des-compressor

Tal y como publiqué en mi pasado artículo ¿Por qué la Desigualdad daña el Crecimiento?, es lógico pensar que una enorme desigualdad merma el crecimiento de una nación porque los más extremadamente ricos a partir de un umbral (aunque sea muy elevado) ya no invierten en tejido productivo ni consumen, sino que ahorran los excesos (sólo si estas situaciones generasen parón económico tendría sentido el impuesto del patrimonio, en otro caso es injusto en mi opinión volver a gravar un patrimonio que ya tributó cuando se generó). Mientras que si dichos excesos estuvieran más razonablemente repartidos seguramente generarían economía. No obstante hay más motivos. Los altos niveles de desigualdad afectan directa e indirectamente a los determinantes del crecimiento a través de sus efectos sobre la inversión, el capital humano, la fecundidad y otras variables que distorsionan el potencial de la economía.

El extremo contrario también es negativo para el crecimiento, prueba de ello son los resultados de las economías planificadas. Nadie crearía empresas, sólo el Estado, y los resultados a la vista están. Los altos niveles de redistribución y tributación asociados afectan el crecimiento al desincentivar a los agentes económicos de realizar actividades productivas, limitar la acumulación de capital productivo, restringir la inversión debido a los altos niveles de tributación y evitar que las personas se apropien de las ganancias de sus actividades productivas.

Como bien sabemos la desigualdad se mide con el coeficiente de Gini, en una escala de 0 a 1 donde 0 representa la igualdad perfecta y 1 que todos los ingresos de una sociedad son de un solo individuo.

Dado que tanto la excesiva igualdad como la alta desigualdad dañan el crecimiento, tiene sentido pensar que haya una Tasa Óptima de Desigualdad (TOD) tal y como muestra este gráfico:

desigualdad

Por eso me ha parecido interesante adjuntaros este reciente estudio de la UNAM: ¿Existe una Tasa Óptima de Desigualdad?

El informe establece dicha TOD en un coeficiente de Gini del 0,39. Si os fijáis en el ranking mundial de Gini que os adunto esa tasa equivale aproximadamente a la de Portugal. En dicho ranking podéis ver que el país más equitativo es Suecia con 0,23 y el más desigual Namibia con casi 0,71. España tiene 0,32, Estados Unidos 0,45 y Colombia 0,58.

No voy a discutir que la TOD esté en 0,39, pero lo que sí está claro (al margen del crecimiento) es que los países escandinavos lideran siempre los rankings de calidad de vida y felicidad. Por lo que viendo donde están estos países en la clasificación, en mi opinión desde un punto de vista más humano parece lógico pensar que una tasa óptima esté en el entorno de 0,26.

desigualdad-paises-compressor

Gustavo Rivero

Linkedin.com/in/griverog

omentarios
  1. Muchísima razón y es una lucha de día a día, a las mujeres nos cuesta hacer todo el doble, y si eres una mujer con hijos el trabajo es doble, llevar una casa y un trabajo [compaginando la vida laboral con la profesional][1]. Gracias.

    > “Vivimos en un mundo injusto donde
    > unos tienen mucho y otros muy poco y
    > hay que intentar conseguir la
    > igualdad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…