La Comisión Europea ha aprobado la petición de los gobiernos belga, francés y luxemburgués de elevar las garantías públicas temporales acordadas por los tres países para Dexia hasta los 55.000 millones de euros, lo que supone 10.000 millones de euros adicionales.

“La Comisión Europea ha aprobado un incremento de 10.000 millones de euros del techo de la garantías temporales concedidas por Bélgica, Francia y Luxemburgo para cubrir las necesidades de refinanciación de Dexia. Por tanto, el techo se ha aumentado a un máximo de 55.000 millones de euros”, explica la Comisión en un comunicado.

La CE explica que ha aprobado temporalmente la medida hasta el próximo 30 de septiembre con el objetivo de preservar la estabilidad financiera y señala que adoptará una decisión final sobre su compatibilidad con la normativa de ayudas estatales de la UE cuando haya finalizado su evaluación del plan de resolución de Dexia.

Bruselas acordó la semana pasada prolongar hasta el próximo 30 de septiembre el sistema de avales públicos pactados por Francia, Bélgica y Luxemburgo por valor de 45.000 millones de euros para la entidad Dexia y su subsidiaria subsidiaria Dexia Crédit Local en el marco del acuerdo para desmantelar la entidad.

Bruselas había autorizado previamente avales públicos por valor de 45.000 millones de euros para Dexia entre el 21 de diciembre y el 31 de mayo a condición de que los tres gobiernos presentaran un plan de reestructuración para garantizar el desmantelamiento “ordenado” del grupo Dexia. Dicho plan fue remitido a Bruselas los pasados 21 y 22 de marzo.

La Comisión Europea anunció la semana pasada también su intención de ampliar el alcance de la investigación en profundidad que abrió sobre el plan presentado para desmantelar el grupo Dexia a la luz del plan de reestructuración remitido.

Francia, Bélgica y Luxemburgo acordaron el año pasado dividir en tres la entidad franco belga, que recibió una inyección de 6.400 millones de euros de fondos públicos al inicio de la crisis en 2008, ante la necesidad de volver a rescatarla y pactaron la creación de un ‘banco malo’ para aislar los activos ‘tóxicos’ de Dexia, que recibirá garantías de refinanciación por importe de hasta 90.000 millones de euros por parte de los tres gobiernos, aunque poco después la cantidad quedó reducida a la mitad.

Los fondos de esta entidad residual quedarían garantizados por Bélgica (60,5%), Francia (36,5%) y Luxemburgo (3%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…