El consorcio liderado por Sacyr que construye la ampliación del Canal de Panamá, ha asegurado este domingo que, “en este momento, no contempla el escenario” de parar las obras de este proyecto.

Las constructoras están dispuestas a seguir negociando con la Autoridad del Canal de Panamá más allá de mañana lunes, 20 de enero, fecha que ellas mismas se dieron para parar las obras en caso de que antes no se solucionaran los problemas económicos que afronta el proyecto, según indicaron a Europa Press en fuentes próximas al consorcio.

La disposición a seguir negociando y no parar la obra coincide con la decisión de la Comisión Europea de mediar en el conflicto del Canal a petición de los contratistas.

Según las mismas fuentes, el grupo de empresas solicitó esta mediación este mismo fin de semana a través de una carta remitida al vicepresidente de la CE y comisario de Industria, Antonio Tajani.

Con su comunicado, el consorcio pretende aclarar que el plazo dado a la Autoridad del Canal para parar la obra no quiere decir que mañana lunes se paralicen los trabajos. El preaviso dado a la ACP “otorga a las constructoras el derecho de, a partir del día 20, suspender los trabajos si se estima oportuno y según lo decida el consejo de administración del grupo”, según detallaron a Europa Press en fuentes del consorcio.

Así, en el comunicado oficial, las constructoras apuntan que “no tienen por qué realizar mañana lunes ningún cambio de estatus de la obra, ya que el preaviso que mandaron a la Autoridad del Canal de Panamá da derecho al consorcio a suspender las obras en cualquier momento a partir del día 21 de enero”. “Sin que en este momento ese escenario esté contemplado”, añade el grupo.

No obstante, el consocio señala que su consejo de administración “podrá evaluar la situación y tomar la decisión que corresponda en cualquier momento”.

El grupo de constructoras que lidera Sacyr emitió su escueto comunicado horas antes de que concluya el plazo que inicialmente ellas mismas dieron al Canal de Panamá para solucionar los problemas que afronta la obra y evitar la suspensión de los trabajos.

El pasado 1 de enero anunciaron que la víspera habían remitido un preaviso a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en el que señalaban que en 21 días pararían los trabajos de ampliación en caso de que antes no se solventara la falta de liquidez con que cuenta el proyecto por los sobrecostes registrados en su construcción, que cifran en 1.200 millones de euros.

Además, el comunicado del consorcio coincide con la respuesta favorable de la Comisión Europea a la petición de mediación remitida por el grupo integrado, además de por Sacyr, por la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa.

MAS DE DIEZ DIAZ DE NEGOCIACION.

Este consorcio y la Autoridad del Canal de Panamá llevan negociando una solución que garantice la continuidad de las obras desde el pasado 7 de enero, un días después del encuentro celebrado entre la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

Desde entonces sólo ha trascendido el importe de los adelantos que ambas partes consideran necesario para seguir adelante con los trabados, de 100 millones de dólares (unos 73 millones de euros) según la APC y de 400 millones de dólares (unos 293 millones de euros), según el consorcio liderado por Sacyr.

Además, este grupo manifestó en una comparecencia de prensa su voluntad de lograr un acuerdo que le permita culminar el emblemático proyecto. “Sacyr no va a abandonar el proyecto, las obras van a continuar y se van a acabar porque no contemplamos otro escenario que el del acuerdo”, declaró el presidente de la compañía, Manuel Manrique, en rueda de prensa durante el viaje que hizo a Madrid el pasado 13 de enero desde Panamá, donde regresó el día siguiente.

De su lado, el administrador del Canal, Jorge Quijano, ha reiterado en numerosas ocasiones que la Autoridad del Canal está capacitada para asumir los trabajos en apenas quince días en caso de que el consorcio abandone el proyecto. De hecho, asegura haber contactado ya con varias empresas y tiene convocada una reunión con Zurich, la aseguradora de la obra, para el martes, 21 de enero.

El consorcio liderado por Sacyr se adjudicó en 2009 por un importe de unos 2.300 millones de euros la construcción del nuevo juego de esclusas del Canal de Panamá. La obra, una de las mayores de ingeniería civil de la historia, presenta actualmente un grado de ejecución del 70% y se prevé que esté lista en el primer semestre de 2015.

Un total de 5.000 personas trabajan en su construcción, si bien Panamá ha denunciado que en las últimas semanas ha bajado la intensidad de los trabajos y el número de trabajadores.

Comentario Gurús:

Alucinante, es decir, que lo que dicen las constructoras es que a partir de hoy van a parar las obras cuando les de la gana. Cómo para seguir negociando con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.