GurusBlog

De Podemos a GurusBlog. Propuestas para salir de la crisis

podemos-compressor (2)

Nos piden que analicemos el documento elaborado por los profesores Vicenç Navarro y Juan Torres “Democratizar la economía para salir de la crisis mejorando la equidad, el bienestar y la calidad de vida”  han elaborado para Podemos, documento que sirve de base  del programa económico del partido.

Vaya por delante que el documento, que ha recibido críticas muy duras tendentes a generar alarma, una vez leídas las propuestas económicas que propone, a mi particularmente no me parece insensato, o mejor dicho no me parece más insensato que algunas de las medidas que se han estado aplicando hasta el día de hoy. Adicionalmente el documento me parece además mucho más claro y concreto que la mayoría de los programas económicos de muchos de los otros partidos, lo cuál sin duda es de agradecer.

Por desgracia, cuando hablamos de economía, pienso que estamos más ante un arte que una ciencia. Puede que no haya medida económica mala sobre el papel. Me explico, toda medida económica comporta crear una serie de incentivos y desincentivos, y algunos de esos incentivos y desincentivos creados no son los buscados y acaban siendo perversos. Tanto o más importante que el qué, es el como, el cuando y sobretodo quién lo aplica y si se hace de forma eficiente.

En una visión amplía, toda medida económica debería estar  definida al detalle, no sólo en lo que hay que hacer sino en el cómo, el cuando  y el dónde y debería ser imperativo contemplar una serie de medidas para evitar los incentivos perversos que toda medida puede contemplar.

Un ejemplo muy claro es la reciente reforma tibutaria elaborada por Montoro.La nueva regulación del IRPF contempla que tributaran como ganancias de patrimonio aquellas personas que siendo contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas dejen de serlo por trasladar su residencia fiscal a otro país. El objetivo claro y  a priori bienintencionado de esta propuesta es evitar la evasión fiscal. El incentivo perverso que puede crear es que te puedes cargar todo el ecosistema de startups español.

Hay que ir con mucho cuidado con las propuestas económicas ya que son cómo las pistolas, las carga el diablo y las dispara el hombre.

Entrar a analizar un programa económico es complejo ya que significa tener que analizar todas las posibles derivadas, incentivos y desincentivos que una propuesta económica puede acarrear y lo más importante para poder realizarse un buen análisis habría que poder conocer el cómo, el cuando y el quién aplicaría esa medida. No hacerlo así es quedarnos simplemente en el plano superior de la propuesta en su plano intelectual y para quedarnos en el plano intelectual más que analizar la propuesta del programa económico de Podemos, preferimos partiendo de la base de los puntos que tocan exponeros cuáles son las propuestas económicas que nosotros creemos que deberíamos tocar.

Obviamente el ejercicio no tiene otro objetivo o pretensión que invitar al debate y creemos que esto puede ser ya de por si mismo suficientemente enriquecedor.

¿Hacia dónde vamos?

Los más de 30 años de democracia en España han traído a nuestro país una era de prosperidad que nunca jamás habíamos vivido. Coincido, sin embargo con Podemos, que hoy el sistema está roto. No tanto porque no haya resultado válido en el pasado, sino porque lo que sirvió hace 30 años no tiene porque servir hoy en día. Tampoco se trata de tirarlo todo por la borda pero se han creado una serie de inercias que han potenciado una serie de incentivos económicos no deseados que han impactado de forma severa en los últimos años y que la crisis nos ha mostrado con toda crudeza.  Si algo de bueno tienen las crisis es que pueden ser una oportunidad, una oportunidad para cambiar lo que no funcionan y una base de cambio para impulsar el progreso en los próximos 30 años. No hay recetas mágicas, pero si deberíamos definir problemas y objetivos a los que aspiramos.

En primer lugar creo que se debería hacer un ejercicio de repensar de nuevo que servicios queremos que preste el Estado. Creo que en los últimos 30 años se ha ido perdiendo está visión que estaba relativamente acotada en los años 70 y 80 donde los recursos eran más escasos y con la inercia hemos ido creando un monstruo fuera de control que se ha pensado que sirve para todo.

Presupuesto base cero, repensemos que queremos del Estado, para que sirve y que servicios debería prestar. O cómo se suele decir “Keep it Simple Stupid”. Para mi hay cuarto servicios básicos que deben ser prestados de forma universal y gratuita por el Estado. Son los servicios de primera necesidad, los básicos, los que garantizan que los españoles tengamos la posibilidad de tener una igualdad de oportunidades y precisamente por ser de primera necesidad creo que se necesita un servicio público de calidad que sirva además de ancla los precios de estos servicios en manos sólo de la iniciativa privada se disparan.

Cómo ejemplo podéis leer: “¿Eres partidario de privatizar la sanidad. Mejor que antes leas esto?

Para mi los cuatro servicios básicos a prestar con calidad por el Estado y de forma cuasi gratuita o gratuita para la gente con rentas básicas son:

1- Justicia.

2- Sanidad.

3- Educación.

4- Seguridad.

Después además será necesario que estos cuatro servicios sean gestionados de forma eficiente y se deberían crear los incentivos necesarios para que así sea, cosa que igual hoy no sucede. El coste de estos servicios gestionados con eficiencia desde la iniciativa pública será siempre muy inferior al coste social y real que tendrían a largo plazo si estuvieran gestionado completamente por la iniciativa privada.

Por cierto tampoco sirven las externalizaciones que se están practicando bajo la bandera de reducir costes. En un país donde impera la política de amiguetes ya se está demostrando que esta externalización de estos servicios públicos está costando bastante más dinero que si se hubieran seguido prestando de forma pública.

 

Democracia y corrupción. 

Para que el Estado pueda ser gestionado con eficiencia y prestando un buen servicio a los ciudadanos es vital garantizar una democracia y un control de la gestión efectiva. En los años 70 para garantizar la supervivencia de unos partidos políticos que nacieron débiles se optó por establecer un sistema electoral de listas cerradas. El problema es que este sistema de listas cerradas con el paso de los años ha dotado de tal fuerza a los partidos que ha provocado que se elimine cualquier tipo de iniciativa individual o la creación de una sociedad civil fuerte y participativa.

Los partidos imponen un pensamiento único, donde se fomenta la fidealidad sobre los méritos individuales, donde se crea un sistema cerrado y blindado en la que la participación del ciudadano queda reducida a despositar un voto cada cuatro años y en donde se fuerza el alejamiento de los políticos de las personas. Es imperativo a mi parecer establecer un sistema de listas abiertas, donde pese más la persona que el partido, y donde sea posible que dentro de un mismo partido existan posiciones discrepantes.

Los políticos deben tener claro que han sido elegidos por  sus electores no a sus partidos.

Igualmente y para evitar la corrupción es imperativo tener un Tribunal de Cuentas que no sea una charlotada como lo es hasta ahora. Debería crearse de cero un Tribunal de Cuentas o si lo quieres llamar mejor una especie de equipo de élite  independiente que tenga capacidad no sólo de auditar cualquier gasto público sino también se le dote de la capacidad de poder actuar de forma directa y efectiva  cómo una especie de fiscalía especial. De nada sirve tener un Tribunal de Cuentas si los informes que realiza quedan guardados en un cajón.

Igualmente es vital fomentar la transparencia al máximo nivel. Todo contrato, todo gasto público,  debería estar publicado en internet a nivel de factura para que pueda ser revisado por cualquier ciudadano. El no tener puesto a disposición pública una factura o contrato pasado un tiempo determinado debería comportar de forma inmediata duras sanciones al responsable político de dicho gasto.

Y por último hay que acabar con el esperpento de los nombramientos políticos en los órganos judiciales. ¿Pero que es esto de que los miembros del CGPJ los nombren los partidos políticos? En cualquier puesto judicial sólo se debería poder acceder por oposición y no por nombramiento digital.

Estas cuatro medidas podrían ser suficientes para sentar las bases de una regeneración democrática.

 

Globalización, Euro y Deuda

Continuar Leyendo:

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

13 comentarios

  1.    Responder

    Xavier Sala recomienda estas medidas para salir de la crisis:

    1. Promesa inmediata de que se convergirá hacia la unión fiscal y cuando ésta esté formada, se crearán eurobonos en el futuro. Pienso que la creación de eurobonos inmediatamente es una mala idea si no hay antes una unión fiscal porque los eurobonos permitirían a los países indisciplinados de la periferia pedir prestado a intereses que no le corresponden. Los eurobonos permitirían a los países de la periferia pedir prestado a tipos inferiores, cosa que aliviaría el problema hoy pero plantaría las semillas de la próxima recesión si no se impone disciplina fiscal antes de que se emitan bonos para el conjunto de la eurozona.

    2. Los activos del sistema financiero, sobre todo el español, deben ser valorados inmediatamente por auditores independientes. Los encargados de esta tarea hasta el momento (el Banco de España) ha perdido la credibilidad internacional y por lo tanto la tarea debe ser encargada a terceros independientes. Sin el conocimiento exacto del valor del capital actual de los bancos, no se sabe cuanto capital extra necesitan y nadie va a querer hacer negocios con ellos. Hasta que no sepamos el valor real de esos activos (y por lo tanto el valor real de esos agujeros), nadie, ni el sector privado, ni el sector público, ni los bancos europeos, ni los clientes, ni nadie va a confiar en los bancos y los bancos solventes (PORQUÉ EN ESPAÑA TAMBIÉN HAY BANCOS SOLVENTES) que podrían estar haciendo negocio y financiado la recuperación se encuentran atrapados sin hacer nada. Hay que separar lo bueno (que lo hay) de lo malo. Dejar que lo bueno empiece a funcionar y pensar en cómo arreglar lo malo.

    3. Abandonar inmediatamente la política de fusiones. Cuando se fusiona un banco pequeño con un agujero de 100 con otro banco pequeño con un agujero de 200, se obtiene un banco mediano con un agujero de 300 y no un banco sin agujeros. Y si para no dejar quebrar bancos se utiliza el argumento de que son demasiado grandes (“too big to fail”), ¡las fusiones solamente agravan el problema ya que están creando bancos todavía más grandes! De hecho, si en lugar de fusionarla con Caja Madrid se hubiera dejado quebrar a Bancaja, no hubiera pasado absolutamente nada y hoy día no tendríamos el problema de Bankia. Una vez se fusionan esas dos instituciones (y les añades 5 cajas más y lo rocías todo con avales y dinero público), se obtiene un monstruo demasiado grande que es “too big to fail”. El principal problema financiero de España no era que había demasiados bancos (aunque había demasiados bancos). Por lo tanto, las fusiones no son la solución. Al contrario, se han convertido en parte del problema.

    4. Creación de un Fondo de Rescate EUROPEO para los bancos. Una vez cometido el error de no dejar quebrar a los bancos insolventes (que hubiera sido mi solución preferida) y una vez constatado que el capital privado no quiere saber nada de ellos (al menos hasta que se sepa la dimensión del agujero), Europa debería separar claramente lo que es el déficit fiscal estructural del estado de lo que es el dinero que se utilizará para rescatar bancos. Existe un círculo vicioso negativo entre deuda pública y deuda bancaria: los bancos españoles están hasta las cejas de deuda pública española (por lo que si el gobierno español quiebra, también lo hacen sus bancos) y el gobierno ha prometido el rescate de bancos (por lo que si los bancos quiebran, arrastran al gobierno a la quiebra). Es imperativo romper este circulo vicioso y para que eso ocurra, se debe crear un fondo europeo. O bien se permite que se usen los fondos de rescate para países que ya existen (el EFSF), o los que están a punto de ser creados (como el ESM, pendiente de aprobación por el parlamento alemán) o se crean fondos nuevos para que COMPREN a los bancos arruinados y los vendan una vez saneados. Esto quiere decir que el poder Español va a perder control sobre su sistema financiero. A cambio, España no va a quebrar y no va a tener que ser rescatada como Grecia, Irlanda o Portugal. Europa (Alemania) tiene que ver si le sale más a cuenta rescatar a los bancos españoles que sean insolventes o dejar que sea el gobierno español quien haga la faena, cosa que implicará la quiebra del gobierno Español por falta de dinero, y tener que rescatar a todo el gobierno de España.

    5. El Banco Central Europeo (BCE) tiene que crear mecanismos creíbles y permanentes de compra de deuda pública directamente (para ello habría que cambiar la constitución) para rebajar las primas de riesgo que amenazan con convertir a países solventes pero faltos de liquidez (España o Italia) en países insolventes (Grecia) cada vez que a los mercados les entra pánico. Es importante que la prima de riesgo se rebaje hasta niveles que reflejen el riesgo de España en relación a Alemania. Y por lo tanto es importante eliminar la parte de la prima de riesgo que aparece simplemente por culpa de los pánicos de los mercados que pueden desencadenar en profecías autorrealizadas.

    6. El BCE debe garantizar la liquidez de todos los bancos de la eurozona y despejar así la posibilidad de que se creen corralitos. Los rumores sobre corralitos fomentan el miedo de la ciudadanía que cada vez tiene menos interés en tener su dinero depositado en los bancos.

    7. Creación de un Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) a nivel europeo para dar confianza a todos los depositantes de que su dinero está asegurado. Esto es especialmente recomendable cuando gobiernos como el español utilizan el dinero del FDG para operaciones que no se corresponden con su objetivo y amenazan con hacer desaparecer el dinero del seguro de depósitos. Es imperativo que todos los ciudadanos europeos sepan que sus depósitos bancarios hasta 100.000 euros están asegurados y como eso no se puede hacer a nivel de España, que se haga a nivel de Europa.

    Déficit Público

    El segundo gran problema de Europa es el del déficit público de los países de la periferia. Para eliminar ese flujo de déficit que, año tras año, hace que suba la deuda pública, los países de la eurozona firmaron el “fiscal compact” que les obligaba a reducir sus déficits al 3% del PIB el año 2013 y se trazó un camino para llegar a esa meta que pasaba por el déficit de 5,3% en el 2012 para España. La disciplina fiscal es necesaria en el largo plazo pero no hay que olvidar que subir impuestos y rebajar gasto público en medio de una crisis, agrava todavía más la crisis ((ver lo que argumentaba yo en el año 2000 sobre la ciclicalidad del déficit y la conveniencia de subir impuestos en medio de una recesión). La teoría económica recomienda mantener déficits durante las recesiones y mantener superávits durante los booms de manera que, en promedio, las cuentas del estado cuadren. En este apartado, creo que se deben hacer dos cosas.

    8. Posponer los objetivos fiscales uno o dos años. Darse cuenta de que si uno mira las tablas de la ley escritas por Dios y reveladas mágicamente a Moisés, no aparece ni el número 3 ni el número 2013. Es decir, los objetivos de déficit no están escritos en piedra ni están inspirados por Dios. Están escritos por el hombre y por lo tanto están sujetos a cambio. Y, además, están escritos en un momento en que parecía que Europa se recuperaba de la crisis del 2008 y no en un momento en que se hunde en la crisis de 2012. La virtud fiscal y la disciplina del sector público son buenas y el objetivo debe seguir siendo el déficit cero, en promedio. Claramente, no se deben volver a repetir los despilfarros públicos del pasado (Aves por todas partes, aeropuertos sin aviones, piscinas municipales en cada pueblo, etc) y los ciudadanos deben entender que los ingresos fiscales de 2006-2008 eran artificialmente altos y se debían a la burbuja y por lo tanto, las promesas que se hicieron entonces no se van a cumplir. Dicho esto, pasarse haciendo recortes excesivos y excesivamente rápido empeorará la situación macroeconómica y puede acabar generando un remolino que arrastre a todo el país hacia la ruina.

    9. Priorizar el crecimiento. Ya he dicho España y el resto de la periferia europea debe tener disciplina fiscal, aunque aun ritmo quizá distinto del que lleva ahora. A la hora de mantener disciplina, hay que escoger los impuestos de manera que fomenten el crecimiento y NO los que hagan ganar votos. Por ejemplo, anunciar el aumento del IRPF (argumentando que eso perjudicaba más a los ricos que a los pobres) antes de las elecciones andaluzas para no perder votos de centroizquierda fue un error.

    10. Copiar a los mejores. Los recortes no deben ser generalizados sino focalizados. No tiene sentido recortar por igual a los eficientes y a los ineficientes. En este sentido, existe una enorme variabilidad en la eficiencia con la que operan, por ejemplo, hospitales, escuelas, universidades o juzgados. En lugar de obligarles a todos por igual, se deberían crear evaluadores externos y, una vez evaluados todos los centros, obligar a los más ineficientes a operar como les más eficientes. Si un hospital de Girona es capaz de realizar sus tareas con X euros por paciente para tratar una enfermedad determinada, se deberá premiar a ese hospital y exigir a todos los demás que sobrevivan con el mismo dinero. Esa es la manera de recortar. De ese modo nadie podrá argumentar que los recortes eliminan derechos o servicios y todos los hospitales serán más eficientes.

    11. Rediseñar el estado desde cero. A la hora de hacer recortes es útil tener las prioridades claras. Una manera de establecer prioridades a la hora de recortar es preguntarse constantemente qué haríamos si volviéramos a crear el estado desde cero. Es decir, en lugar de tomar como punto de partida lo que ya existe y preguntarse qué recortar, tendríamos que tomar CERO como punto de partida y preguntarnos si HOY crearíamos la institución pública, el ministerio o la partida que estamos considerando. Por ejemplo, si hoy diseñáramos un estado desde cero, seguro que no incluiríamos una empresa pública de correos: la existencia de email, sms y whatsapp para enviar mensajes, facebook para enviar recuerdos de viajes (en lugar de postales), burofaxes para enviar documentos, mensajeros para enviar paquetes, ¿qué sentido tiene tener correos? Otro ejemplo, hoy que en España hay autonomías, ¿crearíamos las diputaciones si empezáramos desde cero? Si hoy volviéramos a empezar, ¿subsidiaríamos la producción de electricidad? ¿Por qué subsidiamos la electricidad y en cambio ponemos impuestos extravagantes sobre la gasolina? ¿Por qué subsidiamos las medicinas y no los alimentos? ¿Por qué no hacemos pagar a los usuarios de las autovías y sí a los usuarios del tren? En lugar de recortar todos los sectores por igual, hay que eliminar todo aquello que no crearíamos (o los crearíamos de forma distinta) si hoy empezáramos desde cero y mantendríamos lo demás.

    Crecimiento Económico

    El problema de fondo, el real, el grande, de la periferia europea es la falta de crecimiento. Si España e Italia estuvieran creciendo al 5% nadie hablaría de déficit, ni de deuda, ni de primas de riesgo, ni de rescates bancarios. La pregunta es: ¿por qué no crece la periferia? En parte por razones de ciclo (la explosión de la burbuja ha hecho desaparecer a un sector entero de la economía -la construcción- y no es fácil adaptar a todo esos trabajadores a otros sectores) y en parte por razones de largo plazo (España ha ido perdiendo competitividad a través de los años y la burbuja conllevó una complacencia que impidió que empresas, trabajadores y gobiernos hicieran las reformas legales, normativas, educacionales y mentales para enfrentarse a un nuevo mundo donde 4.000 millones de asiáticos de repente competían en los mismos sectores con unos costes descomunalmente inferiores y una productividad mucho más alta).

    Para tratar los problemas cíclicos, los economistas hablamos de tres tipos de políticas: la fiscal, la monetaria (la suma de políticas fiscal y monetaria se llama política de demanda) y la de oferta. La fiscal ha desaparecido del mapa por culpa de la austeridad (más o menos flexible). Me temo que cuando el Presidente de Francia, François Hollande, habla de política de crecimiento se refiere a “estímulos fiscales”. Yo no. Pienso que lo máximo que podemos pedir de la política fiscal es la flexibilización de las fechas en las que hay que cumplir la austeridad, pero no hay sitio para los estímulos fiscales ahora. Nadie va a prestar dinero en condiciones razonables para practicar la expansión fiscal por lo que la primera de las tres políticas no está disponible. Pero quedan las otras dos.

    Crecimiento a través de la política monetaria

    12. Reducción de los tipos de interés. Hay poco margen para reducir tipos pero todavía lo hay. Los tipos están en el 1% y en la próxima reunión del BCE (Junio) los tipos de interés deben reducirse al 0,5% y a final de año al 0,25%.

    13. El valor del euro debe bajar de manera progresiva pero segura. Cuando la demanda interna desaparece (en España las familias endeudadas no consumen, las empresas no invierten, el gobierno practica la austeridad), uno tiene que buscar la demanda externa o las exportaciones. Para fomentar las exportaciones fuera del euro, el precio del euro tiene que bajar. Hace un año el euro se cotizaba a 1,45 dólares. Hasta hace poco se mantenía cerca de 1,3 dólares. La semana pasada estuvo cerca de 1,25. A estos niveles, Alemania puede vender fácilmente fuera de Europa. La periferia no. El euro debe bajar hasta alcanzar al menos la parida. 1 euro=1 dólar. Sí, ya sé que aquellos que pensaban que el euro era un instrumento para humillar a los americanos y demostrarles que nosotros la tenemos más grande les dolerá perder la paridad. Pero no es momento de amamantar egos monetarios sino de salir de la crisis y para ello se necesita la paridad.

    14. Alemania debe aceptar una inflación superior. Además de fomentar las exportaciones fuera de la eurozona, hay que fomentar las exportaciones de la periferia al centro de la eurozona. Dada la imposibilidad de depreciar el tipo de cambio NOMINAL euro español o italiano en relación al alemán (dado que son el mismo euro), se debe depreciar el tipo de cambio REAL. Para ello los precios en Alemania deben subir más que en España o Italia y el diferencial debe ser grande. Si la inflación en Alemania es solo del 2% anual, el diferencial con España o Italia no puede ser muy grande a no ser que los países de la periferia sufran una deflación. Hay que decir que los alemanes YA han aceptado tener inflación, pero no estoy seguro que hayan entendido el problema. Pasar del 2% al 3% no arreglará mucho. Hay que tener más inflación en el centro.

    15. La periferia debe aceptar reducciones de precios y salarios. La contrapartida a la inflación alemana es, lógicamente, la deflación de España e Italia. La combinación de estos dos factores debe eliminar el diferencial de competitividad que se ha disparado durante la última década.

    16. Devaluación Fiscal: aumento del IVA y reducción de las cotizaciones sociales del trabajo. Otra manera de encarecer los productos alemanes en relación a los españoles es lo que se llama una “devaluación fiscal”. Consiste en reducir las cotizaciones del trabajo en España. Dado que eso solo lo pagan los productos españoles, esa estrategia reduciría los costes de los productos españoles. Para no perder recaudación fiscal, esa política tendría que venir acompañada de un aumento del IVA: el IVA español es un impuesto que pagan tanto los productos españoles que se venden en España como los productos alemanes que se venden en España. No lo pagan los productos españoles que se venden fuera. Por lo tanto, la combinación de una reducción de las cotizaciones laborales y aumento del IVA encarecería los productos Alemanes y abarataría los españoles y ayudaría de este modo a fomentar la exportación y la demanda para salir de la crisis. Este es un ejemplo de diseño de política impositiva para fomentar el crecimiento y no para ganar elecciones que he mencionado en un apartado anterior.

    Crecimiento a través de la política de oferta o productividad

    La baja productividad de las empresas y los trabajadores españoles es una de las causas que impide la recuperación a largo plazo de la economía. Las exportaciones españolas subieron después de la crisis, pero éstas se concentraron en unas pocas empresas grandes e hiperproductivas (Zaras, Mangos, Abertis, Telefónicas, etc). La mayoría de empresas españolas son incapaces de exportar por falta de productividad y falta de innovación. Empresas y gobiernos tienen que fomentar el retorno de la productividad.

    En este sentido, las medidas que van a tener un efecto más inmediato tienen que ser implementadas con más urgencia, pero sin olvidar las que van a tardar más tiempo en dar resultados. Al fin y al cabo, la crisis tiene ya 5 años de vida. Si se hubieran llevado a cabo las reformas que van a tardar 5 años en dar resultado, hoy ya se estarían viendo los frutos!

    17. Regulación que fomente el crecimiento. Da la impresión que la regulación se ha hecho para poner barreras a unos mercados malignos que perjudicaban a los ciudadanos. De este modo se han introducido barreras que impiden la creación de riqueza y puestos de trabajo. La regulación debe ser inteligente y no debe ser pensada para ir “contra nadie” sino a favor de la creación de riqueza. El vergonzoso puesto que ocupa España en los ránkings “doing business” del Banco Mundial o de “competitividad global” del World Economic Forum son solo una demostración de que la regulación en España no ha sido tomada en serio. Un ejemplo: la regulación que restringe la instalación de antenas de telefonía móvil cuando nos encontramos en medio de la revolución tecnológica celular parece una regulación hecha para por los dinosaurios. La regulación buena se debe mantener. La otra debe ser eliminada.

    18. Eliminar las barreras a la competencia. Una parte importante de la regulación que existe en España es de carácter proteccionista y en beneficio de grupos con mucha fuerza política para limitar su competencia. Por ejemplo, el pequeño comercio tiene un poder político descomunal y obliga a que haya unos horarios comerciales rígidos que impiden a los comercios que desean abrir los domingos que lo hagan. Una parte importante de ese negocio no se traspasa al lunes. Por ejemplo, los turistas que vienen a pasar el fin de semana, o compran el domingo o no compran. Esas normativas deben desaparecer.

    19. Meritocracia. Mucho se ha hablado de la reforma laboral, de los contratos, de los convenios, de los despidos. Mucho menos se ha hablado de otros aspectos igual o más importantes del mercado laboral. Para incentivar la eficiencia, debe haber premios a la eficiencia y castigos a la ineficiencia. Eso quiere decir que se debe jugar con los salarios para incentivar el buen funcionamiento de las empresas. En España, las empresas basan demasiado sus sistemas salariales en la antigüedad y demasiado poco en la eficiencia. La antigüedad y la experiencia son un valor y deben seguir contando. Pero no al precio de no poner ningún tipo de atención en la eficiencia.

    20. Fomento de la Movilidad Laboral. En un mundo cambiante, los trabajadores no pueden estar estáticos. Se debe fomentar la movilidad laboral no sólo entre regiones o países sino también entre sectores. Una parte de la inmovilidad laboral es difícil de eliminar (diferentes lenguas en la UE limitan la movilidad interregional). Otra parte se debe a barreras legales (títulos universitarios, requisitos y papeleos). Otra parte es mental. Estas dos últimas se deben eliminar.

    21. Inversiones productivas en la periferia financiadas por el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Otra forma aumentar la demanda en la periferia es volver a la tradición europea de los fondos estructurales e invertir dinero europeo en España, Italia o Portugal. De esa manera existe un flujo de dinero que va del centro a la periferia y se crea una demanda instantánea en la periferia que sufre la crisis. El tema clave aquí es que las infraestructuras deben ser verdaderamente productivas y deben generar crecimiento a largo plazo además de demanda a corto (por eso pongo esta propuesta como parte de las políticas de oferta y no de demanda). Los aves sin pasajeros, las autopistas sin coches y los areopuertos sin aviones no deben volver. Especial énfasis debe ser puesto en infraestructuras tecnológicas y de fomento de la investigación y no tanto en la construcción. La construcción debe reducir su tamaño y no se deben mantener vivos a unos zombies que deben desaparecer.

    22. Sistema financiero no bancario. La explosión de la burbuja y la desaparición del crédito bancario ha demostrado que el sistema financiero de la periferia dependía demasiado de unos bancos que, a su vez, ponían demasiados huevos en la cesta de la construcción. Un sistema financiero demasiado dependiente de la banca es un sistema financiero incapaz de financiar a los jóvenes innovadores con ideas rompedoras que, por el riesgo que comportan, los bancos tradicionales nunca van a financiar. La financiación de innovación de alto riesgo es una asignatura pendiente que hay que fomentar de manera inmediata.

    23. Educación. El sistema educativo es el gran fracaso de nuestra sociedad y requiere no una reforma sino una revolución. Nuestros padres nos prometieron que si estudiábamos lo que nos decía el maestro y hacíamos los deberes, al final triunfaríamos. Nosotros no podemos decir lo mismo a nuestros hijos: aunque hagan las cosas bien y se esfuercen, quizá no van a trabajar. Y no lo van a hacer porque el sistema educativo es arcaico y no se ha adaptado ni a las nuevas tecnologías, ni a las nuevas realidades sociales (como las redes, wikipedia, Google, o la aparición de 4.000 millones de asiáticos dispuestos a competir con nosotros). El sistema educativo sigue uniformizando a los estudiantes, sigue matando la curiosidad innata de los niños y sigue sin fomentar la excelencia que sí fomenta el sistema deportivo.

    EURO

    La situación política en Grecia se ha complicado y parece que los partidos que firmaron el pacto de estabilidad con la eurozona (Nueva Democracia y Pasok) pierden apoyos ante los partidos extremistas y antieuropeos. Las encuestas dan como ganadora a la extrema izquierda (Syriza). Europa debe prepararse ante la posibilidad real de que Grecia decida irse del euro. Ya he explicado que creo que eso no daría unos resultados tan buenos como muchos piensan (un gobierno con una máquina de imprimir drakmas y un déficit del 10%, utilizaría la máquina para pagar facturas, cosa que llevaría a la hiperinflación), pero si los griegos se quieren ir, las autoridades europeas deben estar preparadas para dos cosas: primero, si Grecia se va, no va a pagar sus deudas y eso va a tener consecuencias financieras sobre bancos alemanes, franceses y del resto de la eurozona. Y segundo, una vez se abre la puerta del euro, no se sabe cuanta gente puede salir y los pánicos financieros pueden contagiarse por el resto de la periferia obligando a otros países a abandonar la moneda única. En este sentido, hay dos medidas que hay que tomar.

    24. Garantizar que la salida de Grecia será amistosa. Es decir, que los europeos la van a ayudar y no la van a castigar todavía más. Hay que recordar que la experiencia de la primera guerra mundial que destruyó el último experimento de “moneda única europea” que existió en Europa, cuando el imperio austrohúngaro se desintegró en muchos países (Alemania, Austria, Hungría, Yugoslavia, etc) y cada uno de ellos adoptó su propia moneda. Los vencedores castigaron a los perdedores obligándoles a pagar los costes de la guerra. Éstos utilizaron la máquina de imprimir para pagar sus gastos y crearon las grandes hiperinflaciones de los años 20. Algunos historiadores argumentan que fueron precisamente esas hiperinflaciones las que dieron lugar al surgimiento del nazismo, la subida al poder de Hitler y la segunda guerra mundial. Una salida desordenada de Grecia sería catastrófica.

    25. Cortafuegos entre Grecia e Italia. El BCE y los líderes de la eurozona deben garantizar que por la puerta del euro solo saldrá Grecia y que harán todo lo posible para evitar que la salida de Grecia desate ataques especulativos contra España, Portugal e Italia. Esos cortafuegos van a costar dinero y la Eurozona debe garantizar que lo va a poner. Una nueva falta de determinación política en estos momentos puede representar el final catastrófico del euro.

  2.    Responder

    Me gustaría que me dieseis vuestra opinión sobre si detrás de toda privatización, no se espera ante una caída de beneficios el paraguas del estado, por ejemplo como las autopistas, castor.

  3.    Responder

    Después de todo lo que se ha visto y oído por ahí sobre el programa de Podemos, se agradece un artículo con el que, si bien en algunos puntos no estoy de acuerdo, se realiza un estudio decente, argumentado y veraz de la postura económica del partido. Enhorabuena!!

  4.    Responder

    Muy bueno el articulo, claro hay que cambiar cosas y dejar lo que funcione, también soy partidaria de votar on line lo más importante …eso si seria democracia y hoy en dia se puede…jiji…si si…Sobretodo la casta debe eliminarse como la caspa…Chus!!

  5.    Responder

    En primer lugar. enhorabuena por el artículo. Totalmente necesarios estos artículos que invitan al debate y a pensar en qué queremos. Sin embargo, debo mostrar mi desacuerdo con algunos puntos:
    – Listas abiertas: en un sistema de democracia representativa de millones de habitantes las listas abiertas pierden en mi opinión su sentido. yo personalmente me veo incapaz de conocer a los más de 300 candidatos de cada partido, su historial, cualificación, etc. y creo que correríamos el riesgo de convetir las elecciones en una carrera de marketing (aun más, ya que tendríamos campañas personalistas en lugar de partidistas). Si serían útiles para que la gente pudiera vetar a aquellos que, por ejemplo, estén imputados, pero creo que habría que buscar otros mecanismos más útiles.
    – Independencia de la justicia, y aun más del tribunal de cuentas. La idea es perfecta, pero ¿cómo? ¿quién nombraría a ese grupo de expertos? este es el problema.
    – Transparencia: ¿todos y cada uno de los gastos y facturas de todos y cada uno de los cargos públicos? irrealizable. Cuando se habla de trasparencia muchas veces escucho que es necesario que todos los contratos públicos se conozcan… y se conocen!!! pero quién se lee los boletines del estado y de las autonomías? y de que sirve, si las comisiones y amaños obviamente no aparecen ni en pliegos ni en adjudicaciones…

    en mi humilde opinión voy a resumir tres puntos que creo que hacen falta, simplemente desde el punto de vista de la corrupción y el reciente desatino político:
    – hace falta mucho, muchísimo más control. Control sobre los que toman las decisiones. Control sobre los que los controlan. Mecanismos de control sobre las personas que los rodean.
    – responsabilidad. Los cargos de responsabilidad deben ser eso, responsables, y el desconocimiento no exime de la responsabilidad. Si yo nombro a alguien y ese alguien roba, es su culpa, y la mía.
    – compromiso; basta ya de programas que solo son papel mojado. Un partido debe comprometerse con los ciudadanos. Los ciudadanos no votamos personas, sino programas (o al menos así debería ser). Y por tanto, el partido debe tener un compromiso con el programa. Y si no se va a cumplir (porque no se puede, por herencia recibida, por los mercados, porque llegan los marcianos, etc.) tendrán que volver a consultar si se apoyan los cambios. Debería haber un programa de exigido cumplimiento, con al menos un número de puntos que sí o sí han de cumplirse, con métricas claras, y con plazos, de modo que en caso de incumplimiento como mínimo el gobierno elegido para desarrollar ese programa debería someterse a una moción de confianza pero no ante el parlamento, sino ante los ciudadanos.

  6.    Responder

    Me gusto este articulo, es una propuesta simple de entender, si lográsemos que la mayoría de la gente aceptase, que aveces hay que regresar a las cosas simples, para resolver problemas complejos, seguro tendríamos soluciones mas duraderas y eficientes a los problemas cotidianos.

    Por cierto, pusiste la siguiente frase: “Si algo de bueno tienen las crisis es que pueden ser una oportunidad, una oportunidad para cambiar lo que no funcionan y una base de cambio para impulsar el progreso en los próximos 30 años.”, para mi es muy clara en lo que quiere decir, pero hay gente que las interpreta como que hay que cambiarlo todo, porque nada funciona, y eso entraña uno de los peligros mas grandes, yo pienso que antes de cambiar nada, debemos hacer una revisión de lo que NO queremos cambiar, lo que SI esta funcionando y así no correr el riesgo de retroceder, eso hacen las sociedades avanzadas para desarrollarse, osea no hacen REVOLUCIONES, simplemente EVOLUCIONAN. Es simple.

    Saludos

    1.    Responder

      No con esa frase no me refería que hay que cambiarlo todo, por principio cuantas menos cosas se cambien menos complejo será tener éxito, para mi cambiando 4 o 5 cosas puede ser suficiente al menos en una fase inicial y los grandes cambios mejor irlos haciendo de forma escalonada

  7.    Responder

    Seguridad? Quieres decir DEFENSA, no? Porqué manipulas tu (también) el lenguaje?

    1.    Responder

      Como bien indica Juan he puesto la palabra Seguridad pq básicamente estaba pensando en fuerzas policiales y de emergencia como pueden ser los bomberos.

      Sobre lo de querer decir Defensa y lo de la manipulación de verdad que me he perdido y no se ha que te refieres.

    2.    Responder

      Mas bien creo que habla de las fuerzas policiales, para la seguridad ciudadana vs otros ciudadanos, no para la defensa del estado contra amenazas exteriores. No ha sido una manipulacion sino una malainterpretacion tuya, donde seguramente tengas algun interes propio.

  8.    Responder

    El panorama para mí, con 25 años recién cumplidos y cotizando, no parece muy esperanzador. Habrá que irse fuera desgraciadamente, no me apetece estar abajo en el esquema de Ponzi.

  9.    Responder

    Una defecto muy claro de los políticos actuales es el cortoplacismo: se ha abandonado la educación y la I+D+i, bases de un futuro mejor. Si pensamos que vamos a competir solo con el lomo(bajada de salarios), vamos listos. Es necesario también usar el coco, ofreciendo a todo trabajador una mejora intelectual por muy pocos estudios que se tenga o por muy mayor que se sea.

  10.    Responder

    Excelente articulo. Enhorabuena.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR