Hoy el WSJ, nos deja una bonita lista con las startups que forman el denominado club del Unicornio. Es decir aquellas startups no cotizadas cuya valoración en la última ronda ha superado los 1 mil millones de dólares. Algunos lo consideran una especie de burbuja 2.0, otros nos podrían justificar sin problemas la valoración actual de cada una de ella de forma individual. Yo particularmente, lo único que tengo claro, es que de este club de más de 30 privilegiados dentro de 5 años muchas de estas compañías tendrán una valoración muy inferior a la actual y algunas hasta habrán desaparecido.

Pero en parte ya sabéis de que va este juego cuando supera ciertos niveles. Va de vender, vender y vender a cambio de comisiones y cuando las valoraciones empiezan a superar los mil millones de dólares entra en escena casi siempre Goldman Sachs, el mejor vendedor del mundo. Pobre el lobo de Wall Street.

startupsCaptura de pantalla 2014-01-24 a la(s) 20.23.29

  1. Yo soy de los que piensa que es una burbuja, y además es una burbuja mayor que cualquiera de las que conozco (A excepción de los tulipanes).
    Y lo considero porque el concepto ha cambiado, en estas empresas no importan los cashflow, no importa su balance ni de dónde provienen sus ingresos o qué gastos tiene, el único (a mi parecer) concepto de valoración es su cantidad de usuarios y su capacidad para “obtener” más usuarios.
    Hace unos meses hice el sencillo cálculo de dividir la capitalización de Facebook por la cantidad de usuarios activos que la propia empresa publicaba y me salian unos 80$ por usuario. Y me pregunto yo, quién paga eso? Qué usuario de Facebook va a gastarse 80$ “gracias” a Facebook?
    Probablemente esté equivocado y esa nueva forma de medir a las empresas sea buena, pero sinceramente a mi no me lo parece.

  2. Ahí las empresas cuya presencia en la lista está más justificada, son las chinas. O quizás no está tan justificada, porque realmente no son startups.

    Jingdong es uno de los lugares preferidos para comprar online en China, y eso es decir mucho teniendo en cuenta que el comercio electrónico en ese país es posiblemente de los más avanzados y con mayor penetración del mundo.

    Yo que vivo allí, personalmente efectuo en Jingdong y Yihaodian la mayoría de mis compras, desde leche, cereales, bebida, hasta computadoras, móviles pasando por sábanas, ropa, etc. La calidad del servicio es excelente y los tiempos de respuesta insuperables (el mismo día o al día siguiente si tienen el producto disponible en almacén cercano, o quizás tres o cuatro días si lo traen de otra ciudad).

    Vancl y Sogou también los veo muy justificados. Y Xiaomi, ya no diguemos, pues va en camino de constituirse en el nuevo HTC y en China ha alcanzado porcentaje muy significativo del mercado de los smartphones, con una apuesta por una combinación de precio asequible, un diseño muy atractivo y unas buenas características técnicas.

    Es decir, que al menos en el caso de las empresas chinas, estamos hablando de modelos de negocio sólidos y contrastados, que en general tienen más de 5 años de vida y tras probar su éxito en el mercado local más gigante, ahora están iniciando su expansión internacional.

  3. Una consideración, en el caso de Fanatic, ¿podemos considerar una Startup a una empresa que tiene casi 20 años??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…