Aunque el concepto no me parece personalmente especialmente atractivo, si entiendo que puede tener determinado éxito en algunos fast-food, o en restaurantes donde la atención personalizada no es clave y la velocidad de servicio puede resultar clave ( en aeropuertos, áreas de servicios, etc.).

El caso es que como en el caso de los cajeros automáticos de los bancos o los quioscos que expenden billetes de avión, en los Estados Unidos se están empezando a implementar en los restaurantes Jack in the Box, los primeros quioscos en los que puedes introducir tu pedido en una pantalla táctil y pagar la cuenta, antes de pasar por la barra a recoger tu comida.

Las ventajas para este tipo de restaurantes son claras, una vez realizada la inversión inicial, la implementación de este tipo de quiosco deberí­a permitirte reducir el número de empleados y sobretodo poder extender los turnos de trabajo sin problemas, amén de estandarizar la atención al cliente (¡¡gluups!!).

Parece que los expertos estiman que en unos 4 años, la figura del kiosco camarero se haya convertido en un estandar, así­ que será complicado que nuestros hijos puedan ayudarse a pagarse sus estudios trabajando en un fast food.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

No hay segunda oportunidad para la primera impresión

Gustavo Rivero. El título del presente artículo es una célebre frase de…

Mantén la calma

Gustavo Rivero. La capacidad de controlar tus emociones y mantener la calma…