GurusBlog

Chipre no saldría de su crisis devaluando

Chipre manifestacion

Tras lo ocurrido en Chipre, Paul Krugman escribió un artículo dando su recomendación al gobierno chipriota: salir del euro. Las razones que el premio Nobel da para justificar su postura son dos, la que dice y la que calla. La que dice es, básicamente, que con una devaluación masiva de la divisa chipriota frente al resto de divisas (en particular, frente al Euro) las exportaciones crecerían con fuerza y el boyante sector turístico chipriota sería la piedra angular del crecimiento post-crisis. La segunda razón, la que calla, es que dicha devaluación – si generase inflación – haría mucho más sencillo el pago de deuda, tanto privada como pública, produciéndose cierto desapalancamiento en la economía que sería muy necesario si luego Chipre aspirase a financiarse de nuevo. El problema de estos postulados, como suele ocurrir con Paul Krugman, es que son falsos.

En primer lugar, yo también estoy a favor de la salida del euro de Chipre. Pero claro, una salida de un sistema monetario fraudulento para configurar un nuevo dinero, un buen dinero (como el oro) y un sistema crediticio que dependa de él. Ahora bien, habida cuenta de que esto no ocurriría si Chipre abandonase el euro (sino que aplicarían la recomendación krugmanita: devaluar) no estoy tan seguro que ésta sea una buena opción (puesto que aunque se pueda salir de una crisis devaluando, la salida de esta manera genera peligrosos desajustes en la economía que no podemos dejar de olvidar).

En segundo lugar, Krugman lo fía todo a la inflación. Parece que tras más de veinte años Krugman no ha aprendido la lección japonesa. No es fácil crear inflación. La inflación no tiene nada que ver con la base monetaria de la economía, sino con la velocidad del dinero. Analicemos un poco la situación chipriota. Chipre cuenta con una serie de agentes que estaban altamente endeudados y se han encontrado con que una parte muy importante de su activo (la deuda griega) no ha podido satisfacer con sus obligaciones. Como los vencimientos de sus pasivos – inflados artificialmente por unos tipos de interés manipulados desde el 2001 – iban llegando, los bancos chipriotas han tenido que ir liquidando sus activos, hasta que se ha producido una situación de iliquidez total en la que los bancos chipriotas son incapaces de vender sus activos salvo con enormes descuentos y, por lo tanto, no pueden atender sus deudas, lo único que pueden es refinanciarlas.

chipre manifestacion

¿Cuál es el vehículo idóneo para realizar citado roll-overLa compra masiva de deuda pública. En efecto, si se produce una gran devaluación monetizando deuda pública y privada, por ejemplo, los inversores acudirán al mercado de risk-free assets y allí quedarán inmovilizados los medios de pago de nueva creación, esto aumentará la caída de la velocidad del dinero y la especulación en estos activos. Lo único que logrará será que sea necesario seguir dándole a la impresora hasta que estos activos dejen de perder valor, algo que ni Japón ha conseguido ni Bernanke está consiguiendo. No generándose inflación el repago de deuda se vuelve más complicado (más realista) y no se sale de la crisis.

En segundo lugar, es extremadamente iluso pensar que variando el tipo de cambio se va a obtener una ventaja competitiva inmediata en la balanza comercial. Por supuesto que sí, en el corto plazo. En el largo plazo, los tipos de interés se ajustarán al movimiento del tipo de cambio (recordemos, no será un ajuste hacia un precio objetivo sino un mero ajuste, no existe un precio objetivo verdadero fruto de la dinámica de un mercado de capitales eficiente y fuerte) y los precios de los bienes y servicios destinados a la exportación se encarecerán por el efecto del aumento en el precio de las materias primas importadas. Al final, se vuelve a comprobar cómo devaluar una moneda es una auténtica chapuza.

En conclusión, la solución chipriota no pasa por un abandono improvisado de esta férrea cadena que es el euro. Pasa, dentro de un sistema monetario fraudulento, por dejar que su economía sane todo lo que el BCE permita que sane de la larga etapa de enfermedad que ha sufrido en forma de burbuja crediticiaNo es mala la senda del bail-in que ha adoptado, pero los ajustes deben continuar su camino para lograr de nuevo la liquidez de los agentes y el crecimiento económico.

Sígueme en twitter (@daviddebedoya)

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

16 comentarios

  1.    Responder

    Oro + escuela austríaca. De ahí no se puede sacar nada bueno. Y sin embargo, mucha gente, por razones poco confesables, insiste una y otra vez en estos sin sentidos.

    Q abran la ventana y entre un poco de aire fresco.!!!

  2.    Responder

    No veo por ningún lado la lógica de tu crítica. Las deudas de Chipre están denominadas en euros luego una salida del euro y una devaluación sólo hacen que sean MÁS DÍFICILES y no más fáciles de pagar.

    Por otro lado, tu argumentación sobre los tipos de cambios es bastante desatinada .El problema de Chipre quizá sea que su relación de intercambio sea mejor que el tipo de cambio actual del euro. Puede que una moneda nacional coloque al país es su tipo de cambio fundamental a largo plazo (no como ahora).

    En todo caso, lo discutible es si el efecto de incremento de la deuda sobrepasa al efecto de (supuesto) aumento de competitividad. Ahí están el ejemplo de Argentina (con sus deudas en dólares).

    En cuanto al patrón-oro, ya demostró sus ineficiencias y locuras financieras. Si vas a propugnar algo nuevo, que sea verdaderamente nuevo, no lo mismo que ya fracasó.

    1.    Responder

      Una salida del euro lo que haría sería que Chipre podría hacer una “quita” de deuda a través de la devaluación. Están denominadas en euros, imaginemos que mañana se fija el cambio 1€=1 libra chipriota y el estado chipriota salda toda su deuda mañana con esa paridad (dándole a la impresora) de facto acaba de hacerles una enorme quita a todos los acreedores.

      Sobre tu segundo y tercer párrafo ok, pero no veo mi desatino.

      El patrón oro fracasó y creó ineficiencias y locuras financieras, cuándo un verdadero patrón oro ha creado eso?

  3.    Responder

    No me queda clara la conclusión. ¿Mejor que salga del euro, pero que el BCE le ayude a sanar su economía?
    Yo seguiría en el euro. Ya se ha visto que salirse e imprimir billetes a lo loco o devaluar la moneda no sirve para nada. Implementaría bien el bail-in y reformas estilo Letonia si fueran necesarias.

    Por lo demás, muy bueno el artículo David.

    Un saludo

    1.    Responder

      Dentro de un sistema monetario fraudulento, es decir, dentro del euro… ajjaja y luego lo que el BCE le permita sanar ya que si se pone a imprimir poco sanará

      Claro, yo digo, por mí que se fueran del euro y ordenasen de verdad su economía, pero como si se salen devalúan a lo bestia, mejor que se queden

      1.    Responder

        El euro no tiene nada de fraudulento. La crisis económica no continúa por las ineficiencias del sistema financiero sino porque la demanda agregada está deprimida.

        1.    Responder

          la demanda está deprimida porque ha estado inflada durante mucho tiempo por las ineficiencias del sistema financiero. ¿no es un fraude una moneda que no es dinero sino que es deuda?

  4.    Responder

    Tan fácil que parecía antes crecer económicamente, lo hacíamos casi sin querer, durante 70 años seguidos, excepto algunos años muy concretos. Y ahora parece que todos hemos olvidado la receta. Alguien dice que el boom del crédito fue la unica forma de crecer desde los ochenta, pero especialmente desde 2002 a 2008, porque sino no habría habido crecimiento. Si eso es cierto, nuestro destino es volver a PIBs de 2002, es decir, el PIB debería decrecer un 60%, con el añadido que tenemos una deuda monumental por devolver, y un boom migratorio para la construccion y servicios que ahora está para engrosar el paro. Por lo tanto el debate no es tanto cómo se crece, sino como hacemos para librarnos de esa deuda. Porque yo me niego a pagarla. No se vivía nada mal el 2002.. pero la massas de borregos siempre quieren más y más y más. Y siempre habrá el político de turno que con tal de ir ganando elecciones cumplirá las fantasías aunque eso suponga hipotecar 3 o 4 generaciones. Es de estúpidos todo lo que ha pasado. A mi el crecimiento me la trae bien floja, se puede bien vivir sin crecimiento, pero no se puede vivir pagando unos intereses de deuda descomunales que te obligan a recortar el Estado del Bienestar. Ya podemos ir pensando en montar alguna revolución pacífica porque crecimiento… no va a haber en mucho tiempo (como debería haber sido desde los 90).

    1.    Responder

      Crecimiento económico puede haber siempre, incluso endeudados. El estancamiento económico es mortal, ¿cómo controlas que nadie quiera crecer? ¿que nadie quiera innovar y construir y enriquecerse? ¿que nadie se endeude? Cualquier solución que controle estos factores pasan por menos libertad para la sociedad

      1.    Responder

        No digo que no deba haber crecimiento, digo que no tiene porque haberlo.

  5.    Responder

    Si claro, Paul Krugman es un pirado que ganó el nóbel en la tapa de un yogur.

    1.    Responder

      Lea usted el artículo de Krugman y verá cómo reconoce que esta materia no es su especialidad. Y lea usted los trabajos académicos de Krugman sobre el tema para ver sus fallos, entonces critique

      1.    Responder

        Los he leído. Por eso lo digo.

      2.    Responder

        Krugman es un especialista en comercio internacional, balanzas de pago, tipos de cambio, etc. Que utilices las argumentaciones de la escuela austriaca no significa que Krugman no sepa de que habla.

        1.    Responder

          En este caso, que envuelve mercado financiero, no sabe tanto de lo que habla como de divisas.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies