GurusBlog

Cuenta atrás para la deuda del Deportivo

deportivo coruña

El pasado 8 de Noviembre el Deportivo de la Coruña presentó un  preconcurso de acreedores. Se trata de un supuesto de la ley mercantil española que otorga un período de tres meses  para que el deudor trate de llegar a un acuerdo para la  refinanciación de su deuda, que, en caso de no lograrse, llevaría necesariamente al club gallego a la situación definitiva de Concurso.

A diferencia de lo que sucedía hasta este año, en el que se ha modificado la ley, el Concurso no protegerá al club de bajar a segunda división si los resultados deportivos así lo determinan, aunque sí habrá protegido a sus administradores, ya que si lo hubiera solicitado alguno de los acreedores del club, el Concurso habría tenido caracter de necesario, en lugar de voluntario, como ahora.

Según lo anunciado ayer por su Presidente, Cesar Augusto Lendoiro, parece que el club no se va a dar ni siquiera los tres meses que contempla la ley para abrazar la protección concursal frente a sus acreedores.

Como suele ser habitual cuando hablamos de las finanzas de los clubes de fútbol españoles, no es nada fácil tener acceso a las cuentas anuales del Deportivo de la Coruña, por lo menos a las más recientes. De hecho, parece que las cifras del Deportivo sólo se distribuyen a aquellos  socios que lo solicitan por escrito y no siempre se han presentado a tiempo en el Registro Mercantil. Por ello, hemos de basar nuestro análisis en información recopilada en diversos medios.

Dicen los que si han tenido acceso a la memoria de la temporada 2010/2011, que los auditores parecían no confiar demasiado en que las cifras allí recogidas reflejaran debidamente la realidad económica del club,  a tenor de lo indicado en su informe.

En primer lugar, parece que no se les había facilitado información significativa sobre las deudas con hacienda y, en segundo, que en la elaboración de las mismas parecían  incumplirse numerosos principios contables , que en caso de corregirse resultarían en un claro empeoramiento de la realidad económica que, a través de las mismas, transmitían los gestores del club. Como resultado de lo anterior, los auditores, ya en la segunda mitad de 2011, expresaban dudas sobre si el Deportivo podría seguir en funcionamiento como empresa.

En el siguiente cuadro mostramos un resumen de las cifras del pasivo y los fondos propios del Deportivo de la Coruña, presentadas por sus gestores,  para los años 2009 y 2010,  y según los comentarios recogidos en  diversos medios para las de 2011. Según las mismas, el club debe a las entidades financieras unos 35 millones de euros y una cantidad similar a la hacienda pública, aunque diversos comentaristas han especulado con que la cifra que el club debe a la agencia tributaria sea en realidad mucho mayor.

Balance Deportivo de la Coruña

Pasivo Deportivo

Según esas mismas cuentas, el Depor tendría unos fondos propios  de cerca de 19 millones de euros, pero que podrían ser muy inferiores si restamos  los 18 millones de euros que los gestores  contabilizan en su activo,  por el mero hecho de el equipo se encuentre en primera,  y el importe  diversas concesiones administrativas.  Dos contabilizaciones estas, que muchos consideran altamente discutibles.

Las cifras de balance, adelantadas por el equipo gestor para la temporada 2011/2012,  presentadas en la reciente junta, reflejan unos niveles de deuda, con entidades financieras y hacienda,  casi idénticas a las que conocíamos  de la 2010/2011, según la tabla anterior. Además, el resultado, una vez más, es ligeramente positivo y cercano a cero, como ‘casualmente’ lo fue en las tres temporadas anteriores.

Si nos fijamos en la cuenta de resultados presentada a continuación,  que hemos construido con información de diversas fuentes externas , vemos que el Deportivo, según las cuentas que habrían presentado sus gestores,  tiene gastos anuales superiores a los ingresos, dando lugar a un resultado ordinario negativo, aunque inferior a las amortizaciones de su plantilla, por lo que cabe suponer que sus operaciones podrían generar algo de caja, siempre según las cuentas de los gestores.

Cuenta Resultados Deportivo de la Coruña

P&G Deportivo

Ello, unido a la entrada de efectivo por la venta de jugadores, le habría permitido al Depor rebajar en 22 millones de euros sus deudas con  bancos,  proveedores y acreedores a corto, en los dos últimos años, según vemos en  el primer cuadro,  mientras mantenía casi invariable una deuda total de 34 millones de euros con hacienda,  un organismo que, según afirma Lendoiro,  le habría dado la puntilla que le obligó a presentar el preconcurso, no sólo por no haber aceptado su propuesta de pagar la deuda en 10 años, sino al haberle embargado al club el último cobro de los derechos de retransmisión televisiva de sus partidos.

Y es que parece que la Agencia Tributaria se puede haber cansado ya de ser la última en cobrar de los clubes de fútbol y de que, por ello.   los medios de comununicación le afeen su conducta,  por lo que algunos consideran un trato de favor que resulta indefendible en un momento de crisis como el actual.

Precisamente, se dice que para que hacienda no embargue igualmente la cantidad que por dicho concepto tiene que recibir el equipo en Enero  2013,  y el Deportivo pueda contar con algo de efectivo para abonar lo que adeuda, entre otros,  a su propia plantilla y cuerpo técnico,   es por lo que al parecer el club  no habría esperado a que transcurriera el plazo  de tres meses que otorga la ley concursal y se haya acogido ya  al concurso de acreedores.

Es pronto para anticipar todas las consecuencias que pueden derivarse de esta nueva situación, aunque no es descartable que se le plantee a los acreedores una quita sobre las cantidades que les debe el club, como la que planteó y obtuvo el Real Zaragoza  hace ahora un año, y que se elevó a un tercio de los 150 millones que adeudaba el club maño antes de entrar situación concursal.

Si además, debido a los malos resultados deportivos,  o por incapacidad de hacer frente a sus pagos, el Depor volviera a segunda, vería aún más mermados sus ingresos por derechos televisivos y por venta de entradas y abonos, viendo reducida, como consecuencia, su capacidad de devolver lo que debe.

En esta situación, no hay que olvidar que después de varias temporadas vendiendo a sus jugadores más codiciados y con muchos de los futbolistas de la plantilla actual jugando en calidad de cedidos, la capacidad del Depor de generar caja por este camino está ya muy limitada. En esta situación, no muy distinta, por desgracia,  a la que viven otros clubes españoles, la única solución a corto plazo parece ser la entrada de dinero fresco en un club que ya demostró de lo que era capaz en el terreno de juego en la primera mitad de los años 90.

Más difícil, sin embargo,  puede ser el convencer a los inversores de que es una buena idea poner su dinero en un club de fútbol, si lo que quieren es obtener un rendimiento económico razonable, aunque ya algunos,  como los Glazer en el Manchester United, parece que no están lejos de lograrlo.

 

Alfredo Gatius es autor junto con Josep María Huch del libro  Barça y Real Madrid. Compitiendo por liderar el negocio del fútbol, publicado por Lid Editorial y que podéis encontrar en las principales librerías y también de  en la tienda de Amazon.

 

Otras lecturas que te pueden interesar:

¿Está el Valencia CF en vías de ser nacionalizado?

Analizando la deuda del Atlético de Madrid

Real Zaragoza. Otro Club contra las cuerdas 

La UEFA veta al Málaga para jugar competiciones Europeas

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies