desigualdades económicas

En tiempos de crisis las desigualdades económicas siempre son, aún más, amplias y llamativos que en momentos de cierta economía sostenible en el tiempo.

La viñeta de hoy, de Erlich, nos quiere descubrir esa doble visión. Para los que pueden ver las situaciones desde un buen punto de vista social, y los que no, teniendo más dificultades para ver el vaso.

Allí donde ustedes ven el vasio medio vacío yo veo el vaso medio lleno de Whisky de fina malta escocesa añejado cincuenta años.

Digan lo que digan, en tiempo de crisis es donde más se notan las diferencias entre los que, tienen y derrochan, y los que ni siquiera tienen.


  1. La desigualdad es uno de las grandes secuelas de la crisis económica. El reparto de los esfuerzos para salir de la depresión ha sido dispar entre los trabajadores. España sale mal parada en casi todos los estudios sobre la desigualdad. La crisis ha acentuado este problema social y económico. El último informe de la OCDE, el club de los países más ricos del mundo, difundido ayer muestra como entre 2010 y 2014, los empleados españoles con los sueldos más bajos sufrieron el mayor recorte salarial de entre todos los países de la OCDE, solo por detrás de los trabajadores peor pagados de Portugal.

  2. Si echamos un vistazo en profundidad a los éxitos supuestamente causados por las emociones del buen rollo nos encontramos que los factores claves del desarrollo profesional nada tienen que ver con el pensar bien sino con dos comportamientos muy concretos: definir objetivos claros, motivadores y ajustados al perfil personal y/o competencial (en sentido amplio) de cada uno; y la dedicación, el esfuerzo y la resistencia a la frustración adquiridas en las experiencias educativas y vitales, y no en ejercicios positivistas de un día para otro.

  3. Es una combinación en la que se junten una perspectiva optimista pero de forma realista, que suele formar parte de las mentes pesimista. Parece lógico, se trata de vivir con ilusión positiva pero con los pies en la tierra. Se trata de ver el vaso con agua pero sabiendo que si no lo cuidamos se puede acabar derramando.

Responder a Luis Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

La humildad es muy rentable

Gustavo Rivero. Hace un par semanas, tuve el privilegio de reencontrarme y…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…

Ray Dalio. Los recientes movimientos de la Economía y el Mercado en perspectiva

Para a los que os guste la Economía y los Mercados damos…

El poder de la autoestima

Buscan pequeñas victorias. Éstas construyen nuevos receptores de andrógenos en las áreas del cerebro responsables de la recompensa y la motivación.