos correspondientes al mes de junio ascienden a 1.600 millones de euros. No vamos a entregar ese dinero porque no hay dinero que entregar”, ha declarado el ministro a la cadena Mega TV. El primer pago debería tener lugar el próximo 5 de junio, cuando Grecia tenía que abonar 300 millones de euros.

Varoufakis tampoco cede

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, ha asegurado que el Gobierno heleno está dispuesto a acordar un programa de reforma económica con sus acreedores, pero se ha negado a adoptar nuevas medidas de austeridad, ya que se ha demostrado que en este caso la cura “es peor” que la enfermedad.

“Nuestro Gobierno no puede, y no lo hará, aceptar una cura que ha demostrado durante cinco largos años que es peor que la enfermedad”, afirma el ministro griego en un artículo de opinión publicado la página web ‘Project Syndicate’.

Varoufakis remarca que es una “falacia común” afirmar que Atenas no quiere o no es capaz de implementar un programa de reforma económica, razón por la que el Gobierno no llega a un acuerdo con la troika –la Comisión Europea (CE), el BCE y el FMI–.

Por el contrario, el ministro defiende que la realidad de las conversaciones con sus acreedores es “muy diferente”, ya que el Ejecutivo heleno está dispuesto a implementar una agenda que incluye todas las reformas resaltadas por los ‘think tanks’ europeos y, además, es el “único capaz de mantener el apoyo de los ciudadanos a un sólido programa económico”.

En este contexto, subraya que lo que está fallando es la insistencia de los acreedores en una mayor austeridad, tanto este año como los posteriores, un enfoque que, en su opinión, impediría la recuperación, obstruiría el crecimiento, empeoraría el ciclo deflacionario y, en última instancia, erosionaría la voluntad y la capacidad de los griegos para hacer las reformas que el país “tan desesperadamente necesita”.

En este sentido, resalta que la insistencia de la troika en una mayor austeridad es “sutil, pero firme”, como demuestra su exigencia de mantener un superávit primario “insostenible”, para lo que debe incrementar la recaudación por IVA, recortar las pensiones y compensar los menores ingresos por privatizaciones con medidas equivalentes de ajuste.

Asimismo, afirma que la opinión de que Grecia no ha llevado a cabo una suficiente consolidación fiscal “no sólo es falsa, sino que es evidentemente absurda”. A este respecto, recuerda la evolución de países donde la austeridad ha sido al menos la mitad que la de Grecia, como España, Portugal, Irlanda o Chipre.

“El principal punto de conflicto, lo único que evita el acuerdo, es la insistencia de los acreedores en más austeridad, incluso a expensas de la agenda de reformas que nuestro Gobierno está dispuesto a adoptar”, incide Varoufakis..

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…