Cortefiel private equity

Cortefiel private equity

En 2005, la OPA sobre Cortefiel por parte de un consorcio de firmas de Private Equity,   formado por PAI, CVC y Permira, marcó uno de los hitos en las adquisiciones apalancada en nuestro país. Sin duda fue una de las “grandes” operaciones protagonizada por el Private Equity en España, en la que se desembolsaron cerca de 1.440 millones de euros por hacerse con la firma de tiendas de ropa.

El caso es que la operación funcionó bien el primer año, donde los private equity ya habían recuperado el capital invertido, con la venta de activos de la compañía y el reparto de dividendos. A partir de ese momento, con la llegada de la ralentización de la economía y la posterior crisis, las cosas empezaron a torcerse y desde entonces Cortefiel no ha dado más que disgustos a sus socios y bancos acreedores.

En 2007, Société Générale, Royal Bank of Scotland, JPMorgan e ING ya tuvieron que lanzar al mercado la primera refinanciación de toda la deuda de Cortefiel. Cerca de 1.385 millones de euros a los que las firmas de private equity tuvieron que aportar cerca de 400 millones (parte de lo que se llevaron) para financiar el plan de crecimiento de la compañía.

A principios de 2009, la compañía, sus socios y la banca, afrontaron de nuevo una nueva reestructuración de la deuda la compañía. En este caso supuso la reestructuración de 1.100 millones de euros de deuda,y entre las condiciones se incluía la recompra por parte de los 3 fondos de 100 millones de euros de la deuda en manos de la banca, con un descuento del 40%. (Lo cual ya nos indica que la situación era más que complicada).

Como no hay dos sin tres, empezamos el 2010 con una nueva vuelta de tuerca. En este caso, se anuncia una ampliación de capital por unos 130 millones de euros, y la cosa se complica bastante ya que parte de la ampliación de capital se realizará vía la conversión de un préstamo que otorgaron los fondos de private equity a la compañía y que ha vencido sin que la compañía lo haya podido pagar.

La situación es complicada, y no sólo para Cortefiel, la gran mayoría de los grandes deals de operaciones apalancadas realizadas entre 2004 y 2007 se encuentran en una situación bastante comprometida para la banca.

El último fiasco sonado en España de las grandes operaciones de private equity, fue la reciente venta por parte de Advent, de la empresa de alquiler de maquinaria Hune. Bueno más que venta, digamos que regalo, con más de 550 millones de deuda la empresa ha sido vendida al equipo directivo por 1 euro. Los principales bancos acreedores, Banesto y el  Bank of Scotland, con una deuda de más de 80 millones cada uno.

Más información en http://twitter.com/gurusblog
También puedes unirte a nuestra red social en Facebook y a nuestra red profesional en Linkedin

  1. Uno se pregunta si muchas de estas operaciones, mas que crear valor, lo que hacen es exprimir una compañía y exponerla a los riesgos de los va y vienes de la economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Lujo duro. A las puertas de la subasta de la década

Christie´s promete hacer historia con el diamante Pink Legacy: una gema de 18,96 quilates con un valor estimado entre treinta y cincuenta millones de dólares.

Comparando las finanzas del FC Barcelona y Real Madrid. Culés tenemos un grave problema

Sorprende la rapidez con la que los dirigentes del F.C. Barcelona han logrado meter las cuentas del club en un rápido deterioro y en una situación más que complicada.

El lujo y los “influencers”

En las conversaciones recurrentes del sector del lujo hay un tema que preocupa a las grandes marcas. Nadie sabe cómo salir bien parado de un escenario en el que se han metido solos. Y todos se preguntan: ¿Sirve tanta exposición digital a las marcas exclusivas? 

Líderes humildes

Gustavo Rivero. Cuando pensamos en las grandes cualidades de los líderes, las…