En lo que llevamos de año se han procesado unos once millones de transferencias inmediatas. Parecen muchas, pero no lo son, sobre todo si ponemos la cifra en perspectiva. Esos once millones de órdenes solo suponen el 0,74% del total de las operaciones registradas por Iberpay en 2018 y están muy lejos de los 400 millones de transferencias ordinarias que se han realizado durante el mismo período.

Su lento avance (el día de su estreno solo tres bancos permitían hacerlas), la escasa publicidad que han recibido, el hecho de que su importe esté limitado a 15.000 euros y el precio han provocado que su despegue no haya sido el que hubiésemos podido esperar de una iniciativa tan revolucionaria, creen los expertos del comparador de productos financieros HelpMyCash.com. Y es que este tipo de transferencias permiten enviar dinero de una cuenta a otra en un máximo de 10 segundos, independientemente de cuándo se hagan (el servicio está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana).

Pibank se une a las transferencias inmediatas y ya son 16 bancos

Pibank, marca online perteneciente a Banco Pichincha, ha sido la última entidad en incorporar las transferencias inmediatas a su operativa. Lo anunció el pasado 22 de septiembre a través de su cuenta de Twitter.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Con esta última incorporación ya son 15 los bancos que permiten tanto enviar como recibir dinero de forma inmediata, además del grupo Caja Rural (formado por muchas marcas). Si sumamos el número de bancos que de momento solo permiten recibirlas, la cuenta aumenta.

¿Estamos dispuestos a pagar por enviar dinero en 10 segundos?

No todos los clientes están dispuestos a pagar una tasa por utilizar este servicio. Afortunadamente, son varios los bancos que ofrecen las transferencias inmediatas gratis, aunque a veces con ciertas limitaciones.

Los que obligan al cliente a abonar una comisión, esta se mueve entre los 90 céntimos y los cuatro euros, salvo en CaixaBank, que cobra un 0,60% con un mínimo de ocho euros.

¿Son útiles las transferencias inmediatas?

Las posibilidades para el usuario son muchas, sobre todo porque con este servicio no hace falta calcular cuándo llegará la transferencia y nos podemos olvidar de los días inhábiles. Se puede abonar el alquiler en el último momento, pagar la matrícula de un curso el último día sin temor a que la transferencia tarde varias jornadas en llegar, pagar a un amigo y que este reciba el dinero al instante, etc. Eso sí, como de momento no todos los bancos pueden procesar este tipo de transferencias, el servicio tiene limitaciones. Solo podrás emitir transferencias inmediatas si tu banco se ha sumado al esquema SEPA Instant Credit Transfer y ya permite realizarlas y solo, también, si el banco al que envías el dinero permite recibirlas.

El nuevo esquema de medios de pago se pensó como un sistema voluntario. Los participantes pueden registrarse solo como receptores o como receptores y emisores. Muchos, aunque se han incorporado al servicio en su versión completa, necesitan aún adaptar sus sistemas y realizar cambios en su operativa para poder procesar estos pagos en tiempo real. De ahí que haya bancos que aún no permitan emitirlas, aunque sí procesarlas, como ING: “Aunque sí nos hemos suscrito a la recepción y abono de transferencias inmediatas, estamos aún en fase de implementación. Esperamos poder empezar a ofrecer este servicio en un corto plazo”, informaba la entidad por Twitter en febrero.

Bizum, ¿una alternativa real?

También hay otros servicios que permiten emitir transferencias gratis que llegan al momento, como Bizum, pero este tiene muchas limitaciones. Por ejemplo, solo se puede enviar dinero a cuentas vinculadas a números de teléfono y solo se puede asociar una cuenta por número, así que, para empezar, no podremos enviarnos dinero al instante a nosotros mismos (de una cuenta a otra) con este servicio si solo tenemos un número de móvil operativo. También cabe la posibilidad de que queramos pagar de forma instantánea a un amigo o familiar, pero que justo la cuenta en la que quiere recibir el dinero no esté vinculada a Bizum.

Además, si las transferencias inmediatas están limitadas a 15.000 euros por operación, en Bizum el techo es aún menor: de 1.000 euros. De ahí que este servicio esté más enfocado en los pequeños pagos entre amigos y familiares (saldar las cuentas de un viaje, pagar una parte de la cena, abonar la parte proporcional de un regalo, etc.). Eso sí, Bizum es gratis (al menos, hoy por hoy) y las transferencias inmediatas no siempre lo son.

  1. Ya he leído muchos posts acerca de este tema y me pregunto de dónde sale la fuente de información, porque existen muchos otros bancos con transferencias inmediatas.
    Por ejemplo, bunq.

  2. Las cuentas de Ibercaja no reciben todavía transferencias inmediatas, pueden contrastar la información en cualquier oficina.

  3. Para ciertos casos pueden ser realmente útiles las transferencias inmediatas y se agradece que cada vez más bancos dispongan de esta posibilidad, sobre todo por aquellos en cuyo caso esta acción es gratuita.

  4. Buenos días, gracias por el post, la verdad es que para nosotros es una información muy útil para poderla trasladar a nuestros clientes en el momento de efctuar cualquier pago.
    Saludos!

  5. Este tipo de movimientos debería ser inmediato obligatoriamente. Parece que los bancos obvian (cuando les interesa) los avances tecnológicos que ha habido en los últimos 20 años.
    El retardo, aunque bien puede suponerles cambios en sus sistemas, no tiene justificación desde el punto de vista contable ni de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Si Amazon Bank abriese sus puertas, ¿te harías cliente?

Amazon Bank podría ser una realidad más pronto que tarde. ¿Te atreverías a hacerte cliente?

Financiar nuestro coche con el concesionario puede resultarnos más caro de lo que creemos

En el 55% de los casos financiar un coche en un concesionario es más caro que con un préstamo de un banco.

El Supremo ahorra a la banca devolver una media de 1.700 euros por hipotecado

Cada hipotecado podría reclamar la devolución de unos 1.638 euros de media.