bundesbank

Aunque no va a ver ningún miembro del Gobierno Alemán que lo reconozco, no al menos antes de las próximas elecciones,  Der Siegel ha publicado que según un informe interno del Bundesbank, Europa deberá acordar un nuevo rescate a Grecia cómo muy tarde a principios de 2014.

El documento ha sido preparado para el ministerio de finanzas alemán y el FMI y en él se afirma que el último tramo del rescate desembolsado a Grecia se ha realizado por razones políticas. Es decir que no se cumplían las condiciones para el desembolso pero que igualmente se tomó la decisión de aportar el dinero. (Grecia sólo había incumplido 95 medidas)

Según el BundesBank, los riesgos del programa de rescate a Grecia continuan siendo extraordinariamente altos y el desempeño del gobierno Griegos está muy lejos de ser el deseado y siguen habiendo grandes dudas sobre la capacidad del Gobierno Heleno para implementar las reformas acordadas.

No hay que ser un gran economista ni realizar muchos informes para darse cuenta que Grecia va a necesitar un tercer rescate y que su deuda es impagable. Sólo es necesario fijarse en un par de datos:

En 2010, cuando nos aseguraron que Grecia no era un problema y que jamás iba a ver una reestructuración de su deuda, su ratio Deuda/PIB era del 146%. En 2013, después de dos rescates y una quita de la deuda privada se estima que el ratio Deuda Pública / PIB de Grecia supere el 176%. Es decir Grecia soporta un nivel de deuda muy superior al de 2010.

Por si fuera poco, La tasa de paro de Grecia alcanzó el pasado mes de mayo un récord del 27,6%, seis décimas más que en abril y casi cuatro puntos más que en mayo de 2012, cuando se situó en el 23,8%. En comparación con mayo de 2010, cuando Grecia fue rescatada por la troika, la cifra de desempleados se ha incrementado un 129,4%. Entonces la tasa de paro del país heleno se situaba en el 12%. ( leer post: “Desempleo en Grecia, la pesadilla empeora“)

La única cuestión que queda por resolver será que formato tendrá el nuevo rescate ahora que el grueso de la deuda Griega ya no está en manos privadas sino de organismos como la UE, el BCE y el FMI. Básicamente existen tres opciones:

1) Reestructurar la deuda aplazando vencimientos. Es decir patada para adelante y aquí nadie reconoce las pérdidas.

2) Una quita del actual nivel de deuda. La opción más sana para Grecia pero que significa que la UE y el FMI deben asumir cuantiosas pérdidas.

3) Opción chipriota. Es decir son los ciudadanos Griegos los que con sus ahorros financian el nuevo rescate.

En unos meses saldremos de dudas.

Por cierto de momento al rescate de Grecia se han aportado 240 mil millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…