Interesante estudio publicado en Nature sobre el impacto en el consumo eléctrico y huella de CO2 que tiene el minado de criptomonedas que viene a confirmar lo que ya se intuye y es que a día de hoy, las criptomonedas no son un sistema de pago o de activo refugio eficiente desde el punto de vista energético y mucho menos ecológicamente sostenible.

A día de hoy existen ya cientos de criptomonedas. El proceso competitivo de añadir bloques en el libro contable de transacciones digitales es tan intensivo a nivel de potencia computacional que requiere de un fuerte consumo de energía para poder ser llevado a cabo.

El estudio a recopilado la energía consumida por cuatro de las principales criptomendas (Bitcoin, Ethereum, Litecoin and Monero) entre enero de 2016 y julio de 2018 y concluye que consumen 17, 7, 7 y 14MJ de energía  respectivamente, para generar $1 de valor equivalente en moneda digital. 

Para poner las cifras en contexto, minar el equivalente a $1 en aluminio, cobre, oro, platino o minerales raros consume 122, 4, 5, 7 y 9MJ de energía respectivamente. Es decir, salvo en el caso de la extracción del aluminio, el criptominado consume más energía que extraer el mismo valor de mercado de oro, platino, cobre o minerales raros. Teniendo en cuenta que los “hasrates” de 3 de las 4 criptomonedas analizadas van al alza es previsible que la ineficiencia energética de las criptomonedas siga incrementándose.

A día de hoy, por ejemplo, cada transacción realizada con Bitcoin requiere la misma cantidad de energía que la que consumen 9 hogares en EEUU en un sólo día. Actualmente sólo el poder computacional de la red que compone Bitcoin es 100.000 veces superior a la potencia computacional de los 500 mayores supercomputadores que existen en el mundo combinados lo que supone un consumo anual de energía que supera los 31 terawatts-hora al año, lo que significa que más de 150 países del mundo consumen anualmente menos energía que la que utiliza la red de Bitcoin para funcionar.

La huella del CO2 de las criptomonedas

El fuerte consumo de energía en el minado de las criptomonedas tiene un claro impacto ecológico. El estudio estima , que en el periodo analizado las cuatro criptomonedas serían responsables de la emisión de entre 3 y 15 millones toneladas de CO2 (la alta variabilidad en las emisiones de CO2) depende del mix de fuentes de generación de energía eléctrica de los países desde los que se están minando las criptomonedas.

¿A que equivalen entre 3-15 millones de toneladas de CO2? Pues teniendo en cuenta que un vuelo Barcelona – Nueva York emite 0,92 toneladas de CO2, serían entre 3 y 15 millones de vuelos transatlánticos BCN-NYC.

Aunque las criptomedas son una solución elegante y probablemente brillante para descentralizar la transmisión de la propiedad, creo que queda claro a la vista de los datos que actualmente no son ni la solución más óptima ni la más eficiente y probablemente a día de hoy no sean ni soluciones viables energéticamente para los usos que se le quieren dar. Otra cosa es que en un futuro próximo,  aparezcan criptomonedas o evoluciones de las actuales criptomonedas  con protocolos de validación más eficientes energéticamente.

omentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Una IA de Google permite diagnosticar el cáncer de mama con una tasa de acierto del 99%

En el caso del diagnóstico realizado sólo bajo el ojo humano la tasa de acierto de una muestra individual con metástasis en ganglio linfático puede ser ta baja como del 38%. La tasa de acierto en la detección de IA de Google es del 99%. 

El creador de Fortnite logra una valoración de 15 mil millones al cerrar una mega ronda

KKR, Kleiner Perkins o Lightspeed Venture Partners, entre otros, han metido $1.250 millones valorando a Epic Games, creador de Fortnite, en $15 mil millones. 

La historia del Bitcoin. De 2008 a 2013

Damos un repaso a los principales acontecimientos que hasta hoy han marcado…