Chesapeake--compressor

La compañía Chesapeake Energy, la segunda productora de gas natural de Estados Unidos, ha registrado en 2015 pérdidas netas por 14.856 millones de dólares (13.551 millones de euros), frente al beneficio neto atribuido de 1.273 millones de dólares (1.161 millones de euros) del año anterior.

La cifra de negocio de Chesapeake Energy en el conjunto del año disminuyó un 45%, al ingresar 12.764 millones de dólares (11.643 millones de euros) frente a los 23.125 millones de dólares (21.091 millones de euros) de 2014, según ha informado la compañía en un comunicado.

En el último trimestre del año, la productora de gas registró pérdidas por 2.228 millones de dólares (2.032 millones de euros), frente al beneficio neto atribuido de 586 millones de dólares (534 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

Por su parte, la facturación entre octubre y diciembre alcanzó los 2.649 millones de dólares (2.416 millones de euros), lo que supone un 53% menos que los 5.689 millones de dólares (5.188 millones de euros) del último trimestre del año anterior.

El consejero delegado de Chesapeake, Doug Lawler, ha afirmado que a la vista del “contexto complicado” de los precios de materias primas, el objetivo de la compañía es “mejorar su liquidez, reducir más su coste de estructura” con el objetivo de fortalecer su balance.

A principios de este mes, Chesapeake negó las publicaciones que apuntaban a que la productora de gas tenía intención de declararse en bancarrota y aseguró estar trabajando “agresivamente” para maximizar el valor para los accionistas.

En concreto, Chesapeake hacía referencia a las informaciones que se hacían eco de un informe emitido por Debtwire, en el que aseguraba que la compañía había contratado a un equipo de abogados para analizar las posibilidades de la compañía.

La cotización de Chesapeake subía con la noticia un 22% hasta los $2,65 por acción. Eso si, aún lejos de los $30 a los que cotizaba hace un año.

Con un ebitda de 2.385 millones en 2015 (más o menos la mitad que 2014), una deuda de 12.000 mil millones, y unas inversiones en capex de unos 1.800 millones previstas para 2016 (después de recortar la cifra a la mitad), los números no son muy alentadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…