OPV Bolsa

Si ayer os comentábamos que los volúmenes de las empresas que están saliendo a Bolsa vía OPVs están en máximos de los últimos años, una señal clara de que cada vez más los propietarios de empresas están viendo a los mercados cotizados como el lugar perfecto para poder cambiar parte de la promesa de los resultado futuros de sus empresas por dinero contante y sonante con una relación de cambio cada vez más favorable a medida que se incrementan los múltiplos de valoración. Hoy os dejamos un gráfico todavía un poco más inquietante:

En el gráfico que os adjuntamos, tenéis la evolución del S&P500 y en la línea inferior la evolución del porcentaje de compañías que salen a Bolsa con pérdidas en la última línea de su cuenta de resultados. Es decir empresas o bien sin modelo de negocio aún probado en las que los inversores confían ciegamente que el futuro ya proveerá. Atención porque mientras tanto que en 2002 y 2009 parecia que los inversores se había vuelto tremendamente exigentes y en donde sólo se colocaban en OPV un entre 10-20% de las empresas con resultados negativos en sus cuentas de resultados, en enero de 2014 el 74% de las compañías que aparecen en Bolsa lo hacen con pérdidas en sus cuentas de resultados, un nivel similar al 80% que se alcanzó en plena burbuja.com.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.