La cervecera Damm ha enviado un burofax al presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, en el que solicita la convocatoria de un nuevo consejo extraordinario de la firma gallega en el que se amplíe la información acerca del estado de las cuentas.

En caso de que Fernández de Sousa no convoque dicho consejo, la cervecera catalana, que posee un 6,18% en la firma gallega, ha advertido que tomará las medidas que considere pertinentes con el fin de forzar esta convocatoria, según informaron a Europa Press en fuentes del grupo cervecero.

El pasado jueves el consejo de administración de Pescanova ya abordó en una sesión extraordinaria su situación financiera, tras presentar preconcurso de acreedores y después de que la propia multinacional reconociese ante la CNMV la existencia de diferencias “significativas” entre su contabilidad y las cifras reales de deuda financiera.

A pesar de que Pescanova remitió un hecho relevante al supervisor de los mercados, en el que afirmaba que el consejo había decidido “por unanimidad” ratificar la “línea de reestructuración de su política financiera”, horas después, los representantes de Luxempart y Grupo Damm, precisaron, a través de otro comunicado a la CNMV, que esa línea de actuación no fue ratificada ni sometida a votación.

Asimismo, este lunes, otro de los miembros del consejo, el representantes de Iberfomento, se dirigió a la CNMV para señalar que se había ausentado de esa reunión extraordinaria sin haber delegado su voto o su representación, de manera que no había ratificado “propuesta alguna de ratificación de la política financiera de la empresa”.

MANTENER LAS LÍNEAS DE FINANCIACIÓN.

Por otra parte, la banca acreedora de Pescanova se ha comprometido a mantener las líneas de financiación a la compañía, tanto a su matriz como a sus filiales, “para que siga operando con normalidad mientras dura el proceso” de renegociación de su deuda, informaron a Europa Press en fuentes financieras.

Este compromiso se ha producido en la reunión mantenida esta tarde entre las principales entidades acreedoras de Pescanova, a la que han asistido representantes de la compañía, con el fin de “avanzar los primeros pasos” para plantear una estrategia común de renegociación de la deuda de la multinacional gallega, que podría alcanzar los 2.500 millones de euros, es decir, unos 1.000 millones de euros por encima de lo que figura en el pasivo auditado.

A este respecto, Pescanova se ha comprometido a tener reformuladas sus cuentas del ejercicio 2012, tal y como le ha solicitado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta semana, indicaron las mismas fuentes.

El ‘steering committee’ o ‘núcleo duro’ de las entidades acreedoras de Pescanova está integrado por las siete que tienen mayor exposición (Novagalicia Banco, Sabadell, Caixabank, Popular, Bankia, Deutsche Bank y Royal Bank of Scotland (RBS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.