Si hay una rivalidad encarnizada en el mundo de las finanzas , a la altura de la rivalidad del Real Madrid versus el FC Barcelona en el fútbol, esta es la del análisis técnico versus el análisis fundamental cómo herramientas para seleccionar valores en los que invertir en Bolsa.

Hoy gracias al genial Dilbert hemos dado con la explicación definitiva que va a contentar a ambos bandos o posiblemente enfurecerlos a los dos.

El análisis técnico:

analisis-tecnico-compressor

– Debes comprar siempre una acción cuando su gráfico parezca una ardilla sentada en los hombros de un payaso.

– A esto se le llama análisis técnico.

– Pues no, no voy a hacerlo.

– Bien, porque no funciona si todo el mundo lo hace.

 

El análisis fundamental:

fundamental-compressor

– Puedes batir la rentabilidad media del mercado realizando tus propios análisis de las compañías.

– Entonces, tu crees que cualquier inversor puede batir ell mercado leyendo la misma información.

– Lo que me hace preguntarme porque no lo hace más gente.

– Imagino que por pereza.

omentarios
  1. Añadir que los traders (tecnicos) tienen un inconveniente extra sobre todo a corto plazo que cada vez les limita mas: HFT
    Por otro lado las comisiones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.