GurusBlog

¿Es capaz la banca volver a colocar estructurados?

estruturados

Es posible que la banca vuelva a colocar estructurados entre sus clientes. Ni los desastres como los valores del Banco Santander, los productos basados en los bonos de Lehman, las notas autocancelables emitidas por diferentes entidades o los bonos convertibles colocados por el Popular, todos ellos productos con los que sus clientes perdieron grandes cantidades de dinero, parece que vayan a evitar que se vuelvan a colocar productos de inversión estructurados.

La gran atracción para los clientes son las rentabilidades superiores a los que está ofreciendo los bonos y los depósitos. El problema son los grandes riesgos, que se elevan si el cliente compra el producto con un crédito, como lo están ofreciendo muchas entidades.

Esta nueva vuelta de los estructurados se derivan de las situación actual de los tipos de interés y de los mercados. Tras la finalización de la guerra de depósitos por orden del Banco de España y las bajadas de tipos de interés por parte del BCE, los clientes de las entidades bancarias se han quedado sin rentabilidad en los productos que dan cierta seguridad.

¿Cuál ha sido la reacción de las entidades bancarias?

Ante la baja remuneración del ahorro, y la cobertura del BCE para dar liquidez a sus balances, la primera reacción de las entidades bancarias ha sido pasar a los clientes de los depósitos a  los fondos de inversión, con un notable aumento  estos productos durante estos meses, cuanto menos mixtos o directamente de Bolsa. Los descensos del mercado a finales del año pasado y a principios de este año ha provocado fuertes pérdidas a los ahorradores, muchos de los cuales han exigido salir de estos productos arriesgados.

Ahora, las entidades bancarias se han lanzado a ofrecer productos de inversión estructurados. Los estructurados pueden tener forma de depósito o de bono, y consiste en combinar un depósito normal con una opción sobre un valor, cesta de valores o índices.

Si estos valores suben en Bolsa, sube la remuneración que obtiene el cliente. Si el valor subyacente baja o no cumple las condiciones marcadas en el contrato el producto no está libre de riesgos, todo dependerá de cómo esté diseñado.  En el mejor de los casos el ahorrador dejará d e percibir la remuneración. En los productos más agresivos el cliente puede jugarse parte del capital invertido.

Estructurados más arriesgados que en el año 2008

En estos productos el plazo importa y mucho. Las entidades bancarias se sienten tentadas en colocar estructurados con finalización largos. Es es la forma en que las entidades bancarias pueden rentabilizarlos, y garantizarse un flujo constante de comisiones durante toda la vida del producto.

Para convencer a los inversores, las entidades bancarias ofrecen ventanas de salida o cancelación anticipadas, pero eso igualmente tiene penalización y, por tanto, el salirse del producto antes de tiempo pueden generar pérdidas para el cliente con el agravante que en muchos de estos casos la garantía que tiene el estructurado no entra en funcionamiento y su valor dependerá del valor de mercado en el momento de la pérdida.

En la situación actual de tipos de interés, los estructurados son mucho más arriesgados que en la anterior crisis financiera. Para darles un extra de rentabilidad aceptable la estructura interior del estructurado debe ser más arriesgada.  Si en la crisis lo cotidiano era que el 90 por ciento del dinero del estructurado estuviera invertido en depósitos y el 10 por ciento estuviera expuestos a precios de mercado de diferentes activos, ahora dicho porcentaje se ha modificado al 70/30 para ofrecer una mayor rentabilidad.

¿Qué significa que los estructurados estén apalancados?

Los bajos tipos de interés ayudan a hacer más atractivas las inversiones apalancadas con deuda. Muchas de las entidades bancarias están ofreciendo créditos blandos para contratar este tipo de productos. Créditos blandos porque sus intereses son inferiores a los que paga los estructurados, con lo que los clientes se suponen que siguen ganando dinero.

Los bancos te venden el apalancamiento reforzando su mensaje de venta del producto y cómo si te estuvieran haciendo un favor especial. Frases cómo el trato de prestarle dinero para comprar este producto es sólo para los mejores clientes, es una oportunidad tan buena que no se puede dejar escapar, o mira si creemos en este producto que hasta estamos dispuesto a prestarte dinero para que puedas invertir. No hace falta decirlo que si algo se tuerce o va mal, el cliente perderá su inversión pero el banco no perderá el préstamo que va a seguir queriendo cobrar haya ganado o perdido su cliente dinero con la inversión.

Cómo dice el refrán, soldado advertido no muere en guerra. Las estratégicas comerciales de la banca son ya viejas conocidas de todos y ya empezamos a ser un poco mayorcitos para no tropezar dos veces con la misma piedra.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

2 comentarios

  1.    Responder

    Nosotrs en nuestra Clínica Dental ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de poder fraccionar o financiar sus tratamientos, ya que hemos llegado a un acuerdo con más de una entidad bancaria.

  2.    Responder

    TIME IS OVER

    China prepares to determine for itself the price of gold
    Published : April 18, 2016 16:01 GMT
    This week Beijing plans to launch gold fixing yuan.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies