tipos interes

La razón por la que se deberían haber aumentado los tipos de interés y por la que, al no hacerlo, deberían subirse lo antes posible, no es porque la economía pueda soportarlo sino, más bien, porque le vendría bien la subida.

Teniendo en cuenta los mecanismos de transmisión siguientes, voy a analizar los efectos que una subida de tipos puede traer a la economía.

• El efecto renta: Unos tipos de interés más altos implican mayores rentas para los ahorradores y mayores gastos financieros para los prestatarios. En los hogares, en concreto, los activos que generan intereses a corto plazo superan con creces a los pasivos que pagan intereses a tipo variable, por lo que una subida de los tipos de interés a corto plazo mejoraría las rentas y, por tanto, la demanda agregada.

• El efecto precio: Unos tipos de interés más altos premian el ahorro y penalizan el endeudamiento. En teoría, subir los tipos de interés animaría a las familias a ahorrar más y a consumir menos y llevaría a los negocios a abandonar aquellos proyectos de inversión incapaces de generar unos flujos de caja que justifiquen el mayor coste de los intereses. Unos tipos de interés más altos también podrían limitar el número de familias con acceso a una hipoteca, lastrando el mercado inmobiliario. Todo esto podría reducir la demanda en la economía.

El efecto riqueza: El valor de un activo suele estar determinado por el valor descontado de los flujos de caja futuros que producirá. Unos tipos de interés más altos incrementan el descuento, lo que podría reducir la riqueza y, por lo tanto, el consumo, por un efecto riqueza negativo.

El efecto tipo de cambio: Los flujos de capital a corto plazo son importantes para determinar el tipo de cambio. En teoría, los operadores de divisas prefieren aparcar su dinero en las divisas con el tipo de interés interbancario a un día más alto. En este sentido, unos tipos de interés más altos podrían aumentar la demanda de dólares estadounidenses, lo que se traduciría en un tipo de cambio más elevado que, a su vez, frenaría las exportaciones y ralentizaría la economía.

• El efecto expectativas: Cuando un banco central empieza a aumentar sus tipos de interés y deja claro que tiene intención de continuar aumentándolos gradualmente, los hogares y los negocios se ven incentivados a endeudarse antes de que los tipos de interés suban aún más, lo que fomenta el consumo y la inversión.

• El efecto confianza: El que un banco central aumente sus tipos de interés desde niveles bajos suele interpretarse como una muestra de confianza en la economía, lo que puede estimular el gasto de consumidores y negocios. Por el contrario, cuando los tipos de interés aumentan desde un nivel elevado, puede interpretarse como una medida para combatir la inflación y podría llevar al sector privado a recortar su gasto ante el previsible deterioro del crecimiento futuro.

Los tipos de interés desempeñan un papel fundamental en la asignación de recursos en la economía.Unos tipos de interés artificialmente bajos fomentan una asignación inadecuada del crédito.

El factor más importante es que a la economía le vendría bien reactivar la demanda. Los efectos positivos sobre las rentas, la riqueza, la confianza y las expectativas solo se verían contrarrestados levemente por los efectos negativos sobre los precios, por lo que las primeras subidas de tipos estimularían la demanda.

  1. En tu explicación “unos tipos de interés más altos podrían aumentar la demanda de dólares estadounidenses” imagino que te refieres a los tipos en US, o al diferencial que exista entre USD y EUR, no?

  2. Buenas tardes!En primer lugar agradecerte el post.
    Me parece un tema muy interesante, me gustaría añadir que no solo debemos recordar la teoría sino también recordar los cambios que hubo en la historia para poder saber lo que pasará en el futuro. Como dijo Napoleón Bonaparte “Aquel que no conoce la historia, está condenado a repetirla”.

  3. Pero estamos en el 2015, pensaba que este tipo de analisis ya estaban fuera de lugar despues de la crisis del 2007…
    Se me escapa algo, o los adictos a la teoria no pueden renovarse.
    Siento ser tan directo, pero mi no entender analisis que no se sujetan a la realidad.

    1. El ejemplo lo tenemos en Japón. 20 años estimulando la demanda y la demanda no se estimula. Bajar los tipos de interés tiene un efecto sobre la demanda cuando están en otros niveles, no en 0. Entonces bajarlos si estimula la demanda. Llegados a este puntos creamos el incentivo a no endeudarnos por el medio a que suban los tipos y por eso los Bancos Centrales tienen que mandar la señal de que no los subirán y que mantienen los tipos a cero. Es un círculo vicioso del que es imposible salir. ¿Por qué no sube tipos EE.UU cuando su economía está mejorando día tras día?

      Los tipos negativos hacen que se destruya el capitalismo, porque la idea del capitalismo es buscar la rentabilidad de los recursos y eso a día de hoy no se produce. Los bancos cada vez ven reducidos sus márgenes de intermediación porque no obtienen nada por los créditos, el crédito no fluye, la rentabilidad de los depósitos está bajando en consecuencia para maximizar ese margen. En definitiva, dada esta situación es difícil que la demanda se estimule.

  4. Los economistas son científicos hasta el momento en que sacan conclusiones, luego se convierten en pitonisos.

    Me guardo ese artículo hasta que la FED aumente tipos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…