GurusBlog

Defectos del sistema financiero

sistema-financiero-compressor

Si alguien se pregunta por qué hemos llegado a esta brutal crisis económica-financiera; yo diría más financiera que económica, seguro que muchos encontraríamos el origen en el propio sistema financiero que hemos creado.

¿Qué defectos tiene el sistema financiero actual?

1º- Todos estaremos de acuerdo que una de las razones que nos llevaron a la burbuja y su estallido fue la pésima evaluación del riesgo hipotecario por parte de la banca. Y digo de la banca, y no meto a los que pidieron crédito irreflexivamente, porque se supone que es quien tienen que poner límites y exigencias al que pide prestado.

Voy a indicar una serie de cuestiones que tiene que tener en cuenta un banco a la hora de conceder préstamo y que no se han valorado en el pasado:

A) Edad del que pide prestado: no es lo mismo pedir un préstamo a los 25 años que a los 45 años.Dados los actuales cambios que se están dando en el mercado laboral y que llevan a la expulsión a muchos trabajadores a edades de 50-55 años, nos hace pensar que proponer préstamos a más de 30 años es asumir un riesgo no solo para el que pide prestado sino incluso para sus sucesores.

B) Relacionar el tiempo trabajado con el ahorro acumulado para realizar una entrada importante al comprar el inmueble. Analizar el tiempo que una persona ha estado en el mercado de trabajo y ver lo que ha conseguido ahorrar en ese tiempo es un signo que nos puede servir para estimar qué cuota mensual realmente puede pagar esa persona.

C) Tipo de contrato que tiene el prestatario: categoría, salario, sector en el que trabaja.

D) Patrimonio preexistente a fecha de la compra del inmueble por parte del prestatario.

E) Estado civil y número de hijos que se tienen.

F) Capital máximo que debe prestar un banco: aquí es verdaderamente donde cometieron el gran error los bancos. Prestar más allá del 100% del valor de tasación es ya asumir un riesgo altísimo con independencia del cliente que pida el préstamo.

Hoy está muy de moda solicitar la dación en pago, pero esto no seria necesario si simplemente se limitara el importe del préstamo por ejemplo al 60% del valor de tasación del inmueble.Nos estaríamos cubriendo de una posible caída del precio de la vivienda y sería muy fácil liquidar los inmuebles sin que nadie quedara marcado para toda la vida.

Ya sé que muchos diréis que la actividad de la construcción y el crédito bancario hubiese sido mucho menor. Hubiese sido simplemente el que nos podíamos permitir y no se habría creado una demanda inmobiliaria ficticia, o mejor dicho insolvente.

¿No conocen a ningún joven que a pesar de haber estado trabajando más de 5 años se presentaba a pedir un préstamo hipotecario sin nada ahorrado y con la idea de pagar de repente 700€/mes de cuota hipotecaria además de pretender vivir en pareja, y no digamos ya si con idea de tener hijos?

2º- La falta de responsabilidad de los directivos bancarios gracias a la existencia de un Estado que cubrirá sus errores y tropelías.El tema de la responsabilidad de banqueros y políticos es realmente el origen de la actual crisis económica.
Si uno puede poner en riesgo de quiebra al Estado o al banco y sus decisiones las toma sin ningún tipo de responsabilidad, lo normal es que se tomen decisiones sin una adecuada meditación de las posibles consecuencias de la misma.No es normal tener un enorme poder con una mínima o nula responsabilidad.

3º- La facilidad que da el BCE para conceder crédito a la banca a tipos muy bajos, lo cual hace que la banca se despreocupe por tratar de ser rigurosos a la hora de casar plazos de activo con pasivo.
La creencia de que una abundante liquidez conduce a un aumento del crecimiento económico ha sido rota ante la evidencia de que incluso no ha creado ni siquiera inflación. Esa liquidez ha ido a parar a los mercados de bonos y renta variable, con lo cual en vez de inflación de bienes y servicios se ha producido una burbuja en la renta fija y renta variable.

Como consecuencia de estos defectos tanto las cajas como los bancos no se les puede considerar entidades privadas en sí mismas y se discute si es necesario una banca pública o si es posible una banca privada de verdad que asuma sus propios riesgos de quiebra.

Resulta inexplicable cómo entidades como Bankia pueden seguir existiendo dentro de nuestro sistema financiero después de cometer sus directivos tantas irregularidades, por no decir estafas.
Y esto es más inexplicable si tenemos en cuenta que las entidades financieras basan su negocio en la credibilidad, en la confianza.

Es mejor tener una economía que crezca de forma sostenida a un 1% que otra que provoque crecimientos temporales del 4% con otros de decrecimientos del 3%.

¿Qué sistema financiero debemos tener para no favorecer crisis o desequilibrios económicos?

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

3 comentarios

  1.    Responder

    Hay que reformar la arquitectura financiera internacional. Es preciso corregir estos defectos graves si pretendemos lograr un modelo financiero que asegure el estado del bienestar.

  2.    Responder

    En mi opinión no es el el BCE el que da dinero a los bancos… de dónde saca el BCE todo ese dinero? ahí está de todos nosotros que somos los que al final pagamos el pato. Es que no aprendemos…

  3.    Responder

    Posiblemente como propone Jesus Huerta de Soto, separar el negocio de depositos del de prestar dinero y respaldo final del oro.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies