Hace un mes comentaba los resultados de Chipotle, una cadena de comida rápida cuyo símbolo es la venta de burritos. Lleva varias años registrando unos crecimientos en ingresos y beneficios muy importantes. Además va acumulando una caja que lejos de hacerla ineficiente financieramente hablando, para mí la está dotando de un fortaleza envidiable.

Me hace gracia ver artículos del estilo a que si Chipotle es el Apple de la comida rápida, o artículos como éste cuyo título enfrenta al “iPhone” de Apple con el “Burrito” de Chipotle.

Chipotle lleva en el año una revalorización de la acción de más del 20% y de más del 470% en los últimos tres años. Ya comenté en el análisis que hice de sus resultados de 2011 que cotizaba a unos ratios muy altos aún manteniendo para 2012 crecimientos del 20%. Pero es que lleva cotizando a unos ratios muy altos varios años. ¿Burbuja o realidad? El tiempo nos lo dirá pero parece que los inversores para mantener la tendencia que lleva la acción en Bolsa, algo deberán de ver más allá de los ratios a los que cotiza. La gran cantidad de caja por ejemplo es un punto al que creo que se le está dando mucho valor. Hace no muchos años, esta gran cantidad de caja en las empresas podía llegar a penalizar a su acción al justificar los inversores que mucha caja “parada” en la empresa no era hacer un buen uso de ese dinero. O se reparte o se reinvierte en la compañía. Eran épocas en las que la deuda era una “amiga” y en la que empresas endeudadas eran bien vistas dada la posibilidad de apalancar sus negocios de manera rápida y fácil. Otros tiempos.

Volviendo a la comparación con Apple, en este artículo, “iPhone vs burrito. Guess who wins?”, se adjunta un gráfico con la evolución de la acción de Apple y la de Chipotle. Vemos que la revalorización es superior en la empresa del burrito que en la empresa de la manzana.

A partir de ahora qué. A mí me dan vértigo las dos acciones. Es decir, no compraría a estos precios aunque sé que pueden llegar a subir bastante más. La clave habría sido haber confiado en estas compañías hace un par de años por ejemplo.

Viniéndonos un poco a “casa”, asemejo estas acciones a las de Inditex. Inditex es una compañía que cotiza a unos múltiplos altos, que crece todos los años de manera relevante, que tiene un modelo que puede funcionar todavía muchos años y que además atesora una gran cantidad de caja en su balance. Todo esto hace que los inversores año tras año paguen en Bolsa una prima superior a la de sus competidores. Además es que cotiza en máximos históricos y lejos de esperarse recortes, lo que se espera sigue siendo aumentos del precio de su cotización.

Por tanto, ¿Chipotle es el Apple de la comida rápida? ¿Inditex es el Chipotle de la moda o el Apple del sector textil? Independientemente de lo que hagan sus acciones durante los próximos meses, lo que tengo claro es que estamos ante tres empresas con una evolución de sus cuentas excelentes y con una historia de éxito detrás de ellas espectacular.

  1. Chipote no es Apple porque:

    1. No tiene productos creativos

    2. No tiene productos de valor agregado

    3 . No tiene los márgenes de Apple

    4. Es una moda americana, es un Netflix…no un Apple

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda