draghi-ela-compressor

El dinero depositado por los bancos de la zona euro en el BCE en el arranque del año 2016 sumaba un total de 212.415 millones de euros, una cifra un 8,3% superior a la del cierre de 2015 y la más elevada desde el 15 de enero de 2013.

Según los datos del BCE, durante el mes de diciembre los bancos de la zona euro depositaron una media diaria de 176.715 millones de euros en la ‘hucha’ del banco central, a pesar de que desde el pasado 9 de diciembre el instituto emisor grava con una tasa del 0,30% esta liquidez.

De este modo, los bancos de la eurozona ‘aparcaron’ durante diciembre más dinero en la facilidad de depósito del BCE que en el mes de noviembre, cuando la media diaria fue de 174.467 millones de euros, aunque entonces el interés aplicado era del -0,20%.

Si bien en el primer día en que el BCE comenzó a cobrar un 0,30% a las entidades por la liquidez depositada este volumen descendió un 14,3%, a medida que se acercaba el cierre del año los bancos fueron incrementando gradualmente los fondos guardados en la ‘hucha’ del banco central.

El BCE empezó a aplicar un interés negativo a su facilidad de depósito en junio de 2014, cuando rebajó la tasa, que permanecía a cero desde julio de 2012, hasta el -0,10%. Posteriormente, en septiembre de 2014, el BCE decidió encarecer aún más el uso de la facilidad de depósito al recortar la tasa al -0,20%, donde permaneció hasta el 9 de diciembre.

No obstante, el efecto disuasorio de esta tasa negativa ha ido diluyéndose gradualmente, puesto que en la primera ocasión en la que el BCE cobró a los bancos por dejar ‘aparcado’ su dinero en la entidad, el 11 de junio de 2014, el uso de la facilidad de depósito cayó un 65,2% de un día para otro, mientras que el día que entró en vigor la tasa del -0,20%, el 11 de septiembre de 2014, el dinero depositado disminuyó un 40,7% respecto al día anterior.

El uso de la facilidad de depósito por parte de las entidades europeas se incrementó notablemente durante el pasado mes de julio, coincidiendo con los momentos de mayor incertidumbre sobre Grecia, y el movimiento volvió a repetirse puntualmente en agosto en paralelo a las turbulencias bursátiles en China y los primeros síntomas de problemas en los mercados emergentes.

Posteriormente, el recurso a la ‘hucha’ del BCE se había mantenido en niveles cercanos a sus máximos desde enero de 2013, llegando a situarse en 191.355 millones el pasado 12 de noviembre.

Durante la reciente crisis financiera, los bancos de la zona euro preferían depositar en la ‘hucha’ del BCE su liquidez sobrante en vez de prestarla a otras entidades. Así, el 5 de marzo de 2012 la facilidad de depósito del BCE llegó a alcanzar un récord de 827.534 millones de euros después de la segunda mega inyección de liquidez de instituto emisor.

Comentario Gurús:

Pues nada, ya veis para que sirve la QE de Draghi, para que el BCE imprima miles de millones compre bonos y los bancos aparquen el dinero en el balance del Banco Central.

  1. Yo veo una increible falta de confianza de los bancos una vez reestablecida la politica de riesgos que se derribo al principio de la crisis. Eso se resolveria con unas buenas primas a los banqueros… ya vendra ya…

  2. El presidente del Banco Central Europeo anunció que prolongará el programa de compra de deuda que desde marzo del año pasado inunda de liquidez los mercados. De momento, lo amplía hasta diciembre del 2017, nueve meses más de lo previsto, aunque el volumen mensual de compras se reducirá de 80.000 a 60.000 millones de euros a partir de abril. Pese al recorte, se trata de una inyección adicional de más de medio billón de euros. 540.000 millones, en concreto.

    Y eso de momento. Porque Draghi dejó claro en su comparecencia que no cierra la puerta a nuevas prórrogas, o incluso a aumentar la cuantía mensual del plan de estímulo, si la economía no responde al plan de choque: «En caso de que los pronósticos sean menos favorables o las condiciones de financiación no se ajusten al objetivo de inflación, el BCE tiene la intención de ampliar el programa de compra de deuda tanto en términos de tamaño como de duración», aseguró.

    De momento, si el calendario y las cifras se ajustan a lo que ayer aprobó el consejo de gobierno del Banco Central Europeo -el de ayer fue el tercer gran ajuste en apenas año y medio-, la entidad habrá inyectado cerca de 2,3 billones de euros para reanimar la economía europea. El equivalente a la riqueza que se genera en Francia en un año o en España en dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…