GurusBlog

Canadá. Próxima víctima de una burbuja del ladrillo

Canadá tiene una gran virtud es que suele ser un país con fama de tranquilo que pasa desapercibido en la escena internacional (la última polémica que recuerdo sobre Canadá fue la guerra del fletán con España en 1995). Sin embargo esto puede cambiar en los próximos años cuando la burbuja del ladrillo que se ha ido gestando en el país de la hoja de arce llegue a su fin.

En el primer gráfico os dejamos la evolución del precio de la vivienda en Canadá versus la evolución del precio de la vivienda en los EEUU. La crisis financiera del 2007 derrumbó los precios de la vivienda en EEUU pero dejó intacto el astronómico crecimiento de los precios en Canadá.

Obviamente un crecimiento acelerado de los precios en el sector inmobiliario no se puede producir sin altas dosis de combustible y el combustible de toda burbuja es el endeudamiento y Canadá no ha sido una excepción con especial énfasis en el endeudamiento de los hogares.

En el siguiente gráfico podéis ver la evolución del ratio deuda/ingresos de los hogares canadienses que superan con holgura el ratio de endeudamiento que tuvieron los hogares en los EEUU.

Y cómo suele suceder cuando un sector sufre una burbuja el porcentaje de empleo que es dependiente de este sector va ganando peso sobre el total de la economía aumentando el daño cuando la burbuja colapsa.

Cómo también suele suceder en toda burbuja alimentada por la deuda, el sector bancario queda peligrosamente expuesto. Según el BIS, Canadá, China y Hong Kong son los tres principales países donde el sector financiero se encuentra recalentado:

En estos momentos Canadá se ha convertido en un manual de libro de los signos que alertan de una burbuja inmobiliaria. Las consecuencias de su estallido ya las conocemos.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies