GurusBlog

Broadcom lanza OPA histórica sobre Qualcomm. Cuando lo que adquieres es un impuesto y no una empresa

Aprovechando cierta debilidad en la cotización de Qualcomm ya tenemos sobre la mesa una nueva OPA para la historia al confirmarse la intención de Broadcom de lanzar una oferta para adquirir Qualcomm a 70 dólares por acción (un +28% respecto al precio al que cotizaba Qualcomm el 2 de noviembre) lo que supone valorar la compañía en 130 mil millones de dólares convirtiéndose en la mayor adquisiciones realizada en el sector tecnológico. Broadcom ha ofrecido pagar a los accionistas de Qualcomm pagar 60 dólares en efectivo y 10 dólares en acciones de Broadcom.

Evolución Cotización Qualcomm

Broadcom, un gigante de la industria de los semiconductores, lograría así  el principal proveedor de procesadores para teléfonos móviles del mercado, ampliando su catálogo —centrado en soluciones de comunicaciones, como chips WiFi, adaptadores de red o chips Bluetooth— de forma notable con los microprocesadores de Qualcomm que encontramos en buena parte de los smartphones del mercado actual.

 

La evolución de ambas compañías en Bolsa el último año ha sido bastante dispar. Mientras la cotización de Broadcom ha subido más del 50% la de Qualcomm antes de la OPA llevaba una caída del 30%. El motivo del descalabro bursátil de Qualcomm está en que el denominado impuesto Qualcomm está siendo amenazado legalmente por Apple y otros fabricantes de teléfonos móviles.

El Impuesto Qualcomm

Aunque es conocido como un fabricante de chips la verdad es que el grueso de los beneficios de Qualcomm provienen de la explotación de una patente cuyo protocolo permite a los teléfonos móviles conectarse a internet a alta velocidad. Para poder incorporar dicha funcionalidad a sus teléfonos los fabricantes de móviles tienen que pagarle a Qualcomm una licencia de uso establecida en el 5% del precio de venta del terminal. Es decir Qualcom se lleva de media hasta 30 dólares por terminal fabricado por una patente que desarrollo en 1993. Para Qualcomm esto es un precio justo para un software que permite a los terminales conectarse a internet a alta velocidad pero los fabricantes lo ven de otro modo bien distinto y lo consideran un abuso de mercado o mejor dicho un impuesto.

Los fabricantes de teléfonos móviles tienen la opción de incorporar en sus terminales el chip de Qualcomm que libre de royalties cuesta unos 18$ o elegir el chip de alguno de los otros 5 competidores de Qualcomm pero pongan el chip que ponga tendrán que pagar hasta 30$ adicionales a Qualcomm para usar su protocolo.

Esto empezó a cambiar en 2015, cuando Apple empezó a argumentar que debería pagar a Qualcomm no en función del precio de venta del terminal sino del precio del chip. Una cantidad considerablemente inferior ya que según Apple no debería pagar más de $4 por terminal para utilizar el protocolo de Qualcomm. Qualcomm obviamente rechazó la propuesta de Apple y en eso momento empezó la batalla.

Hoy la práctica de Qualcomm de exigir un fee del 5% sobre el precio del terminal para que se pueda utilizar su protocolo está bajo el escrutinio de las  autoridades regulatorias de China, Taiwan, Corea del Sur, Japón la UE y EEUU. Algunas compañías cómo Nokia o Ericsson intentaron sin éxito llevar a Qualcomm ante los tribunales, ahora el relevo lo ha cogido Apple que ha iniciado una batalla legal contra la compañía y está presionando en todos los frentes para que Qualcomm de su brazo a torcer. Entre otros Apple podría estar presionando a su cadena de distribución para que de momento dejen de pagar los royalties de la patente a Qualcomm.

Sino dadle una ojeada al balance de Qualcomm de los últimos trimestre y podréis ver como el saldo de clientes pendiente de cobro ha dado un saldo de los 2.000 a los 3.500 millones de dólares sin haber incrementado de forma considerable sus ingresos.

La disputa es muy importante para Qualcomm. Hoy en día esta patente le genera 7.700 millones de dólares al año de los 22 mil millones de ingresos que tiene la compañía pero lo más importante es que representa el grueso de su beneficio operativo ya que el 85% de los ingresos obtenido por la patente van directos a su línea de resultados.

Parece que con la OPA que ha lanzado Broadcom esta tiene  confianza de que Qualcomm podrá salir de la batalla relativamente intacta. De no ser y en el caso de que Qualcomm vea cómo finalmente tiene que ceder y ver cómo se reducen sus ingresos por su patente, los 130.000 que puede llegar a pagar BroadCom por hacerse en Qualcomm pueden convertirse en una auténtica pesadilla para sus accionistas.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies