GurusBlog

¿Confundes necesidad con aspiración? Las empresas lo saben

Comentarios desactivados en ¿Confundes necesidad con aspiración? Las empresas lo saben

ambicion

Si a día de hoy preguntáramos a muchas de las empresas más innovadoras a qué dedican su actividad, seguro que muchas de ellas no podrían decir que tratan de producir un bien o servicio necesario para la mayoría de la población. Buscan crear bienes y servicios que colmen nuestras aspiraciones más que nuestras puras necesidades vitales.

Hoy día no se trata de producir simplemente los alimentos necesarios para la vida, o la ropa con la que protegernos del frío o calor, o producir un medio de transporte que nos lleve a nuestro destino, o un medicamento que nos cure,etc.
Si analizáramos los bienes y servicios que se comercializan hoy día podríamos observar que la mayoría no son bienes o servicios básicos sino que pretende ofrecer algo más, colmar nuestras más internas aspiraciones de todo tipo. Buscan darnos distinción, confort, rapidez, elegancia, belleza, placer, comodidad, etc.

Fíjese usted si cuando come busca simplemente alimentarse sanamente o busca satisfacer su gusto sin más, aunque esto último pueda ser más caro y menos saludable. Como consecuencia de este comportamiento estaremos pagando más y no necesariamente nos estaríamos alimentando mejor. Tendríamos realmente un problema que sólo es corregible con una buena educación y fuerza de voluntad. Lo peor de todo es que, aún sabiéndolo, muchas veces nuestros instintos dominan nuestras decisiones.

Esta confusión entre necesidad y aspiración la tienen más que nunca las últimas generaciones, a las que hemos contribuido los adultos a confundir por un mal entender lo que es educar a nuestros hijos o ser buenos padres. Los chicos nacidos en los años 90 ó 2000 prácticamente no saben lo que es carecer de algo, ya que sus padres(incluso los más humildes) han puesto como primer objetivo que sus hijos no carezcan de nada como ellos.

Sin embargo, la crisis por la que pasamos está poniendo de manifiesto que ya muchas familias no van a poder dar todo a sus hijos. Estamos pasando por una crisis que yo llamaría en “L” ,que lo que quiere decir es que hemos vuelto a un nivel de renta percápita o poder adquisitivo mucho menor y que no será recuperable en mucho tiempo. Hemos retrocedido en el tiempo al menos 10 años y tendrán que ser los padres los que hagan entender a sus hijos que no pueden tener todo aquello que se les antoje, ya que hay que volver a pensar en distinguir lo que es realmente necesario de lo que es una mera aspiración sin más.
Evidentemente siempre habrá gente que pueda seguir adquiriendo sus bienes y servicios personalizados de acuerdo a sus más altas aspiraciones y por tanto seguirán existiendo muchas empresas que traten cubrir más aspiraciones que necesidades básicas.

Si nos fijáramos bien, el problema que han tenido muchos de los que han cometido delitos de corrupción en la última década acumulando unos patrimonios desorbitados y de forma fraudulenta es confundir aspiración con necesidad. Han llegado a pensar que era necesario tener estos patrimonios para vivir, confundiendo necesidad con aspiración. El patrimonio que han acumulado ,en muchos casos, es casi imposible de gastarlo, lo que pone en evidencia un error de cálculo y de raciocinio.

La conclusión que se puede sacar de estos hechos es que aquel que sabe distinguir la necesidad de la aspiración y domina sus instintos puede considerarse una persona rica, ya que tendrá en sí mismo pocas necesidades y más o menos tasadas.

“No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”
“Las necesidades son finitas pero las aspiraciones infinitas”
“Una cosa es ser moderadamente ambicioso y otra cosa ser codicioso”
“La codicia es el último refugio de todo fracaso”
“Si todo lo que consigues te parece poco, ten cuidado, puedes ir por mal camino”


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies