Ofrecido por

GurusBlog

¿Comprarías una naranja española en la India?

naranjas

Vuelvo a Gurusblog tras una larga estancia sin publicar debido a diversos problemas. Hace unas semanas, tuve la oportunidad de poder charlar con Nicola Lacetera, un profesor de economía de la Universidad de Toronto, en Canadá.

Particularmente, me envío un paper que, tras empezarlo, me ha parecido fantástico. En él, Nicola, junto con el profesor Sydnor, de la Universidad de Wisconsin, relacionan los factores de producción, el lugar con el que fueron producidos determinados productos (ellos eligen coches de marcas japonesas, Honda y Toyota) y la importancia de la calidad de la producción para las multinacionales. Ambos profesores presentan una serie de datos realmente interesantes.

Para empezar se ve que hay una investigación muy interesante detrás. Ambos profesores presentan, además, que uno de los mayores problemas de las multinacionales automóviles a la hora de ir a Estados Unidos para establecer allí sus fábricas, fue la de la calidad de los trabajadores.

Según se nos muestra, la calidad de producción de los japoneses en materia de producción es mucho más alta que la americana. Los profesores lo representan así : as the Japanese firms were considering establishing production in the U.S. in the late 1970s and early 1980s, there was significant uncertainty about whether it would be possible to transfer these production practices to the U.S – como las multinacionales japonesas estaban considerando establecer su producción en los Estados Unidos a finales de los 70 y a los principios de los 80, había una incertidumbre sobre si sería posible exportar las prácticas de producción a los Estados Unidos.

Efectivamente, fue uno de los problemas que las multinacionales japonesas tuvieron que barajar. Pero no sólo eso. El factor de la educación era importante. En términos económicos – en una  relación comercial – podría salir más caro para ellos producir los coches en Japón y exportarlos, de manera bilateral, a Estados Unidos. Por eso, establecer la producción allí era primordial para poder acceder al mercado americano. En cualquier caso, la inversión fue muy grande.

Primero, porque los japoneses tuvieron que trasladarse allí para formar a la mano de obra local. Segundo, porque abrirte a nuevos mercados sin ‘apenas’ experiencia, es complicado. Sea como fuere, la actividad comercial de las multinacionales es muy interesante. Si seguimos analizando el paper de Nicola y de Sydnor veremos más cosas. Entre ellas, los profesores presentan un modelo econométrico en el que toma el valor de las observaciones individuales sobre ese coche y toma el valor de un tipo particular de coche. La ecuación, en sí, es ésta:

precios

(La variable que tendríamos que observar en esta ecuación (1) es la del precio condicional en al venta. En el paper, que se puede adquirir en la página de la National Bureau of Economic Research por $5, se presenta una tabla que es necesaria para poder sacar las conclusiones varias de esta ecuación. Es una ecuación regresiva sobre los precios.)

Tras haber analizado esto, nos convendría sacar alguna conclusión más. Iré por orden. Particularmente, los coches fabricados en los Estados Unidos tienen un mayor coste que los que son fabricados en Japón. ($8,579.16 en EUUU vs  $8,455.01 en Japón, lo que indica una diferencia de $124.15) Pero, ¿por qué? No se presenta de manera explícita en el artículo (o al menos, yo todavía no he llegado) pero podríamos analizarlo.

Japón tiene sus fábricas asentadas en su país. En términos absolutos, adquirir nuevo material tecnológico y espacios para producir un determinado producto tiene un coste fijo, porque probablemente las multinacionales se endeuden para poder adquirir ese tipo de productos. Además, la formación necesaria del tipo de mano de obra hace que el precio de los coches aumenten. De cualquier forma, este tema necesita mucha más investigación. La forma de producción y la calidad de producción es lo que se presenta en este artículo. Evidentemente, la calidad de una naranja española no es igual que la calidad de una naranja india.  El precio dependería de otros muchos factores como los que presentan los profesores en su artículo. Es, sin duda, una publicación que merece ser estudiada.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR