Menos mal que existe gente valiente y sobretodo dispuesta a invertir su tiempo para combatir las injusticias. Gracias a la denuncia presentada por el abogado Javier de la Cueva, el Tribunal de la Competencia ha exigido que el servicio de Defensa de la Competencia, dependiente del Ministerio de Economí­a, retome la causa archivada contra el acuerdo entre la SGAE con Asimilec que establece un canon sobre CD y DVD ví­rgenes a repercutir a los consumidores. Curisosamente la administración es uno de los principales perjudicados por el canon. Por ejemplo las actas de un juicio se entregan a dí­a de hoy en CD en lugar de papel y obviamente han pagado el canon, por lo que entre otras paradojas la SGAE se lleva una “pequeña” mordida por cada juicio que se celebra en España.

El despropósito es a todas luces mayúsculo, mientras las DVD y CD originales vienen protegidos con sistemas anticopia, tenemos que pagar una mordida sobre los soportes ví­rgenes por si queremos copiar para uso privado los originales y aquí­ entramos todos en el paquete, particulares, empresas y administración….. a ver cuando la administración tiene un detalle con los bloggers y nos regala una franquicia de este estilo….yo pongo la caja registradora…..puestos a regalar café que al menos sea para todos los ciudadanos.

Tags: SGAE canon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.