Ofrecido por

GurusBlog

El original método chino para combatir el fraude fiscal

 fapiao

No es que quiera dar ideas a nuestro Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de cómo combatir el fraude fiscal en España, pero el método que han ideado los Chinos me ha parecido bastante ingenioso.

Parece que el fraude fiscal es uno de los males endémicos en China, que será un país comunista o pseudo comunista pero a pesar de eso sus ciudadanos no le tienen un gran apego a declarar sus ganancias al Gobierno. Uno de los problemas es la economía sumergida que se estima representa  cerca de 1/6 del PIB Chino y es especialmente pronunciada en el sector servicios donde se estima que alcanza cerca del 30% de esta actividad, en un país acostumbrado además a pagar en metálico el 95% de sus compras.

Para intentar arreglar el problema, hace ya un tiempo, que el gobierno hizo obligatorio que toda tienda tuviera unas máquinas registradoras que no podían ser manipuladas con el objetivo de poder registrar todas la actividad de la tienda y los inspectores del gobierno pudieran tener la certeza del nivel de ingresos de cada tienda. La idea era buena, pero para los amantes de la economía sumergida la solución también era sencilla. Pongo la maquina registradora en mi tienda, pero sencillamente no la uso o la uso sólo parcialmente, es decir realizo un porcentaje de las ventas en A usando la maquina mientras que el resto de las ventas las sigo haciendo en B sin utilizar la maquina.

Sin embargo a grandes males grandes soluciones. La única forma realmente eficaz que tienes de evitar las ventas en B es que sea el cliente el que te pida el recibo expedido por la máquina registradora. Obviamente para conseguir eso tienes que crear un incentivo para que los clientes pidan el recibo y aquí es donde entra en juego la original idea del gobierno Chino. Tan simple y tan sencillo como convertir cada recibo expedido por una máquina registradora en un billete de lotería, que mediante sorteo puede hacer que los afortunados poseedores del recibo ganen hasta 5.000 yuanes.

Es decir, se pasa de una política de recaudación fiscal basada en el castigo a una política recaudadora que tiene en el incentivo su principal arma para combatir la economía sumergida. El sistema tiene sus ventajas. Incentivando al consumidor, este sin ningún coste para el Gobierno (salvo el de los pequeños sorteos) captura para el gobierno los datos necesarios que le permiten tener la información fiscal necesaria.

De momento el programa sólo se está aplicando de forma experimental en algunas áreas del país, pero parece que los primeros test son bastante satisfactorios, ya que a cambio de un coste de 30 millones de yuanes en premios de lotería el Gobierno ha incrementado su recaudación en cerca de 900 millones de yuanes.

Obviamente, el incentivo del Gobierno puede ser combatido si los comercios, cómo así está sucediendo, incentivan a los clientes a no pedir recibos, ofreciéndoles a cambio descuentos o algún producto de poco valor de forma gratuita, pero el sistema de loterias parece una solución para luchar contra la economía sumergida que apunta en la buena dirección.

En algunos países del Sur de Europa, cómo España, Italia o Grecia, donde se estima que la economía sumergida puede alcanzar entre el 20% y el 30% del PIB, igual sería interesante en empezar a pensar en soluciones imaginativas que busquen más el incentivo que el castigo.
Vía The Diplomat



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

22 comentarios

  1.    Responder

    Ojala sirviese cualquier tipo de método para acabar con toda la panda de chorizos que tenemos en la política acutal de nuestro país, independientmente del partido político que sea, porque lo que pasa aquí en en España es más que vergonzoso.

  2.    Responder

    En el Perú había algo parecido hace algunos años; uno tenía que enviar los comprobantes de pago y participaba en una rifa sorteo.

  3.    Responder

    Eso sí, no deja de ser toda una primera experiencia para un occidental cuando uno de estos restaurantes te ofrece un helado sabor a judías a cambio de que no pidas el recibo.

  4.    Responder

    Vivo en China desde el 2008 y ese sistema ya estaba implementado en aquél entonces. Indica el artículo que fue en el 2002 cuando el programa empezó a introducirse y el dato de los 30 millones me parece que se refiere a aquél momento.

    De todos modos, creo que en los datos de aquél momento influyó el efecto novedad porque entre mis amigos y colegas de trabajo chinos muy pocos son quienes lo piden.

    Yo mismo al principio acostumbraba a pedirlo siempre, pero hace tiempo que paré… tras varios años en que no me ha tocado nada y me sobran los dedos de una mano para contar las personas que conozco a quien les ha tocado algo (y sería algo así como 5 euros)…

  5.    Responder

    Lamento decir que no estoy tan seguro de la efectividad de la medida en españa, aunque original es un rato eso no se discute. Pero aparte de que el mercado doméstico no es el problema, sino fundamentalmente el que se da entre enpresas, aquí compramos sin iva productos cuyos impuestos podemos desgravarnos para mantener una estructura productiva en B, no sólo de comercialización. Al comercial le entregan la partida en A y la que tiene que sacar en B, un fenómenos curioso son las inversiones o ampliaciones que contablemente nunca producen beneficios legales y que ahora además ayudan a despedir personal por cuentan de unas perdidas solo justificables si comprendes que buena parte de la producción no se reconoce.
    Y otro día hablamos del milagro de la leche, porque habría que saber si a estas alturas tenemos vacas que aun producen el doble que las de cualquier país, es que tenemos la mitad de la cabaña vacuna sin censar o es que la traemos de estraperlo de francia como los abuelos con el tabaco…

  6.    Responder

    Ese sistema se tambien se implemento en Italia hace unos anos y no se puede decir que haya conseguido disminuir significativamente su escandalosa economia sumergida…

  7.    Responder

    Estimado, en la década del ’90 en Argentina se implementó dicho sistema ….
    Suelo apreciar que tenés una mirada un tanto crítica sobre este país, que implementa acciones que luego copian otros países. Fijate como le está yendo a España si no. Es difícil ser argentino mucho tiempo, … pero los españoles ya aprenderán. Saludos australes.

    1.    Responder

      Es cierto. Todo el mundo sabe que los argentinos inventaron la rueda, la pólvora, descubrieron la penicilina y diseñaron el primer iPhone. Luego el resto del mundo se dedicó a robarles todo, empezando por los españoles mandados por Colón (el único descubridor que no era argentino). Mientras Argentina siga padeciendo el mal de negar la realidad y echar balones fuera, no tendrá esperanza ni futuro y será pasto de los políticos más corruptos del planeta.

    2.    Responder

      Solo contra el mundo…supongo que sera la misma mirada critica que tiene los argentinos de los gallegos en Argentina…no sé, solo soy un estupido gallego…blablabla

  8.    Responder

    En Argentina hace unos años a nivel nacional también se hizo algo parecido, los recaudadores fracasaron miserablemente en su intento.

  9.    Responder

    Debería fomentarse una cultura cívica de contribución en vez de buscar medios para que aflore la economía sumergida combinado con unos políticos que mostraran una buena gestión de lo público

    1.    Responder

      Yo pago siempre el IVA de cualquier servicio que me presten (taller, reforma, chapuza en casa, etc). No sólo por contribuir, sino, sobre todo, para poder afirmar que YO PAGO TODOS Y CADA UNO DE LOS SANGRANTES E INJUSTOS IMPUESTOS QUE SE RECAUDAN PARA MALGASTARLO COMO DINERO PÚBLICO. Para poder decir que yo cumplo con las injustas obligaciones a las que se me somete como ciudadano.

      Porque creo verdaderamente que, si bajaran los impuestos (IVA en este caso), la gente no se andaría con escamoteos y pediría siempre la factura, aunque solo fuera por tener una garantía barata de poder reclamar.

      BAJEN LOS IMPUESTOS DE UNA SANTA VEZ!

      Me parece bien la cultura cívica de contribución, siempre y cuando venga acompañada de una cultura cívica de la gestión del dinero público. O todos moros, o todos cristianos.

      1.    Responder

        Olvídate; esto es España.
        Yo ya he claudicado; no doy un duro más por este país, en todos los sentidos!!!

      2.    Responder

        el problema es que lo pagues a lo pringao pero se lo quede el chapuzas

        1.    Responder

          Pues espero que le cazen, aunque reconozco que es bastante difícil, al que lo hace; para que se entere de como funciona la Hacienda, que no es precisamente benevolente

  10.    Responder

    Me parece una solución muy imaginativa para aflorar una parte de la economía sumergida.

    Lo cierto es que no son los Chinos los inventores. Esto mismo lo llevan haciendo en Taiwan desde hace unos cuantos años. E-GUI le llaman.

    1.    Responder

      Gente, vamos a tributar en la medida que se pueda ver como se gasta la recaudacion, tan simple como eso


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR